A Portugal se le acaba el oxígeno en junio: necesita 12.000 millones para evitar el 'default'
  1. Economía
LA CRISIS POLÍTICA PRESIONARÁ A LA DEUDA LUSA

A Portugal se le acaba el oxígeno en junio: necesita 12.000 millones para evitar el 'default'

La clave sobre el rescate a Portugal es si el Tesoro luso consigue el suficiente efectivo o si podría conseguir una línea de crédito para hacer

Foto: A Portugal se le acaba el oxígeno en junio: necesita 12.000 millones para evitar el 'default'
A Portugal se le acaba el oxígeno en junio: necesita 12.000 millones para evitar el 'default'

La clave sobre el rescate a Portugal es si el Tesoro luso consigue el suficiente efectivo o si podría conseguir una línea de crédito para hacer frente a los vencimientos de deuda que tiene hasta junio, ya que entonces el nuevo gobierno tendría margen para negociar con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional. De lo contrario, tendría que recurrir al Fondo de Estabilidad Financiera (EFSF), el órgano que dirige Klaus Regling.

 

Lo más probable es que Portugal sí tenga capital suficiente para afrontar los vencimientos de abril, pero no para los de junio, según un informe de Barclays, fecha en la que se podrían celebrar, como pronto, las elecciones en el país. Portugal tiene que pagar en abril 700 millones de euros en cupones y tiene unos vencimientos de 4.300 millones. En junio debe pagar 2.000 millones en cupones y afronta 4.900 millones en vencimientos, según los datos de RBS. Lo que significa que debería conseguir 11.900 millones en los próximos tres meses.

El problema es la falta de información sobre las cuentas del estado portugués, según destaca en su análisis RBS, que cita las cifras que dio un responsable de la administración lusa al diario The Wall Street Journal: el país tenía unos 2.000 millones de reservas de efectivo y la cifra podría haberse elevado este año hasta los 4.000 millonesLisboa podría emitir deuda para que la comprasen los bancos lusos acudiendo a la ventanilla del BCE o conseguir préstamos bilaterales de los países de la unión monetaria, subraya la entidad.

En cualquier caso, los tiempos para la resolución de la actual crisis política –está pendiente cuándo se convocarán las elecciones y cómo se resolverán-, el compromiso de Lisboa para acometer las reformas necesarias y la capacidad del Tesoro para cumplir con los vencimientos que tiene van a seguir generando ansiedad en los mercados y presiones al alza sobre las rentabilidades de sus bonos. Por lo que, a corto plazo, los expertos consideran que el rendimiento de los títulos portugueses seguirá disparándose.

En las dos últimas jornadas la rentabilidad de los bonos portugueses a dos y a cinco años se ha ampliado notablemente. Los primeros tienen una prima del 6,3%, mientras que los títulos a cinco años han visto como su rendimiento subía hasta el 8%, por encima del de los bonos a diez años, cuya rentabilidad se sitúa en torno al 7,5%

Los expertos de Barclays destacan que el problema fundamental de Portugal es el bajo crecimiento de la productividad. Si no mejora la productividad será muy difícil darle la vuelta a la relación deuda/PIB y podría llegar a situarse alrededor del 100% en tres años.

La diferencia con Irlanda, que recibió un rescate de 85.000 millones el pasado en noviembre, es que las negociaciones de Portugal con la UE y el FMI se centrarán en las reformas estructurales del país y no en la situación del sector financiero. Las estimaciones de los analistas sitúan el coste del mismo en hasta 80.000 millones

Desde Barclays señalan que, aunque la banca portuguesa no es el problema, el sistema necesitará colchones adicionales de capital y serán necesarios entre 8.000 y 10.000 millones extra de fondos para recapitalizar a las entidades como consecuencia de la reducción de los márgenes de interés en el contexto de la economía lusa.

Portugal Deuda