El Corte Inglés se pone serio: frena las aperturas y se aprieta el cinturón ante la crisis

El mayor grupo de grandes almacenes europeo vivió en 2009 su verdadero año de crisis. El Corte Inglés se aplicó una política de control de costes

Foto: El Corte Inglés se pone serio: frena las aperturas y se aprieta el cinturón ante la crisis
El Corte Inglés se pone serio: frena las aperturas y se aprieta el cinturón ante la crisis
El mayor grupo de grandes almacenes europeo vivió en 2009 su verdadero año de crisis. El Corte Inglés se aplicó una política de control de costes para mantener la cuenta de resultados. Su volumen de ingresos bajó un 5,8%, hasta 16.365 millones de euros, y su beneficio neto un 1,5%, hasta 369 millones, en un ejercicio en el que las grandes empresas españolas, las incluidas en el Ibex 35, registraron descensos del 17% en ventas y 25% en ganancias. Las inversiones del grupo se redujeron un 44% anual en el ejercio que terminó el 28 de febrero, hasta los 1.071 millones.

"Estos resultados son alentadores teniendo en cuenta las dificultades del ejercicio. Son representativos de la capacidad de respuesta eficiente ante la caída la actividad económica y la reducción del consumo (...) El sector de la distribución atravesó uno de los momentos más complicados y difíciles de su historia", señalan desde el grupo de distribución. Por formatos comerciales, los grandes almacenes resistieron el embiste de la caída del consumo y apenas registraron un 0,5% en su facturación. Se trata del 60% del negocio y, por tanto, el núcleo de El Corte Inglés.

Sin embargo, Viajes  e Hipercor (hipermercados), que agrupan el 28% del negocio, fueron los lastres de la línea de ingresos con caídas del 16% y 12% en sus ventas y los responsables de 800 de los 1.000 millones de euros menos en ingresos que obtuvo El Corte Inglés respecto al ejercicio anterior. La cadena de moda Sfera, que representa sólo un 1% del grupo, les siguió en caída de facturación (-9%), junto a la división de consultoría y tecnologías de la información, que vio caer sus ingresos en un 17%, arrastrado por la caída de la actividad en el sector público (contratos con las administraciones) y privado (consumo).

El beneficio bruto de explotación (ebitda) se mantuvo prácticamente igual al año anterior (1.067 millones), mientras que su cifra de fondos propios se situó en 7.830 millones. De la cuenta de costes y gastos operativos de El Corte Inglés, que ascendieron a 15.732 millones, más de 11.300 millones se destinaron al aprovisionamiento de sus superficies comerciales, mientras que el coste de su plantilla (más de 100.000 empleados) se elevó a 2.817 millones y otros 1.314 millones fueron a pagar servicios externos. El endeudamiento a largo plazo del grupo se incrementó en torno al 44%, hasta los 3.949 millones de euros, después de la conversión de 1.200 millones de obligaciones a corto plazo. 


Por otro lado, la compañía celebró ayer domingo su Junta General de Accionista. El Consejo de Administración del Grupo que encabeza Isidoro Álvarez ha nombrado a tres nuevos consejeros. Así, tras la dimisión por jubilación de Miguel Martínez Íñiguez, se ha nombrado como consejero a José Leopoldo del Nogal Ropero; y como consecuencia de la renuncia efectuada por la sociedad Ingondel a seguir ocupando su puesto de consejero, se ha decidido nombrar para el cargo a Dimas Rodrigo Gimeno Álvarez. También se ha producido la incorporación al Consejo de Paloma García como representante de Cartera Mancor, tras el fallecimiento de su padre, José Antonio García Miranda, el pasado mes de junio.

En su discurso ante los accionistas, Álvarez propuso avanzar en la internacionalización del negocio y dijo que "es un desafío ampliar nuestra presencia en nuevos mercados", según recoge Efe. En el informe dirigido a los accionistas, que aprobaron las cuentas correspondientes al ejercicio 2009, Álvarez reconoce que el sector de la distribución comercial atravesó el año pasado uno de los períodos más difíciles de su historia y alertó de que "las perspectivas para los próximos meses indican que no han desaparecido las dificultades".Los interrogantes sobre la duración de la crisis en España, la subida del IVA y la llegada de nuevos operadores nacionales e internacionales hacen prever, expresó Álvarez, "una intensificación de la competencia".

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios