La prima de riesgo de España se acerca a los 400 puntos básicos, límite para la intervención

Máxima tensión en el mercado de deuda. La prima de riesgo, tras superar hoy los 400 puntos básicos en la apertura de los mercados, ha cerrado en

Máxima tensión en el mercado de deuda. La prima de riesgo, tras superar hoy los 400 puntos básicos en la apertura de los mercados, ha cerrado en los 387 puntos y la rentabilidad del bono a 10 años se ha fijado en el 6,2%. Se trata del nivel más alto desde diciembre de 1995.

Apenas una hora después de la apertura de las bolsas, la prima retrocedía posiciones apoyándose en los rumores que apuntan a la compra de deuda soberana española por parte de China. Sin embargo, tras el efecto inicial de los mismos y tras caer por debajo de los 400 puntos básicos, el diferencial volvía a acariciarlos.

En Italia, el diferencial entre el bono italiano a 10 años y el 'bund' alemán también subía con fuerza y llegaba a superar los 380 puntos para acabar en 371 puntos. La rentabilidad se ha sellado en el 6,1%. Al igual que la prima española, la italiana conseguía frenar el golpe.

El diferencial del bono española ha sobrepasado la peligrosa línea roja de los 400 puntos básicos que superaron los tres países europeos que han recibido la ayuda de la UE y el FMI: Portugal, Grecia e Irlanda.

Como explicaba en enero McCoy en su Valor Añadido -sobre el rescate a Lisboa-: Una superación de modo constante de los 450 puntos básicos originaría una mayor exigencia de garantías a por parte de las principales cámaras de compensación europeas que se traduciría, en una crisis de liquidez a la que el país y sus entidades financieras sólo podrían hacer frente con ayuda económica.

España ha estado en el punto de mira de los mercados desde que superó los 300 puntos básicos el pasado 11 de julio. "Si la prima de riesgo se dispara por encima de los 300 puntos básicos será difícil evitar la intervención”, aseguraba a finales de junio un gestor de fondos internacional a su paso por Madrid.

“Nosotros trabajamos con riesgo. Sería una temeridad por nuestra parte no contemplar como posible una eventual intervención de España por parte del resto de socios de la UE. Por más que no sean países equivalentes, lo ocurrido recientemente en Portugal y la evolución del rescate de Grecia ponen en cuestión la viabilidad de la economía española.

Ni el rescate a Grecia ni el acuerdo en EEUU logran calmar al mercado

La presumible tranquilidad de un mes de agosto en los mercados quedó hecha añicos en la tarde de ayer. Cuando los números no terminan de cuadrar, la tensión continúa al acecho. Las primas de riesgo europeas se dispararon de nuevo ayer poco antes del cierre.

Desde hace dos semanas, los inversores están cotizando con importantes ventas el segundo rescate a Grecia por parte de la Unión Europea. A esto se sumaron los temores a una recaída de la mayor economía del mundo, cuyos últimos datos macro -actividad manufacturera y PIB- no invitan al optimismo.

La incertidumbre que viene arrastrando el mercado de deuda en los países de la periferia se calmó, la pasada semana, a raíz de los rumores que circulaban en el mercado sobre una posible compra de bono por parte del Banco Central Europeo, lo que permitió una caída de las primas de riesgo.

Sin embargo, ayer el BCE confirmó que no realizó compras de bonos soberanos en la eurozona, encadenando así 18 semanas consecutivas sin comprar deuda pública. Esta confesión demuestra que el organismo no ha adquirido bonos soberanos en los mercados desde finales de marzo, lo que deja en 74.000 millones de euros el montante hasta la fecha del programa de compra de valores de la institución, establecido en mayo de 2010 en respuesta a la crisis de deuda en la zona euro. De hecho, la institución presidida por Jean Claude Trichet invirtió la mayor parte de esta cantidad en las primeras semanas de funcionamiento del programa durante la primera oleada de turbulencias que afectó a la deuda soberana de la periferia del euro.

En el mercado de divisas, el euro cotiza con nuevas caídas la crisis de deuda soberana en Europa. Ayer con fuerza hasta cambiarse por 1,4219 dólares, y hoy se sitúa por debajo de 1,42 dólares. Desde julio, la cotización del euro con respecto al dólar ha caído más del 2%

Al otro lado del Atlántico, la situación es algo más critica. La primera potencia mundial se podría enfrentar a un periodo de recesión a tenor del dato del ISM manufacturero publicado ayer por debajo de las expectativas. El indicador llega en medio del acuerdo alcanzado por republicanos y demócratas para evitar la suspensión de pagos. Un pacto, "firmado 'in extremis', que sólo supone un parche en la mayor economía del mundo", según explica Alejandro Varela, analista de Renta 4. Aún queda por conocer las decisiones de las agencias de calificación que amenazaban con una rebaja del 'rating' si no se llegaba a una medida común. Sin embargo, con estos indicadores, EEUU "a duras penas podrá mantener la triple AAA que hoy ostenta", concluye el experto.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios