LA INYECCIÓN SIMILAR DE CCM AÚN NO SE HA DEVUELTO

BBK devolverá en 60 días los 800 millones inyectados por el FROB a CajaSur

La ganadora de la subasta de CajaSur, BBK, tendrá que devolver los 800 millones de euros inyectados de urgencia por el FROB a la caja cordobesa

Foto: BBK devolverá en 60 días los 800 millones inyectados por el FROB a CajaSur
BBK devolverá en 60 días los 800 millones inyectados por el FROB a CajaSur
La ganadora de la subasta de CajaSur, BBK, tendrá que devolver los 800 millones de euros inyectados de urgencia por el FROB a la caja cordobesa tras su intervención el 21 de mayo. Y tendrá que hacerlo en cuanto tome posesión de la entidad, lo que se estima que ocurrirá en unos 60 días. Se trata de otra diferencia más con la desastrosa venta de CCM, donde la cantidad equivalente -1.300 millones también inyectados de urgencia- todavía no se han devuelto y hay muchas dudas de que algún día lo sean. 

Esta devolución del dinero público no es iniciativa de la caja vizcaína, sino que era una exigencia para todas las ofertas presentadas por CajaSur, según fuentes conocedoras de la operación. Es decir, todos los candidatos debían devolver los 800 millones, aunque podían pedir capital adicional al fondo de rescate en forma de preferentes (la inyección de urgencia tomó la forma de cuotas participativas). En todo caso, la oferta de BBK no pedía ningún tipo de capital, sino sólo un esquema de protección de activos (EPA), es decir, garantías contra las pérdidas de su cartera de activos por valor de 392 millones.

En el caso de  CCM, se concedieron los tres tipos de ayudas: una inyección de urgencia para mantener viva la entidad tras la intervención de la que se usaron 1.150 millones (el Gobierno puso a su disposición hasta 9.000 millones); 1.300 millones de euros en participaciones preferentes concedidos por el Fondo de Garantía de Depósitos (aún no existía el FROB); y 2.475 millones de EPA sobre el valor de los activos para la ganadora de la puja, en ese caso Cajastur (a lo que hay que añadir incluso otros 350 millones de financiación puente). En total, 5.275 millones, de los que no se he devuelto ninguna parte ni se sabe si alguna vez se devolverá porque no está establecido.

Precisamente, el nefasto precedente de la venta de CCM ha estado muy presente en todo el proceso de venta de CajaSur, porque el Banco de España quería evitar a toda costa los errores y chapuzas cometidos entonces. Así, la subasta de la caja cordobesa ha sido mucho más rápida, transparente y, sobre todo, infinitamente más barata que la de la entidad manchega. Porque esos 392 millones serán el coste total de la operación, e incluso es posible que no se utilicen completamente si las pérdidas de la cartera de activos que cubren estas garantías no son tan altas finalmente.

El esquema de protección de activos de BBK está ligado a una cartera de 5.500 millones donde se incluye lo peor del balance de CajaSur: crédito promotor, participaciones industriales, activos inmobiliarios adjudicados, etc. Las pérdidas que provoquen estos activos 'tóxicos' estarán cubiertos hasta esos 392 millones; a partir de ahí, se hará cargo de ellas BBK con su propio balance.

Una resolución no tan barata

Según las fuentes consultadas, la oferta de BBK era la mejor desde el punto de vista económico, es decir, la que menos dinero pedía al FROB (la venta de CajaSur era una subasta inversa en la que ganaba quien menos dinero público pedía). Por tanto, la resolución de la puja ha sido justa, y si el Banco de España hubiera entregado CajaSur a Unicaja, habría sido sólo por motivos políticos. No obstante, las fuentes aseguran que Unicaja ha hecho una oferta bastante agresiva, más incluso que la de Banco Sabadell.

Y eso que, según las fuentes consultadas, el EPA es la fórmula que peor computaba en la resolución de la oferta: mientras solicitar capital al FROB implica devolverlo en un plazo de cinco años y a un tipo de interés muy elevado, las garantías son una subvención a fondo perdido que el Estado no va a recuperar. No obstante, todas las ofertas incluían un EPA de mayor o menor cuantía, dada la mala calidad del balance de la caja cordobesa.

Obsesión por borrar el recuerdo de CCM

Esta obsesión por borrar el mal recuerdo de CCM con una venta rápida y transparente se explica por la amenaza de unos mercados que siguen muy desconfiados de España en general y de nuestro sistema financiero en particular. "Si se llega a dar otra vez la imagen de supremacía del poder político y de trapicheo que se dio con CCM, habría habido otra oleada de ataques", opina un experto en el sector. "Es mucho mejor dar una imagen de seriedad y de profesionalidad", añade.

No obstante, la transparencia tampoco ha sido total, puesto que no se ha revelado la cuantía de las demás ofertas ni cómo se ha desarrollado el proceso (ha habido muchas especulaciones sobre cuántas ofertas vinculantes hubo y cómo se produjo la selección). 

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios