Los warrants disparan su contratación en mayo y anticipan una nueva recaída de las bolsas
  1. Economía

Los warrants disparan su contratación en mayo y anticipan una nueva recaída de las bolsas

El peor mes de mayo en la historia del Ibex (-10,79%) ha sido, sin embargo, un gran mes para el mercado de derivados, uno de los más socorridos

placeholder Foto: Los warrants disparan su contratación en mayo y anticipan una nueva recaída de las bolsas
Los warrants disparan su contratación en mayo y anticipan una nueva recaída de las bolsas

El peor mes de mayo en la historia del Ibex (-10,79%) ha sido, sin embargo, un gran mes para el mercado de derivados, uno de los más socorridos por los inversores que quieren realizar apuestas bajistas. Hubo récord de contratación de fondos cotizados (ETFs), de futuros y opciones.

Los warrants -opciones cotizadas en bolsa, que dan derecho a comprar (call) o vender (put) un activo, a un precio fijado, y hasta una fecha dada o de vencimiento- se han visto especialmente beneficiados por la fuerte volatilidad.

El mercado de warrants y turbos español contrató, según datos de Bolsa de Madrid, un total de 229 millones de euros durante el mes de mayo. Esta cifra duplica la alcanzada en los meses anteriores de 2010 y supera en un 45% la de mayo de 2009. Además, es un dato que no se veía desde octubre de 2008.

“Esto da una idea de la fuerza con que los inversores volvieron a contratar estos productos durante el mes más volátil del año para la renta variable española”, explica a Cotizalia.com Adrián Juliá, director de renta variable de Société Générale.

Según Juliá, “tras las caídas del Ibex 35 en enero de 2010, asistimos durante febrero, marzo y abril, a un amplio movimiento lateral, entre los 10.000 y los 11.500 puntos, que no facilitaba la inversión direccional en estos productos apalancados, y que la limitaba al corto plazo. La ausencia de tendencia hizo que muchos inversores disminuyeran su inversión en warrants, incrementándola marginalmente en turbos. El volumen contratado reflejaba, de esta manera, la dificultad de obtener plusvalías”.

Sin embargo, el aumento de la volatilidad en mayo provocó un giro en la contratación ya que es precisamente en el cambio de situaciones poco volátiles a otras en las que impera la volatilidad, cuando los warrants dan lo máximo de sí, según los expertos.

La situación dio un vuelco el mes pasado. En primer lugar, por la amplitud y rapidez de los movimientos de la bolsa, de alcance histórico en algunos casos. Por ejemplo, la subida en un solo día del 14%. En segundo lugar, “por la definición de una tendencia bajista, que, aun siendo aprovechada por algunos inversores -durante mayo se contrataron más warrants bajistas, o put, que alcistas, o call, en un 51% frente al 49%-, mucho nos tememos que cogió a otros con el pie cambiado, de modo que se han acumulado posiciones alcistas en espera de un rebote que, por el momento, no ha llegado”.

¿Por qué aumenta la contratación cuando la volatildiad es mayor?

Juliá lo explica. "En el caso de los puts, porque al aumento en su precio por bajada del activo sobre el que se emiten, se une el incremento ligado al aumento de volatilidad, que da más posibilidad de liquidación positiva a vencimiento: cuanto más se mueva un activo, mayor probabilidad de que acabe teniendo un valor alejado al del precio de ejercicio al que el inversor en warrants lo puede vender. En el caso de los calls, porque minoran las caídas que se produce en su precio, por el mismo motivo: a mayor volatilidad, mayor probabilidad de recuperación.

"Así, hemos observado rentabilidades semanales superiores, con creces, al 100%, junto con caídas también muy abultadas. A mayor rentabilidad observada, mayor apetito por este tipo de inversión, que no obstante, y dado su elevado riesgo, conviene limitar a no más del 10% de la cartera", advierte.

La contratación de warrants anticipa más caídas en junio

“La volatilidad con la que cotizan los warrants está en niveles muy elevados, es decir, los warrants están "caros", de ahí que ofrezcan un apalancamiento menor. Sería normal que asistiéramos a un descenso en la inversión si los mercados se calman”, explica Juliá.

Pero, ¿se calmarán?. En su opinión, será difícil ver un mes tan volátil como mayo, pero eso no descarta que podamos asistir a nuevos episodios de mucha tensión en los mercados. "De hecho, el flujo de compradores de put -por especulación o cobertura-, no sólo en el mercado de warrants, sino en el de opciones, y de vendedores de call, ha sido tan fuerte, que ha llevado al skew 90-110 (diferencia entre el precio de una put y una call ambas un 10% fuera del dinero) del EuroStoxx50 a niveles nunca vistos con anterioridad, algo que puede indicar una alta probabilidad de otra fase de caída en el mercado".

"El skew está en máximos históricos, no así la volatilidad, con lo que toma fuerza la posibilidad de una nueva caida, viendo que la presión vendedora, no sólo en el contado, no remite. De producirse, asistiremos a un aumento en la negociación de los warrants, sin ninguna duda. La posibilidad de utilizarlos como cobertura no debería ser pasada por alto, en especial en un mercado tan difícil como el actual”, concluye.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Salidas a bolsa