Es noticia
Menú
Corcóstegui (Magnum) convence a la banca para reflotar una de sus inversiones estrella
  1. Economía
EL PRIVATE EQUITY INYECTA MÁS CAPITAL EN PRETERSA

Corcóstegui (Magnum) convence a la banca para reflotar una de sus inversiones estrella

Magnum Capital Industrial Partners ha tenido que esforzarse en los últimos meses en convencer a la banca para aliviar la situación financiera de Pretensa, la compañía

Foto: Corcóstegui (Magnum) convence a la banca para reflotar una de sus inversiones estrella
Corcóstegui (Magnum) convence a la banca para reflotar una de sus inversiones estrella

Magnum Capital Industrial Partners ha tenido que esforzarse en los últimos meses en convencer a la banca para aliviar la situación financiera de Pretensa, la compañía de ingeniería logística comprada en 2007 por 180 millones y que ha sido víctima de la crisis. El private equtiy dirigido por Ángel Corcóstegui, ex vicepresidente de Banco Santander, y Enrique de Leyva, ha alcanzado un acuerdo con los cuatro acreedores para no pagar los intereses de la deuda en tres años.

Así lo aseguran fuentes financieras próximas a las conversaciones entre Magnum y La Caixa, Royal Bank of Scotland (RBS), Banco Espirito Santo y Caixa Geral de Depositos. Estas cuatro entidades firmaron en enero de 2007 un préstamo sindicado por unos 90 millones de euros condicionados a la consecución de una serie de objetivos financieros. Pero la caída de hasta el 60% del negocio de ingeniería logística ha afectado a Pretersa pese a los esfuerzos de su principal accionista.

 

La firma de capital riesgo, que en 2006 constituyó el mayor fondo español del sector con cerca de 900 millones de euros, ha multiplicado por tres la red comercial y ha abierto una delegación en Francia. Pese a que el país vecino ya aporta el 20% del volumen de negocio de Pretersa, la compañía no ha podido compensar el hundimiento del mercado nacional, tanto en número de proyectos por la falta de financiación, como en precios, lo que ha tenido un efecto doloroso en los márgenes.

Ante esta situación, Magnum propuso a sus cuatro bancos acreedores refinanciar la deuda de la empresa turolense. El acuerdo está muy avanzado y consiste en que Pretersa no pagará el principal del sindicado durante los tres próximos años a la espera de que se recupere el mercado. A su vez, el private equity se compromete a inyectar otros cinco millones de euros para asegurar aún el futuro de la sociedad como demostración de la confianza en el futuro de su participada.

El pacto incluye también que los accionistas minoritarios y anteriores dueños de Pretersa rebajan las rentas de los inmuebles que tienen alquilados al grupo para reducir los costes generales. Por último, se convierten en capital ciertos préstamos participativos. La refinanciación tiene ya el visto bueno de La Caixa, de Banco Espirito Santo y de Caixa Geral, pero todavía tiene que superar el análisis del comité de riesgos de RBS.

La operación es muy similar a la que hizo antes del verano Bodybell, cuyos principales accionistas –Mercapital y N+1- consiguieron un periodo de carencia en sus obligaciones de pago de la deuda a cambio de aportar diez millones de euros para estabilizar la situación financiera. Una decisión complicada y a la vez valiente puesto que los inversores de las firmas de capital riesgo suelen oponerse a poner más dinero en aquellas inversiones que no funcionan.

El resto de la cartera, bien

Además del acuerdo con los acreedores, Magnum ha puesto en marcha varias medidas para mejorar la gestión. Entre otras, aumentar su plantilla en un 20% hasta los 500 empleados para expandir su red de comerciales. De esta forma, Pretersa ha conseguido limitar su dependencia de sus zonas de origen (Aragón, Cataluña y Valencia) y elevar su volumen de producción en los dos últimos trimestres

Magnum lleva invertidos cerca de 450 millones de euros –la mitad del fondo- desde que empezó su andadura. Entre sus participadas están Eptisa –empresa de ingeniería civil-, Iberwind (activos eólicos), Generis (farmacia), Vendap (alquiler de maquinaria industrial) y Centro Médico Teknon, adquirida el pasado mes de julio por 172 millones. Fuentes del sector aseguran que, salvo Pretersa, el resto de inversiones van muy bien y que no se han visto afectadas por la ralentización económica.  

Magnum Capital Industrial Partners ha tenido que esforzarse en los últimos meses en convencer a la banca para aliviar la situación financiera de Pretensa, la compañía de ingeniería logística comprada en 2007 por 180 millones y que ha sido víctima de la crisis. El private equtiy dirigido por Ángel Corcóstegui, ex vicepresidente de Banco Santander, y Enrique de Leyva, ha alcanzado un acuerdo con los cuatro acreedores para no pagar los intereses de la deuda en tres años.

Ángel Corcóstegui