S&P amenaza a EEUU: si no eleva el techo de deuda, el rating bajará a 'bono basura'
  1. Economía

S&P amenaza a EEUU: si no eleva el techo de deuda, el rating bajará a 'bono basura'

La agencia de calificación Standard & Poor's podría rebajar el rating de la deuda de Estados Unidos -que ahora tiene la triple 'A', nota más alta- hasta

La agencia de calificación Standard & Poor's podría rebajar el rating de la deuda de Estados Unidos -que ahora tiene la triple 'A', nota más alta- hasta la 'D', la peor calificación posible para las emisiones de un país, si no eleva el techo de deuda antes del próximo 2 de agosto. Por su parte, Moody's ha manifestado que probablemente reducirá la nota del país si no consigue resolver el problema de la deuda, ya que, si no se aumenta el tope de deuda, podría caer en impago.

En este sentido, Chambers recordó que este incremento del límite de endeudamiento del Gobierno de EEUU no sería una situación nueva, ya que "lo han subido 78 veces más o menos desde 1960, a menudo en el último momento, y pensamos que esta vez también ocurrirá así".

El aviso lanzado por el presidente de S&P, John Chambers, se produce horas después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, haya vuelto a presionar al Congreso para que lleguen a un acuerdo sobre el techo de deuda. Chambers ha dicho, en una entrevista realizada por Bloomberg, que "si el Gobierno de un país no paga su deuda a tiemp, el rating se baja hasta la 'D'". Aunque también ha matizado que piensa que "el Gobierno elevará el techo de deuda".

Obama dijo anoche que "para el 2 de agosto nos habremos quedado sin herramientas para asegurar que el Gobierno paga sus facturas" y alertó de consecuencias "impredecibles" si el país declara el impago de la deuda. El techo del endeudamiento federal está establecido en 14,29 billones de dólares y se alcanzó el pasado mayo, aunque se prorrogó el plazo para aumentarlo hasta dentro de cinco semanas.

"El 2 de agosto es una fecha muy importante y no hay motivo por el que no debamos de actuar ahora", concluyó Obama que propuso durante su rueda de prensa poner fin a las ventajas tributarias de las que gozan los estadounidenses más adinerados con el fin de incrementar la recaudación fiscal.

El problema del tope de deuda es que si no se aumenta el techo, Washington debería poner en marcha otras medidas para reducir drásticamente el gasto y dada la situación de la economía estadounidense -los últimos indicadores muestran cierta ralentización- un recorte presupuestario podría suponer un nuevo obstáculo a la recuperación del país.

Las agencias ya advirtieron hace varias semanas que si Estados Unidos no eleva su límite legal de endeudamiento, el rating de triple ‘A’ corre peligro. Fitch también ha amenazado con recortar la calificación de Washington si demócratas y republicanos no llegan a un acuerdo sobre esta cuestión. Según los responsables de Fitch, el ‘default’ sería algo “insólito” y amenazaría a la “frágil estabilidad financiera de EEUU y la del mundo en suconjunto”. S&P también cambió hace poco la perspectiva de la calificación de ‘estable’ a ‘negativa’.

 

Deuda Rating