Los mercados separan España de Portugal: la prima de riesgo, por debajo de 200 puntos
  1. Economía

Los mercados separan España de Portugal: la prima de riesgo, por debajo de 200 puntos

España no es Portugal. Ese es el mensaje que se desprende del comportamiento de los mercados de hoy, ya que la prima de riesgo de nuestro

Foto: Los mercados separan España de Portugal: la prima de riesgo, por debajo de 200 puntos
Los mercados separan España de Portugal: la prima de riesgo, por debajo de 200 puntos

España no es Portugal. Ese es el mensaje que se desprende del comportamiento de los mercados de hoy, ya que la prima de riesgo de nuestro país se mantiene estable y por debajo de los 200 puntos básicos, a pesar de que a primera hora parecía que la caída del Gobierno portugués y el inminente rescate y la rebaja de rating de Moody's a 30 bancos y cajas españoles iba a volver a provocar el castigo a la deuda española.

El diferencial entre la rentabilidad de los bonos españoles a diez años y los alemanes -que se toma como referencia para medir la prima de riesgo de la inversión en deuda pública- se sitúa esta mañana en torno a los 195 puntos básicos y se ha contraído más de un 27% desde el pasado 10 de enero, cuando marcó máximos anuales al rozar los 270 puntos. En los primeros días del año los inversores sí temían el efecto contagio de Portugal -cuyo rescate consideraban inminente- a España.

Pero desde entonces se aprecia un cambio de sentimiento en el mercado y desde febrero se ha separado a España del resto de periféricos y ha aumentado la demanda de deuda española, que es considerada por muchos expertos como una interesante opción de inversión. Hoy el rendimiento de los bonos españoles a 10 años apenas ha variado respecto al cierre de ayer y se sitúa en el 5,16% y el de los bonos a 5 años se encuentra en el 4,1%

Por su parte, los seguros de cobertura contra el riesgo de impago ('credit default swaps', CDS) también se mantienen estables en 222 puntos, lo que significa que son necesarios 222.000 euros para asegurar 10 millones de euros de deuda española a cinco años.

Moody's apoya su decisión de rebajar la nota a los bancos españoles por el menor peso en la calificación de la posibilidad del rescate por parte del Estado en caso de problemas y por las mayores presiones que están soportando las entidades como consecuencia de la rebaja de rating de la deuda soberana. La noticia vuelve a llegar en un momento inoportuno y delicado, como sucedió hace dos semanas.

Y es que la banca española será la más perjudicada por la caída del Gobierno portugués - el primer ministro José Sócrates dimitió tras el rechazo a su cuarto plan de ajuste ayer por la tarde- ya que es la que más exposición tiene al país luso. En concreto, nuestros vecinos nos adeudan 110.000 millones de dólares, según el Banco Internacional de Pagos.

Sin embargo, tal y como han destacado diversos analistas en conversaciones con Cotizalia, los mercados llevan tiempo descontando que Lisboa necesitaría ayuda y desde enero, cuando la prima de riesgo de España se disparó ante el probable rescate a Portugal y superó los 267 puntos básicos, se ha apreciado un cambio de percepción en el mercado y los inversores ha separado a nuestro país del resto de periféricos.

“Ahora sabemos que invertir en deuda española es adecuado, que existe un mecanismo de apoyo si España lo necesitara. Espero que se reduzca el efecto del miedo al contagio de la crisis desde los países periféricos de menor tamaño a España e Italia”, explicaba hace unos días un gestor de renta fija de BNP. “Para los inversores es una forma de invertir en un activo seguro con una rentabilidad atractiva”, coincide Javier Niederleytner, profesor del IEB. Y una opinión similar manifiesta Virginia Romero, estratega ‘macro’ de Ahorro Corporación, que comenta que “España es una alternativa de inversión razonable”.

Tal y como explicaba hace unos días Silvio Peruzzo, economista de RBS para la eurozona: “España tiene más margen de maniobra que otros países. La percepción es que España no caerá”. Además, resta importancia a la rebaja de calificación que anunció Moody’s la semana pasada y cree que no es un factor que esté pesando sobre los inversores: “Los mercados están funcionando bajo la asunción de que habrá nuevas bajadas de ratings. Estas rebajas están corroborando, en realidad, lo que el mercado ya sabe”.

El coste de la deuda portuguesa se dispara

En cambio, el rendimiento de los bonos portugueses se ha disparado y se sitúa, el de los títulos a 10 años, en el 7,5%, y el de los bonos a 5 años al 8,13%. Los títulos con vencimiento en 2013 también han visto cómo su rentabilidad ha escalado con fuerza, 31 puntos básicos, hasta situarse en el 6,47%. El hecho de que la deuda a medio plazo tenga una rentabilidad superior a la que tiene vencimiento a diez años supone una inversión de la curva de tipos que lo que está reflejando es que se espera un rescate inminente.

Portugal lleva aguantando en esta situación varias semanas ya y los expertos llevan advirtiendo desde febrero que el coste de la deuda lusa en los mercados hacía insostenible la situación y ponía en serias dificultades al Gobierno para hacer frente a sus vencimientos de deuda para este año.

Los CDS de Portugal han subido esta mañana hasta los 556 puntos, 17 unidades más que ayer, y son los quintos más elevados del mundo, por detrás de Venezuela (1.097), Grecia (996), Argentina (613) e Irlanda (611).

Deuda Banco de España Portugal Prima de riesgo