El riesgo de contagio de Portugal a España no ha desaparecido, según RBS
  1. Economía
LA FALTA DE ANUNCIOS DE LA UE DECEPCIONA A LOS EXPERTOS

El riesgo de contagio de Portugal a España no ha desaparecido, según RBS

Portugal está al borde del abismo y los bancos irlandeses necesitarán más capital. Pese a que los mercados parecen haberse calmado en los últimos días y

Foto: El riesgo de contagio de Portugal a España no ha desaparecido, según RBS
El riesgo de contagio de Portugal a España no ha desaparecido, según RBS

Portugal está al borde del abismo y los bancos irlandeses necesitarán más capital. Pese a que los mercados parecen haberse calmado en los últimos días y los inversores han separado a España de su vecino luso, los problemas no han desaparecido y puede reavivarse la crisis de deuda. Los expertos creen que todavía hay riesgo de contagio a otros países, entre ellos, el nuestro, que es uno de los miembros de la eurozona con mayor exposición a Portugal.

En este sentido, la ‘falta de noticias’ por parte de los líderes europeos tras las reuniones mantenidas el jueves y el viernes pasado y de las que todo el mundo estaba pendientes –se ha aplazado la ratificación de los acuerdos hasta junio-, resulta decepcionante y “puede provocar que se reavive la crisis de deuda y los riesgos de contagio a corto plazo”, según destaca en un informe RBS. “Ninguna de las medidas anunciadas hasta ahora por los líderes europeos constituye un chaleco antibalas que pueda prevenir el riesgo de contagio en los periféricos”, afirma.

Y en este contexto, España sigue expuesta a dicho riesgo, destacan, pese a que la prima de riesgo de nuestro país se ha moderado y se encuentra cerca de los mínimos anuales  de febrero, cuando cayó hasta 183 puntos básicos.

Para España, los dos principales riesgos son: en primer lugar que las dificultades de su vecino perjudiquen las relaciones comerciales, aunque este es un asunto menor debido al volumen que suponen los intercambios con Portugal sobre el PIB español. En segundo lugar, se puede producir el contagio a través del sistema financiero: la elevada exposición de las entidades españolas podría generar desconfianza en un sistema que, según RBS, ya se percibe como débil.

La dimisión del primer ministro José Sócrates la semana pasada devolvió los temores al mercado, que considera inevitable un rescate pese a la resistencia de Lisboa, e hizo que se disparasen los rendimientos de los bonos lusos. El lunes los títulos de deuda portugueses siguieron ampliando su prima en el mercado secundario y, en el caso de los bonos a 2 años alcanzaron su máximo nivel desde que el país entró en el euro al superar el  6,8%. La rentabilidad de los bonos a 5 años también subieron con fuerza y superaron el 8,4%.

La crisis la desencadenó la falta de apoyo del Gobierno para aprobar su cuarto plan de ajuste y el problema es que en los próximos meses –hasta que se pueden celebrar elecciones- puede haber un vacío de poder que dificultaría la negociación del rescate. Además, las medidas que impondrían a Portugal serían incluso más duras que las que no pudo sacar adelante Sócrates.

Ayer la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's rebajó entre dos y tres escalones la nota a largo plazo de los bancos portugueses Banco Santander Totta, Caixa Geral de Depósitos, Banco Espirito Santo, Banco BPI  y Banco Comercial Portugués tras recortar el 'rating' de la deuda de Portugal como consecuencia de la crisis política. La agencia advierte de que el entorno operativo para los bancos portugueses cada vez es más complicado y que la necesidad de corregir los desequilibrios externos y fiscales arrastrarán a la recesión a Portugal en 2011.

Portugal Banco de España José Sócrates Deuda