BARCLAYS Y DEUTSCHE BANK SE SUMAN A LA COLOCACIÓN

La Generalitat aumenta la emisión de bonos hasta los 2.500 millones por la gran demanda

José Montilla puede dormir tranquilo, al menos en lo que a asuntos de mercado se refiere. La buena acogida que ha tenido entre los inversores particulares

Foto: La Generalitat aumenta la emisión de bonos hasta los 2.500 millones por la gran demanda
La Generalitat aumenta la emisión de bonos hasta los 2.500 millones por la gran demanda

José Montilla puede dormir tranquilo, al menos en lo que a asuntos de mercado se refiere. La buena acogida que ha tenido entre los inversores particulares la emisión de bonos ha permitido a la Generalitat de Cataluña aumentar el importe de la emisión hasta un máximo de 2.500 millones, 500 más de los previstos y muy por encima de los 1.000 estimados en un principio. La suscripción empieza hoy.

 

Los pequeños ahorradores podrán comprar los denominados bonos patrióticos desde un mínimo de 1.000 euros y hasta un máximo de dos millones. Una cantidad muy elevada para ir dirigida al segmento minorista, pero que se explica porque los bancos van a permitir suscribir la colocación a empresas jurídicas, una forma de asegurarse el éxito de la operación.

 

Los bonos tendrán una rentabilidad del 4,75% a un año, un interés que supera a los mejores productos de ahorro que ofrecen en la actualidad los bancos y cajas españoles. El periodo para suscribirlo comienza este viernes y termina el próximo 12 de noviembre. Pero la acogida durante el periodo de premarketing –encuesta para conocer el apetito comprador- ha sido tan buena que lo más posible es que la colocación se agote en los primeros días.

 

“Estamos preocupados de manera positiva porque creemos que va a haber un duro prorrateo”, explica una de las entidades aseguradoras de la emisión, entre las que destaca La Caixa, que se encargará de vender 500 millones. De hecho, la caja catalana ha decidido no participar finalmente en la Oferta Pública de Venta de (OPV) de Enel Green Power para centrarse en la operación de la Generalitat de Cataluña.

 

Junto a la segunda mayor caja española, entre los aseguradores de los bonos se encuentran CatalunyaCaixa, con 490 millones, y Banco Sabadell, con 185. Ya con menor cuota aparecen Caixa Penedés y Unnim, con 70 millones cada una, y Fibanc, con 50. La sorpresa de última hora ha sido la incorporación como colocadores de Barclays, que se compromete a vender 150 millones, y Deutsche Bank, con 65.

 

Además de las ya citadas, Bankpime colocará y asegurará 20 millones, igual que Caixa Laietana, y Caixa de Enginyers participará con 50 millones.El resto de entidades hasta completar las 22 son Banco Pastor, Unicaja, Caja Granada, Caja Murcia, Sa Nostra, Gaesco, Ahorro Corporación, CAI, Ibercaja, Vital Kutxa y Caixa Ontinyent.

 

Un jugoso pastel en comisiones

 

Por el contrario, el resto de los grandes bancos españoles, como BBVA, Santander y Banesto, han declinado participar en la emisión. Y eso que la comisión que cobrarán por la colocación y el aseguramiento es más que generoso. En concreto, un 3%, que se divide entre un 2% por la venta y un 1% por comprometerse a suscribir los bonos en el que caso de que la emisión no se completara. Es decir, que se los quedarían para su propia cartera. Por tanto, los 22 bancos y cajas colocadores ingresarán 60 millones de euros si la emisión es de 2.000 millones y 75 si finalmente se amplía hasta los 2.500.

 

Más dinero del que van a ganar los bancos que dirigen la OPV de Enel Green Power, la mayor salida a bolsa en dos años en toda Europa. Estos colocadores recibirán una comisión del 1,85%, por lo que se apuntarán beneficios de hasta 66 millones.  Los bonos cotizarán en la bolsa de Barcelona para dar más liquidez.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios