"Aposté por emprender en Estados Unidos porque allí el tiempo pasa más rápido"

"Rechacé una jugosa oferta de trabajo de Microsoft porque quería montar mi propia empresa. Lo arriesgué todo. Estuve siete meses viviendo en Nueva York sin un sueldo

Foto: Aposté por emprender en Estados Unidos porque allí el tiempo pasa más rápido
"Aposté por emprender en Estados Unidos porque allí el tiempo pasa más rápido"

"Rechacé una jugosa oferta de trabajo de Microsoft porque quería montar mi propia empresa. Lo arriesgué todo. Estuve siete meses viviendo en Nueva York sin un sueldo y trabajando muy duro para hacer realidad mi sueño. Al final el esfuerzo ha merecido la pena. He conseguido fundar mi empresa y una financiación de 3 millones de dólares”.

Iñaki Berenguer -34 años- es uno de los españoles que han optado probar suerte fuera de nuestras fronteras para desarrollar su carrera como emprendedor. Natural de Alicante, estudió un MBA en el Massachusetts Institute of Technology y su principal idea era montar un negocio en la primera economía del mundo: “Elegí Estados Unidos porque allí el tiempo pasa a una velocidad de vértigo. O tienes éxito rápido o fracasas rápido”.

Berenguer tenía claro que su éxito podría pasar por seguir a fondo una start-up que comenzase a tener éxito en Estados Unidos y exportarla a Latinoamérica y España. Para ello contaba con el apoyo de dos compañeros de clase de procedencia venezolana. Pero su idea inicial cambió encontraron una oportunidad de negocio de manera casi fortuita: “Hice muchos viajes con mis compañeros del MBA. Éramos 20 personas y tras haber estado en la India y en Japón y decidimos hacer un photobook con las instantáneas de los viajes. Ahí llegó el problema. Unos me dijeron que las subirían a Facebook, otros a Picasa, otros a Flickr. Al final, pensé que podríamos apostar por un crear un negocio que hiciese de unión entre las fotografías y las redes sociales y así nació Pixable.com”.

Cada mes se suben 4.000 millones de fotografías a Facebook. La red social de Mark Zuckerberg cuenta con un fondo de más de 50.000 millones de instantáneas que suponen el principal reclamo para los usuarios. “Hicimos unas cuentas muy sencillas. Si cada usuario de Facebook tiene de media 200 amigos y cada cuenta tiene 500 fotos, supone que cada usuario tiene acceso a 100.000 instantáneas. Pensamos que si pudiésemos ofrecer una herramienta para organizar, editar y recortar esas fotos, hacer álbumes físicos e incluso crear un vídeo con música y subirlo a Youtube, podríamos conseguir algo grande. Era una oportunidad única”.

Andrés Blank (i), Alberto Sheinfeld (c) e Inaki Berenguer (d), fundadores de Pixable.comTiempos difíciles

El camino del emprendedor está lleno de obstáculos. En el caso de Berenguer, renunció a jugosas ofertas laborales de grandes compañías por sacar adelante su negocio y estuvo siete meses sin percibir ingresos viviendo de alquiler en Nueva York: "Durante ese tiempo te planteas día a día si has tomado el camino correcto, si no hubiese sido mejor trabajar en Microsoft o en cualquier otra empresa cobrando bien y no tener que pedir dinero a amigos sin ni siquiera saber cuándo podrás devolvérselo. Muchas veces te asaltan las dudas y te planteas que es mejor dejarlo. Por eso es muy importante rodearte de buenos socios con los que compatibilices y puedan tirar de ti en los momentos malos".  

Registraron la empresa en marzo de 2009, unos meses antes de su graduación. Aportaron capital y obtuvieron 0,5 millones de dólares de una ronda de financiación de un Business Angel. En octubre lanzaron el producto y tuvieron la suerte de contar con un apoyo mediático. “Salimos en portada del New York Times y después salimos en la BBC, Newsweek, Techcrunch y otros medios fuertes. Fue un gran apoyo para sacar adelante nuestro proyecto”.

Berenguer cree que un emprendedor tiene que tener una idea y volcarse con ella pase lo que pase: "Si no eres capaz de dejar tu trabajo para sacar adelante tu propia empresa es que no estás convencido de que tu idea vaya a funcionar. Emprender en tus ratos libres no sirve. Es una forma de engañarse a sí mismo. Si vas a medias, al final sacrificas mucho y no llegas a nada".

Pixable.comLa ‘lotería’ de los $2,5 millones

Berenguer y sus socios tenían claro que para seguir creciendo necesitaban una nueva inyección de capital. Hablaron con siete fondos de inversión y cuatro de ellos mostraron interés por invertir. Pero fue uno de ellos, Highland Capital Partners quien decidió inyectar 2,5 millones de dólares en la empresa: “Es muy difícil que un grupo de gente pueda levantar ese capital. El tiempo normal en conseguirlo ronda los cuatro meses, pero nosotros tuvimos la suerte de hacerlo en tan sólo una semana”.

Desde entonces, las cosas no hay podido ir mejor. Han pasado de tener una plantilla de 6 personas a 25, de estar trabajando en un piso alquilado a contar con un local en el Soho neoyorkino: "Ahora miramos para atrás y nos parece increíble lo que hemos conseguido. Cuando eres emprendedor el factor suerte es muy importante. Es verdad que tienes que estar en el sitio adecuado y en el momento adecuado, pero también es muy importante saber dónde está el riesgo de lo que estás haciendo y hacer lo imposible para minimizarlo".

Con la inyección de capital, la estrategia empresarial de Pixable también ha cambiado. Ahora han optado por dejar de lado el formato físico –del que habían vendido 10.000 álbumes con fotografías impresas– y centrarse en el digital para ofrecer a todos los usuarios de las redes sociales la posibilidad de hacer álbumes y vídeos de una manera sencilla, rápida y gratuita: “Queremos que Pixable se convierta en el sitio donde poder trabajar con las fotos de los usuarios. Queremos ser el 'top of mind' –primera marca que se te viene a la cabeza cuando te pregunta por una actividad- del negocio de las fotos vinculado a las redes sociales". 

Desde hace unos días han habilitado en su portal una nueva sección de vídeos donde el usuario puede realizar sus propias creaciones con fotografías de sus redes social, acompañándolas de efectos de transición y música (ver ejemplo abajo). Todo de una manera sencilla con la que esperan atraer a un buen número de usuarios de Facebook, Twitter, Flickr, etc. Una vez conseguido, esperan rentabilizar el producto a través de la publicidad, aunque no descartan que alguna red social decida absorber su empresa.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios