La 'tercera guerra mundial' se libra en el mercado de divisas

Ha estallado una guerra financiera mundial y lo ha hecho en el mercado de divisas. La batalla por una moneda barata podría no haber hecho más que

Foto: La 'tercera guerra mundial' se libra en el mercado de divisas
La 'tercera guerra mundial' se libra en el mercado de divisas

Ha estallado una guerra financiera mundial y lo ha hecho en el mercado de divisas. La batalla por una moneda barata podría no haber hecho más que empezar. Después de la intervención de Japón, los planes de compra de activos, los tipos de interés bajos hoy ha sido el primer ministro chino el encargado de calentar los ánimos atacando a Europa por apoyar a EEUU en sus presiones para la revalorización del yuan.

Y es que cada país está mirándose el ombligo en lugar de pensar en el crecimiento global. De esta manera, EEUU, por ejemplo, piensa en solucionar su elevado déficit comercial que va a camino de convertirse en una verdadera bomba de relojería para las cuentas del estado, mientras que China se niega a dejar subir al yuan como le exigen para no perjudicar a su tejido industrial y, entre tanto, Japón ha intervenido en el mercado por primera vez en seis años para favorecer a sus exportadores con una divisa más competitiva.

En este sentido, según aseguraba UBS a Bloomberg.com, la mega tendencia de intervenciones viciará el mercado de divisas de 4 billones de dólares durante la próxima década.

Así, mientras que los tipos de cambios bajos pueden ayudar a levantar las exportaciones de un país, el peligro de las devaluaciones y acciones proteccionistas reside en la imposibilidad del crecimiento global.

Ya lo avisó el pasado mes de septiembre el ministro de Finanzas de Brasil, Guido Mantega, "hay una guerra de divisas mundial".

"Existe un peligro real de más acciones unilaterales", explicaba en Bloomberg un estratega de UBS. "Va a haber más países que intervengan y otros que de manera inadvertida debiliten sus monedas".

Eso sí, aunque habría estallado la guerra, ningún país quiere reconocer su participación en la misma. De esta manera, el viceministro de Finanzas de Japón, Fumihiko Igarashi, ha asegurado en una entrevista que su gobierno no está tratando de "participar en una carrera por la devaluación de divisas", aunque sí admitió que puede "realizar operaciones para suavizar cuando los movimientos son extremadamente volátiles".

Y es que, después de haber agotado todos los métodos tradicionales de políticas fiscales y monetarias, los países desarrollados están buscando nuevas formas de impulsar el crecimiento mientras que los emergentes tratan de mantener su ventaja competitiva que les hizo salir triunfadores de la crisis crediticia.

Así, Corea del Sur y Brasil se encuentra entre los que también han actuado este año sobre el mercado mientras que anoche, el primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva, aseguró en una entrevista que su gobierno podría tomar más medidas para flexibilizar los límites de la salida de moneda con el fin de ayudar a los exportadores.

Y entre tanto, China vuelve a ser acusada de mantener de forma artificial la infravaloración del yuan limitando las ganancias frente al dólar a cerca del 2% desde el pasado mes de junio.

En este sentido, el secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner aseguró ayer que las grandes economías han entrado en una "dinámica perjudicial" y que mantener las diferentes divisas devaluadas puede causar un rápido repunte de la inflación, burbujas en diferentes activos y una restricción del crecimiento.

"China tiene que reorientar su política  hacia una apuesta por el crecimiento interno y una reducción de la dependencia de las exportaciones", ha defendido este jueves el primer ministro de Luxemburgo Jean-Claude Juncker, que preside la Unión Europea, durante la celebración de la cumbre China-UE.

A esto, el primer ministro chino, Wen Jiabao, ha asegurado que "Europa no debería formar parte del coro", afirmó Jiabao. "Si el yuan no es estable, será un desastre para China y para el mundo. Si aumentamos el yuan en un 20% y un 40% como algunas personas están pidiendo, muchas de nuestras fábricas se cerrarán y la sociedad será un caos".

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios