Pemex contra Brufau: impugnará su exclusión y exige un consejero delegado
  1. Economía
ADVIERTE A SACYR SOBRE LAS CONSECUENCIAS DE ROMPER EL PACTO DE SINDICACIÓN

Pemex contra Brufau: impugnará su exclusión y exige un consejero delegado

Pemex va a mantener vivo el legado de Luis del Rivero. La petrolera mexicana no está dispuesta a ceder ni un ápice para resolver la situación

Foto: Pemex contra Brufau: impugnará su exclusión y exige un consejero delegado
Pemex contra Brufau: impugnará su exclusión y exige un consejero delegado

Pemex va a mantener vivo el legado de Luis del Rivero. La petrolera mexicana no está dispuesta a ceder ni un ápice para resolver la situación generada por el cambio en la presidencia de Sacyr Vallehermoso. La empresa pública latinoamericana impugnará este martes el acta del último consejo de administración de Repsol y exigirá a Manuel Manrique todo tipo de daños y perjuicios si decide romper el pacto de sindicación.

El nuevo presidente de la constructora ha jugado a dos bandas en sus apenas 24 horas oficiales como máximo ejecutivo de Sacyr tras traicionar a Del Rivero. Por una parte, nada más acabar el consejo de la empresa española llamó a Juan José Suárez Coppel, director general de Pemex, para asegurarle que la alianza seguía en pie pese al relevo en la presidencia.

Al día siguiente se vio con Antonio Brufau para reconducir las relaciones con Repsol, un encuentro calificado oficialmente como “provechoso y cordial”. Extraoficialmente se asegura que le comunicó que tratará de romper el pacto con Pemex, primera exigencia del presidente de la petrolera española, tal y como se aprobó en el consejo de administración del pasado 28 de septiembre.

Ese día, con el apoyo de todos los independientes y de La Caixa, se propusieron varios cambios en el reglamento del consejo y modificar el Gobierno Corporativo de Repsol. El objetivo de ambas medidas es expulsar a Pemex y a Sacyr del consejo por considerarlos competidores, acción por la que la mexicana y Sacyr anunciaron que impugnarían el acta del consejo.

Este documento será entregado a todos los accionistas el martes, un día antes de la nueva reunión del máximo órgano de gestión de Repsol. Según fuentes oficiales de Pemex, lo primero que hará será denunciar lo acordado en ese consejo ante los tribunales.  La empresa estatal también está preparando una acción social de responsabilidad contra Brufau y Luis Suárez de Lezo, el otro consejero ejecutivo del grupo energético español, por si fuera necesario.

Al mismo tiempo, Pemex exigirá a Sacyr todo tipo de “daños y perjuicios” si decide romper el pacto de sindicación. Sostienen que el acuerdo no era solo con Del Rivero, sino con la compañía, como demuestra que el consejo de la constructora aprobó por unanimidad (19 votos a favor por cero en contra)  la alianza. Además, añaden que Manrique participó de las conversaciones y que el acuerdo se hizo por diez años, como muestra de que era un asunto de largo plazo.

Una aseveración que no coincide con lo que Sacyr explicó cuando se desveló el acuerdo. Según la versión oficial, las negociaciones habían sido conducidas por Del Rivero, Loureda, el cofundador del grupo, y Salvador Font, el responsable de energía. Manrique había estado al margen.

Brufau puede ceder

Fuentes próximas a Pemex explican que “Abelló y Carceller no han medido bien donde se han metido ni lo que han hecho. La ruptura les puede costar muchos millones de euros”.  La petrolera mexicana no está dispuesta a ceder ni un milímetro con Sacyr y solo está dispuesta a suscribir cualquier acuerdo amistoso auspiciado con La Caixa.

Como adelantó El Confidencial el pasado jueves, la caja catalana y Coppel han mantenido continuas conversaciones en el último mes para acercar posturas y conseguir el nombramiento de un consejero delegado en Repsol. Isidro Fainé apopa esta iniciativa, a la que Brufau se oponía hasta la semana pasada. Ahora que ya no está Del Rivero, el presidente de Repsol podría dar un paso atrás y aceptar la designación de un primer ejecutivo.

No hay que olvidar que Pemex y Sacyr cuestionaron la gestión de la petrolera española al señalar a finales de agosto que Repsol “no está valorada adecuadamente” y que se comprometían a adoptar las medidas tendentes a que el mercado reconozca su “verdadero potencial”.

Antonio Brufau Pemex