Permira entrega la cadena de supermercados Dinosol a los bancos acreedores
  1. Economía
ACUMULA UNA DEUDA DE 460 MILLONES

Permira entrega la cadena de supermercados Dinosol a los bancos acreedores

Otra inminente entrega de llaves. El fondo de capital riesgo Permira ha dado prácticamente por perdida su inversión en la cadena de supermercados Dinosol, que opera

placeholder Foto: Permira entrega la cadena de supermercados Dinosol a los bancos acreedores
Permira entrega la cadena de supermercados Dinosol a los bancos acreedores

Otra inminente entrega de llaves. El fondo de capital riesgo Permira ha dado prácticamente por perdida su inversión en la cadena de supermercados Dinosol, que opera a través de las enseñas Supersol, HiperDino, CashDiplo e HiperDino en Andalucía, Canarias, Extremadura, Castilla-La Mancha y Madrid. Seis años después de comprar el negocio de Ahold en España por 685 millones, la firma de private equity está a punto de dejar en manos de la banca el futuro de la compañía. 

En el transcurso de los próximos días, Dinosol está pendiente de completar una reestructuración completa de su capital. Con una deuda global de 460 millones, más del 90% los bancos acreedores han aprobado un plan por el que pasarán a convertirse en accionistas de la compañía, bien por la conversión de la deuda en capital, con la correspondiente quita, o bien por la transformación de ésta en préstamos participativos, según explican desde el sindicato acreedor.

Además de este cambio en la estructura del capital, los acreedores inyectarán 30 millones de euros de liquidez en Dinosol para garantizar el pago a proveedores, motivo por el que pretende cerrarse toda la operación antes del 31 de marzo. Esta medida ya fue necesaria el año pasado y en ella participó Permira, que también ha querido contribuir ahora, pero las condiciones exigidas por la firma de capital riesgo no convencen al resto de los acreedores, que prefieren asumir toda la inversión.

Para llevar a cabo este proceso, los bancos acreedores han recurrido a la consultora Alix Partners y el banco de negocios Houlihan Lokey, especializados en procesos de reestructuración, a los que han encomendado garantizar la viabilidad de Dinosol hasta que determinen cuál será el futuro de la cadena de supermercados: vender en caso de recibir ofertas interesantes o participar en su gestión durante los próximos dos o tres años, como aseguran desde el sindicato.

¨El plan a corto plazo es reducir deuda y pagar a proveedores¨, explican desde una de las entidades financieras. ¨En una segunda etapa se decidirá qué hacer, aunque lo más probable es que se busque una solución corporativa, porque el futuro de Dinosol en solitario será más complicado. De momento, el tema de la venta no está aparcado. Buscaremos ofertas y será cuestión de valorar si nos interesa vender a los precios que se ofrezcan en el mercado¨.

El sindicato, compuesto por más de 20 bancos y hedge funds, está liderado por Caja Madrid, Societe Generale y Lloyd´s-HBOS, aunque un 25% de la deuda original ha cambiado de manos en el mercado secundario. Este mismo grupo ya accedió a refinanciar el año pasado más de 200 millones de euros, además de la citada inyección de liquidez, en el marco de un nuevo plan estratégico de Dinosol, aunque los resultados no han sido todo lo satisfactorios que esperaban.

A pesar de la situación a la que se ha llegado, la relación entre los bancos y Permira es constructiva, sobre todo en aras de preservar Dinosol, una compañía con más de 445 establecimientos y una plantilla de más de 10.000 personas. Para el fondo de capital riesgo la operación ya no tiene sentido, aunque ha ofrecido un plan alternativo, mientras que los acreedores prefieren un solución en la que asumen todo el riesgo, pero también todos los potenciales beneficios.

Permira