La 'ley Sinde' entra hoy en vigor

Hoy entra en vigor la 'ley Sinde': ¿cómo afecta a los emprendedores?

Ayer, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba la Ley de Economía Sostenible, una ley cuya cuadragésimo tercera disposición final ha venido a ser llamada 'ley

Foto: Hoy entra en vigor la 'ley Sinde': ¿cómo afecta a los emprendedores?
Hoy entra en vigor la 'ley Sinde': ¿cómo afecta a los emprendedores?
Ayer, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba la Ley de Economía Sostenible, una ley cuya cuadragésimo tercera disposición final ha venido a ser llamada 'ley Sinde' (pág 25.222). Esto quiere decir que hoy lunes, 7 de marzo de 2011, entra en vigor (aunque su aplicación definitiva se llevará a cabo dentro de unos meses) una de las disposiciones más polémicas que han aparecido en España relacionadas con la tecnología en los últimos años.

En ocasiones se ha ofrecido una visión de la 'ley Sinde' como si fuese una disposición que afectase tan sólo al mundo del entretenimiento, impidiendo que la gente pueda descargarse películas, series o discos protegidos por copyright. Sin embargo, esta disposición tiene tras de sí una serie de consecuencias muy a tener en cuenta. Además del conflicto creado al hilo de la posible limitación de libertades en internet, la 'ley Sinde' puede afectar -y mucho- a varios tipos de emprendedores, según su proyecto:

- Empresas de hosting.
Ya lo avanzamos el mes pasado: tanto la Asociación Nacional de Empresas de Internet (ANEI) como la Red de Empresas de Internet (REi), mostraban su descontento por la disposición: “La 'ley Sinde' deja a las empresas españolas en clara desventaja frente a las de cualquier otro país en que no existan leyes que puedan perjudicar a los servicios de hosting”. Estas empresas aseguraban que el hosting era uno de los servicios más prolíficos en España, con una facturación cercana a los 600 millones de euros. Una cantidad que está en peligro con la 'ley Sinde'.

- Webs de enlaces.
Todos las conocemos: seriesyonkis, peliculasyonkis, elitedivx... Son muchas las webs españolas que ofrecen enlaces a obras registradas bajo copyright. Hasta ahora la ley nunca las ha considerado infractoras, pero parece evidente que la nueva disposición hará que, antes o después, desaparezcan. Esto no es ningún juego de niños, ya que, si bien es cierto que las cifras de negocio de estas plataformas no son claras, parece probable que facturen algunos cientos de millones de euros al año.

- Webs de alojamiento.
¿Quién no se ha bajado archivos de Rapidshare o Megaupload? Si eres responsable de alguna web así o quieres abrir una, por el momento puedes estar tranquilo: la 'ley Sinde', tal como está redactada, no afectará a estas webs, sino a los que enlazan a ellas. No es nada improbable que antes o después se pretenda actuar contra ellas, pero, hasta ahora, este tipo de webs no se verán afectadas de forma directa por la disposición. Las películas, discos, series... seguirán en su sitio (aunque encontrarlas será más difícil).

- Programas P2P. Pese a estar de capa caída frente al vertiginoso ascenso de los servicios de streaming (Spotify, verbigracia), las redes P2P siguen teniendo un flujo considerablemente alto de usuarios. Los desarrolladores de este tipo de soportes también pueden -por el momento- estar tranquilos, ya que los jueces nunca han entendido que cometan ninguna infracción, y la 'ley Sinde' no modifica este punto.

-Operadores de internet. En principio los operadores de internet no deberían estar preocupados, pero la lógica dice que antes o después se verán metidos en el meollo. Y es que si las webs infractoras deciden llevarse su hosting a otro país, la 'ley Sinde' establece que se podrá pedir a los operadores de ADSL que bloqueen el acceso a esas webs desde nuestro país, una acción extremadamente polémica que nos conduce a otro clásico debate: el de la neutralidad en la Red.

- Buscadores. Los buscadores tampoco se salvan de la polémica, ya que, a la hora de buscar enlaces, una plataforma como Google es mil veces más eficaz que cualquier seriesyonkis o similares. En este sentido, Google ya ha eliminado el acceso a este tipo de webs en otros países, y no parece que vaya a tener remilgos a la hora de hacerlo en España. Otras plataformas como FooFind, un buscador explícitamente de descargas desarrollado por el español Pablo Soto, también se verán en problemas.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios