La venta de deuda corporativa cae a su nivel más bajo desde 2000
  1. Economía

La venta de deuda corporativa cae a su nivel más bajo desde 2000

La crisis de deuda griega y su posible contagio al resto de Europa han perjudicado seriamente a los mercados de renta fija. La venta de deuda

La crisis de deuda griega y su posible contagio al resto de Europa han perjudicado seriamente a los mercados de renta fija. La venta de deuda corporativa global durante abril fue la más baja desde hace diez años. Además, la situación en la UE ha desatado el pánico en los mercados mundiales, lo que ha llevado a los costes de financiación a experimentar su mayor subida relativa desde el colapso de Lehman Brothers.

Las empresas emitieron 61.100 millones de dólares en deuda en distintos tipos de divisas, lo que supone un tercio de la media del mes de abril y la cantidad más baja desde diciembre de 2000, según los datos recopilados por Bloomberg.

"Todavía persiste la aversión al riesgo de la deuda corportativa", asegura Ben Bennett, de Legal & General Investment Management. "Hacen falta más días de estabilidad en los mercados antes de que volvamos a ver brotes verdes en este campo, de momento sólo hay pequeñas y desperdigadas semillas", afirma.

El miedo al riesgo ha disparado la rentabilidad que los inversores demandan por los bonos de las empresas, que se ha disparado hasta su máximo desde noviembre de 2008, de acuerdo con los datos de Bank of America Merrill Lynch. Los diferenciales se han ampliado desde 44 puntos básicos hasta 193 puntos. Las cifras de la entidad muestran, además, que el crédito corporativo ha perdido un 0,65% este mes, después de cuatro meses de retornos positivos.

"El principal problema es la volatilidad y las incertidumbres sobre los mercados de deuda", destaca un analista de Jefferies Group, que considera que, aunque esta semana las condiciones han mejorado, los diferenciales tendrán que contraerse todavía más antes de que las empresas puedan vender deuda otra vez. Los expertos de Credit Agricole, por su parte, creen que de momento los inversores prefieren mantener su dinero en un lugar seguro y que hacen falta más de diez días de estabilidad en los mercados antes de que vuelva a haber ofertas de bonos.

El mercado corporativo europeo se ha estancado

Las empresas europeas han abandonado la captación de fondos en el mercado de deuda corporativa en las últimas semanas por las preocupaciones generadas por la crisis. Los analistas de Société Generale estiman que en mayo se han vendido poco más de 1.000 millones de euros de bonos corporativos. Ahora algunas de las preocupaciones de los inversores están comenzando a desaparecer, tal y como destaca en un artículo The Wall Street Journal, tras unos días de calma relativa en los mercados de todo el mundo.

A esta calma ha contribuido la noticia conocida ayer de que China continuará comprando deuda en euros y el coste del crédito a tres meses en Estados Unidos, que se ha incrementado ligeramente. Deutsche Bank y otras compañías financieras han vuelto a pensar en la venta de bonos para captar capital. El banco alemán quiere conseguir 250 millones de euros mediante deuda, según una información publicada por Dow Jones Newswires.

Los analistas se preguntan qué pasara con el mercado de renta fija corporativa este año. Una parálisis prolongada del mercado de bonos corporativos en Europa podría ocasionar "serios problemas" a finales de años, subraya el texto de WSJ. Este tipo de productos ya tiende, normalmente, a estancarse durante los meses de verano y el problema puede surgir si los gobiernos, las empresas y los bancos intentan conseguir todos al mismo tiempo dinero en el mercado de deuda. Si eso sucediera, los inversores podrían "molestarse y los tipos de interés podrían incrementarse, lo que elevaría los costes de financiación".

Deuda Bonos corporativos Comunicación corporativa