Es noticia
Menú
Bronca en las cajas gallegas por financiar un proyecto del ex CEO de Fenosa
  1. Economía
TAMBIÉN PARTICIPA UN EXDIRECTIVO DE CAIXANOVA

Bronca en las cajas gallegas por financiar un proyecto del ex CEO de Fenosa

Las aguas bajan turbias en el seno de Novacaixagalicia (NCG). La entidad, con unas necesidades de capital urgente de 2.660 millones de euros, quiere financiar un

Foto: Bronca en las cajas gallegas por financiar un proyecto del ex CEO de Fenosa
Bronca en las cajas gallegas por financiar un proyecto del ex CEO de Fenosa

Las aguas bajan turbias en el seno de Novacaixagalicia (NCG). La entidad, con unas necesidades de capital urgente de 2.660 millones de euros, quiere financiar un proyecto eléctrico de unos 40 millones de euros en Perú, operación a la que se opone la mayoría del comité de inversiones. La operación beneficiaría a Honorato López Isla, exconsejero delegado de Unión Fenosa, y a un exdirectivo de Caixanova.

 

La polémica saltó hace dos semanas cuando Maria Victoria Vázquez, número dos de la caja de Vigo antes de la fusión con la de La Coruña y máxima responsable de inversiones del nuevo holding, propuso apoyar el desarrollo de un activo hidroeléctrico en Perú. Novacaixagalicia tenía que prestar unos 40 millones de euros a Alarde, una sociedad energética de la entidad gallega dirigida por López Isla.

El exconsejero delegado de Fenosa fue rescatado por Caixanova y Banco Gallego tras su marcha de Fenosa después de la compra por parte de Gas Natural en 2008. En enero de este año se le encargó la dirección de Alarde para gestionar las posibles inversiones de la nueva caja en energías renovables, especialmente en Galicia, ante la renovación del concurso público de la Xunta. NCG ganó 131 megawatios de potencia eólica.

Pero en el consejo de Alarde aparecía como miembro del equipo de gobierno otra firma cuyo titular, según fuentes internas, es Ángel López Corona, ex director general adjunto de la caja viguesa. Löpez Corona, ya prejubilado, fue el impulsor de la cartera de participadas de Caixanova, que actualmente arrastra graves minusvalías por sus apuestas fallidas en Banco Pastor, GAM, CLH y Adolfo Domínguez. Hoy sigue siendo consejero de Sacyr Vallehermoso.

María Victoria Vázquez, apadrinada por López Corona cuando éste era su jefe en la caja del sur, expuso el proyecto en Perú al comité de inversiones, que la rechazó. La negativa se debió a que, teniendo en cuenta la difícil situación de la caja, con enormes dudas sobre su viabilidad, se consideró que no tenía sentido estratégico destinar recursos a esa propuesta. “Ni es en Galicia ni es una inversión estratégica”, explica una fuente próxima a las conversaciones.

Pero no contenta con este resultado, la directiva de NCG ha convocado para este jueves una nueva reunión de dicho comité para volver a exponer la operación. “La cita no estaba en el calendario. Da la impresión de que la quieren colar para ayudar a López Isla y López Corona”, expone otra fuente. “Esta situación demuestra las profundas diferencias que hay entre los dos equipos procedentes de La Coruña y de Vigo”, añade. No obstante, el comité si ha estado de acuerdo en dar su visto bueno a suscribir la emisión de convertibles de Banco Pastor, en la que desembolsarán cerca de 13 millones.

Caser no, Aviva si

 

La polémica por la inversión en Perú se produce al tiempo que la gran caja gallega busca de forma desesperada unos 2.660 millones para alcanzar el ratio de solvencia del 10% que le exige el Banco de España. La entidad está en una difícil situación porque tiene un core capital de poca más del 5% y necesita dinero fresco para recomponer sus recursos propios.

NCG tiene un acuerdo con Aviva para que la aseguradora británica invierta algo más de 300 millones de euros en el nuevo banco gallego. Sin embargo, parte de ese dinero irá destinado a pagar a Caser la ruptura del acuerdo por el que la compañía española compró el 50% del negocio de seguros y pensiones de Caixanova a finales de 2005. Caser, también con necesidades urgentes de capital, pagó en su momento unos 120 millones

Novacaixagalicia se ha deshecho en los últimos meses de parte de su cartera de participadas para conseguir liquidez. Así, vendió el 60% del grupo de telecomunicaciones R, del 4,5% de Galp, del 1,19% de EDP y de Reganosa. El grupo tiene cerca del 9% de Sacyr Vallehermoso, cerca del 25% de Pescanova y el 20% de Tecnonom, además de las inversiones en pérdidas heredadas de Caixanova. 

Las aguas bajan turbias en el seno de Novacaixagalicia (NCG). La entidad, con unas necesidades de capital urgente de 2.660 millones de euros, quiere financiar un proyecto eléctrico de unos 40 millones de euros en Perú, operación a la que se opone la mayoría del comité de inversiones. La operación beneficiaría a Honorato López Isla, exconsejero delegado de Unión Fenosa, y a un exdirectivo de Caixanova.

Noticias de Abanca