Fracasa la negociación entre la UE y el PE de la ley sobre nuevos alimentos

Las negociaciones entre los países de la Unión Europea (UE) y el Parlamento Europeo (PE) para actualizar la directiva comunitaria de nuevos alimentos fracasaron hoy al

Las negociaciones entre los países de la Unión Europea (UE) y el Parlamento Europeo (PE) para actualizar la directiva comunitaria de nuevos alimentos fracasaron hoy al no llegar a un acuerdo sobre el etiquetado de los productos derivados de animales descendientes de clones.

La Eurocámara anunció en un comunicado que, después de estar reunidos toda la noche, los negociadores del Consejo de la UE, que representa a los países, no aceptaron la oferta de compromiso final de los eurodiputados sobre el etiquetado de dichos productos.

Así, la actual regulación sobre alimentos nuevos, adoptada en 1997, seguirá en vigor.

Para los negociadores del PE, el fracaso de la negociación resulta muy "frustrante" porque "el Consejo no ha escuchado la opinión pública" ni medidas para proteger los intereses de los consumidores ni el bienestar de los animales.

Recordaron que la Eurocámara insistía en la prohibición de los animales clonados y sus descendientes, y en que los consumidores "tienen derecho a saber si su comida viene de animales criados por medio de clones".

En ese sentido, indicaron que el Consejo sólo estaba dispuesto a aceptar el etiquetado de la carne fresca.

Por su parte, el comisario europeo de Sanidad, John Dalli, lamentó durante una rueda de prensa el fracaso de las negociaciones y reconoció que "las expectativas eran altas".

Señaló que, tras meses de discusión, las partes habían acordado muchas mejoras sobre este tipo de alimentos en aspectos "clave", como puede ser la definición legal de nanomateriales y su etiquetado obligatorio.

También sobre un procedimiento de autorización centralizado y más rápido para facilitar la innovación en la industria alimentaria, y en el ámbito de medidas específicas para alimentos tradicionales procedentes de terceros países.

Para el comisario, la implementación de estos aspectos "habría sido beneficioso tanto para los consumidores como para la industria alimentaria".

"Así, es una verdadera lástima que hayamos perdido la oportunidad de codificar estos aspectos ya ahora", enfatizó.

Dalli recordó que la regulación sobre alimentos derivados de animales descendientes de clonados "lleva sobre la mesa desde 2008", y que en su esfuerzo por hacer progresar esa iniciativa legislativa, la Comisión Europea (CE) propuso abordar el asunto de la clonación por separado.

En ese sentido, apuntó que la CE publicó un informe centrado en la cuestión de la clonación el pasado octubre, en el que abogó por una suspensión temporal de las técnicas de clonación para producción de alimentos en la UE.

También propuso una prohibición de la importación de clones y abogó por la trazabilidad de material reproductivo procedente de animales clonados.

El comisario se mostró convencido de que "la única manera de garantizar un buen acuerdo" para los consumidores de la UE y los operadores de las empresas de alimentación es hacer "una propuesta basada en el sentido común y que sea tanto factible como ejecutable, incluido el asunto del etiquetado".

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios