La 'P' y la 'I' de los PIGS, en problemas

Europa no levanta cabeza. Mientras Portugal lucha contra el rescate, sumida en una fuerte crisis económica y política tras la dimisión de su primer ministro, en

Foto: La 'P' y la 'I' de los PIGS, en problemas
La 'P' y la 'I' de los PIGS, en problemas

Europa no levanta cabeza. Mientras Portugal lucha contra el rescate, sumida en una fuerte crisis económica y política tras la dimisión de su primer ministro, en Irlanda salen a la luz nuevos datos sobre el estado de salud de la banca del país, que, según los últimos test de estrés, necesita otros 24.000 millones de euros para su recapitalización.

El primer ministro de Portugal, José Sócrates, dimitió la semana pasada tras el rechazo de la oposición a su plan económico para intentar superar la crisis que atraviesa el país. El jefe del Estado, Anibal Cavaco Silva, ha anunciado la convocatoria de elecciones para el próximo 5 de junio. Como consecuencia de la incertidumbre sobre el futuro del país, sus bonos se han hundido y el diferencial entre el bono luso y el alemán a diez años, que mide la prima de riesgo del país, ha alcanzado máximos históricos al superar los 500 puntos báicos.

Su acceso a la financiación es cada vez más costoso. Los expertos ven díficil que el país pueda cumplir sus compromisos de deuda (vencimientos y pagos de cupones) que tiene en abril, cuando tendrá que pagar 700 millones de euros en cupones y unos vencimientos de 4.300 millones. En junio, además, afrontará de nuevo unos pagos de 2.000 millones en cupones y y 4.900 millones en vencimientos, según los datos de RBS.

La banca irlandesa, en el punto de mira

Mientras los mercados permanecen también atentos a la situación que atraviesa el sistema financiero irlandés, después de que ayer se hicieran públicos los resultados de las últimas pruebas de resistencia realiza a cuatro entidades bancarias del país.

Así, las necesidades de capital de Allied Irish Banks (AIB), Bank of Ireland (BoI), Irish Life & Permanent (IL&P) y EBS superarían en conjunto los 24.000 millones de euros para poder hacer frente a posibles pérdidas en caso de escenarios "extremos", como un nuevo hundimiento del mercado inmobiliario.

En concreto, además de los 46.000 millones de euros ya aportados por el Estado desde 2008, AIB necesita 13.300 millones de euros, BoI 5.200 millones, EBS 1.500 millones e IL&P 4.000 millones. En el caso de este último banco, el único del país todavía totalmente privado, la suma supone 40 veces su valorización bursátil actual.

El ministro irlandés de Finanzas, Michael Noonan, ha anunciado que el Gobierno acometerá una reforma radical de su sistema financiero reduciendo el numero de entidades y creando dos bancos principales. Según Honohan, a falta de compradores extranjeros eventualmente todo el sistema financiero del país podría ser nacionalizado. Los planes de Dublín deberán ser ahora aprobados por el Banco Central Europeo, la UE y el FMI.

El diferencial del bono irlandés respecto a su homologo alemán se situaba el viernes por encima de los 620 puntos básicos y la rentabilidad de sus títulos alcanzaba el 9,6%.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios