Sacyr se alía con la mexicana Pemex para controlar hasta el 29,8% de Repsol
  1. Economía
NUEVO NÚCLEO DURO DE LA PETROLERA

Sacyr se alía con la mexicana Pemex para controlar hasta el 29,8% de Repsol

Sacyr ha estado trabajando en verano. La constructora presidida por Luis del Rivero acaba de anunciar un acuerdo con la petrolera mexicana Pemex, propietaria del 4,8%

Foto: Sacyr se alía con la mexicana Pemex para controlar hasta el 29,8% de Repsol
Sacyr se alía con la mexicana Pemex para controlar hasta el 29,8% de Repsol

El nombramiento de un consejero delegado podría incidir de manera determinante en el reparto de poder en Repsol. Sobre todo en lo que afecta a Antonio Brufau, que vería seriamente recortadas sus competencias como presidente ejecutivo en detrimento del nuevo número dos, cargo que el directivo catalán eliminó en 2005 tras acabar con la anterior estructura de mando que formaron Alfonso Cortina y Ramón Blanco durante años.

Acuerdo para diez años

Según la nota oficial difundida esta tarde, la decisión viene motivada porque ambos grupos comparten una visión común en la que, entre otras cosas, destacan que hay que “mejorar la coordinación y obtención de sinergias de las participadas relevantes” y “consideran que Repsol no está valorada adecuadamente”.

Pemex y Sacyr están dispuestos a “fomentar la adopción por la compañía de medidas tendentes a que el mercado reconozca su verdadero potencial”, en lo que parece una crítica indirecta a la actual dirección. En paralelo, ambos accionistas resaltan que Repsol se debe mantener como una "compañía de bandera española, independiente y líder en el sector energético ibero-latinoamericano".

En el marco del pacto, los socios han acordado no incrementar su participación agregada para que no supere el porcentaje máximo del 30% a partir del cual deben lanzar una OPA sobre el 100%. En el supuesto de que un tercero formulara una oferta sobre la totalidad del capital, ambos socios estudiarían la opción de formular otra competidora conjunta o bien de vender sus respectivas participaciones.

Ambas partes se han comprometido también a no vender o a disponer total o parcialmente de su participación en Repsol durante un periodo de tres años, salvo si cualquiera de los instrumentos de cobertura contratados para el mantenimiento de la participación en Repsol así lo exigiera.

El acuerdo, con diez años de vigencia, se prorrogará automáticamente por plazos sucesivos de cinco, salvo que se notifique lo contrario por escrito con una antelación de un año. Por último, los pactos también regulan los casos de desacuerdo entre los socios respecto a las votaciones en materias relevantes del consejo.