Villaseca (Gas Natural) insiste en que esperan resolver el conflicto con Sonatrach antes de junio

Gas Natural Fenosa y Sonatrach continúan con sus negociaciones para rebajar la factura que la española debe pagar a la norteafricana y poner fin a la

Foto: Villaseca (Gas Natural) insiste en que esperan resolver el conflicto con Sonatrach antes de junio
Villaseca (Gas Natural) insiste en que esperan resolver el conflicto con Sonatrach antes de junio

Gas Natural Fenosa y Sonatrach continúan con sus negociaciones para rebajar la factura que la española debe pagar a la norteafricana y poner fin a la disputa existente entre ambas compañías. Así lo ha señalado hoy el consejero delegado de GNF, Rafael Villaseca, en la rueda de prensa previa a la Junta de Accionistas de la entidad -celebrada hoy en Barcelona- donde señaló que “el primer semestre nos continúa pareciendo un periodo razonable para la resolución del conflicto”. A pesar de ello, el directivo incidió en que “no se trata un plazo cerrado ni matemático”, aunque subrayó que “creemos que las cosas tienen ahora otro carácter y tenemos otra apertura al entendimiento”.

La misma postura que Rafael Villaseca mantuvo el presidente de Gas Natural, Salvador Gabarró, que incidió en que la factura de 1.970 millones de dólares (unos 1.500 millones de euros) que debe pagarse a Sonatrach tras la decisión tomada por el Tribunal de Arbitraje de París en agosto se trata de una medida “abusiva y desproporcionada”. La decisión supuso un importante varapalo para la empresa en bolsa, del que la compañía asegura no haberse recuperado hasta marzo de 2011. Gabarró subrayó la postura negociadora mantenida por Gas Natural Fenosa frente a la argelina y especificó que el nuevo equipo de Sonatrach “tiene un talante negociador mucho más racional” que el existente hasta el momento.

La empresa gasista también destacó la incidencia que han tenido sobre los resultados corporativos de la empresa de 2010 las provisiones para cubrir el laudo de Sonatrach, aunque  no procedió a su cuantificación. “No hemos manifestado cuál es el importe porque afectaría a nuestra posición negociadora”, destacó Villaseca. La compañía obtuvo un Ebitda en 2010 de 4.477 millones de euros, un 14,1% más que el año previo y un beneficio neto de 1.201 millones de euros, lo que supone un incremento de un 0,5% respecto al ejercicio anterior. Los resultados se vieron favorecidos por el nivel de internacionalización de la entidad, en la que Latinoamérica está aportando un mayor crecimiento.

Asimismo, durante la Junta de Accionistas, Gas Natural anunció haber dado por concluido su proceso de integración con Unión Fenosa, después de que en septiembre de 2009 se realizara la fusión efectiva entre ambas compañías. La gasista se ha mostrado optimista con los objetivos previstos tras la integración y ha señalado que alcanzará durante este año unas sinergias de 750 millones de euros anuales, las previstas para el año 2012. 

Salvador Gabarró incidió en que las desinversiones para el cumplimiento de los compromisos con la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) para la integración de Unión Fenosa “están todas culminadas, a excepción de las desinversiones vinculadas a la capacidad de generación mediante tecnología de ciclo combinado, que se harán efectivas en las próximas semanas”. En el marco de la consecución de este compromiso, Gas Natural Fenosa acordó hoy la venta del ciclo combinado de 800 MW situado en Arrúbal (La Rioja) al operador norteamericano Contourglobal por un importe total de 313 millones de euros.

Por otro lado, Gabarró puso énfasis en la modalidad de scrip dividend instaurada para el próximo reparto de dividendos de la entidad, que ofrece la opción al accionista entre recibir acciones de la sociedad o efectivo, o una combinación de ambas, “a elección del accionista”. El presidente apuntó que “los dos máximos accionistas de la compañía, Criteria y Repsol [que disponen de un 68,307% de las acciones de la compañía de manera directa o indirecta], han decidido cambiar el dividendo por acciones”. La Junta General aprobó el incremento del 1% en la remuneración del accionista –hasta los 0,8 euros por título- en línea con el aumento del resultado neto de la firma en 2010.

El suministro de gas, asegurado

En relación a los posibles problemas de suministro que podrían con llevar los conflictos desatados en el Norte de África y Oriente Medio, Gas Natural Fenosa ha lanzado un mensaje tranquilizador. El presidente de la entidad, Salvador Gabarró, aseguró no haber tenido ningún problema con los abastecimientos provinentes de Argelia,  Omán y Qatar. En cuanto a las importaciones de Egipto, uno de los principales focos de las revueltas en lo que va de año, están siendo “incluso mejores que el pasado año”, según apuntó el presidente. Al mismo tiempo, Gabarró inicidió en que el único punto en el que hay retraso en el suministro desde hace tres meses ha sido desde Libia, aunque “no representa un contrato relevante para la compañía”.

En referencia a la tendencia al alza de los precios del gas, el consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca, destacó la elevada probabilidad de que estos continúen presentando subidas debido a la dificultad de que haya desacoplamiento entre los precios del gas y del petróleo. “Los países exportadores fijan las condiciones y estos están ligados al precio del crudo”, destacó. El directivo remarcó que, “hasta la fecha, va a ser imposible que los precios se desliguen de la evolución del barril de Brent”, al tiempo que tildó de "inevitable" que los contratos de los futuros de la materia prima no tengan su repercusión en el precio real del producto.  

La crisis de Japón fortalecerá el binomio gas-electricidad

En cuanto a la convergencia del gas y la electricidad, Gabarró incidió en que “la compañía ha hecho siempre una apuesta” en este sentido. “Fuimos los primeros en montar ciclos combinados y, por eso, integramos Unión Fenosa”, apuntó. Después del accidente en Japón, esta convergencia se va a acelerar ya que, según opina, las centrales de nueva planta van a sufrir retrasos e incluso habrá algunas que no se lleguen a construir, de modo que el suministro eléctrico deberá ser suplido por el carbón y el gas. Gabarró subrayó que el accidente de Fukushima acelerará el curso de las renovables y destacó que “renovables y gas son dos energías que van de la mano”.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios