LA VALORAN POR DEBAJO DE LO ESPERADO POR EL CONSEJO

Eolia suspende su salida a bolsa tras los informes negativos de Goldman y Deutsche

Otra compañía de energías limpias que tampoco saldrá a bolsa de momento. Eolia, la firma participada por N+1, Sabadell, Bankinter y un grupo de cajas de

Foto: Eolia suspende su salida a bolsa tras los informes negativos de Goldman y Deutsche
Eolia suspende su salida a bolsa tras los informes negativos de Goldman y Deutsche

Otra compañía de energías limpias que tampoco saldrá a bolsa de momento. Eolia, la firma participada por N+1, Sabadell, Bankinter y un grupo de cajas de ahorros, ha congelado su Oferta Pública de Venta (OPV), prevista para los meses de junio y julio. El motivo es que los informes de valoración encargados a Goldman Sachs y Deutsche bank no han gustado a los accionistas, que “no quieren malvender la compañía”.

Así lo han confirmado fuentes oficiales de Eolia, que ya intentó dar el salto al parqué a finales de 2007. La empresa, presidida por Miguel Salis, uno de los principales ejecutivos de Jazztel hasta 2003, llegó a elaborar un folleto informativo que entregó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Pero la fuerte caída de los mercados en aquellos meses de noviembre y diciembre y el pésimo arranque de 2008 aconsejaron dejar la colocación para otro momento.

Eolia retomó sus planes en enero de este año. Para ello contrató a Goldman Sachs y Deutsche Bank. Les dio un mandato para hacer una valoración de los activos y preparar la compañía para debutar antes del verano. El objetivo era tenerlo todo preparado para que la junta general de accionistas, que se suele celebrar en junio, aprobase la operación y la salida a bolsa se hiciera al mes siguiente.

 

Sin embargo, las conclusiones de los informes de Goldman Sachs y de Deutsche Bank han sido decepcionantes. Las dos entidades internacionales han concluido que los inversores no pagarían por Eolia más de 700 millones de euros, lejos de los 1.000 a los que el grupo fue valorado a finales de 2007. Con esa tasación, el consejo de la empresa de energías verdes ha decidido que no es el momento adecuado y que la operación se planteará cuando mejoren los mercados.

 

En Eolia aseguran que la salida a bolsa sigue siendo un reto a medio plazo y que se activará si las circunstancias lo permiten. Añaden que la oferta de acciones tenía como objetivo dar liquidez a los accionistas actuales, los cuales ya presionaron en 2007 para que la colocación se hiciese lo antes posible. Pero que la OPV no se haría para financiar el crecimiento futuro ni para reducir la deuda.

 

La compañía pone como ejemplo el reciente crédito de 102 millones firmado por una serie de bancos y cajas -La Caixa, Caja Madrid, BBVA, Banesto y Banco Sabadell- para la construcción de dos parques eólicos en Lleida y Soria. “El cierre de esta financiación es una muestra de su solvencia industrial y su capacidad para obtener financiación de proyectos, a pesar de las difíciles condiciones que presentan los mercados crediticios”, argumentan. Desde julio de 2007, la octava eléctrica española ha obtenido financiación de terceros por esta vía por importe superior a los 1.000 millones de euros.

 

Un accionariado diversificado

 

Eolia Renovables obtuvo el año pasado un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 84,5 millones de euros, lo que supone un aumento del 69% respecto al ejercicio anterior, informó hoy la compañía en un comunicado. La compañía, que no precisó su resultado neto, aumentó las ventas un 60%, hasta 111,3 millones de euros, gracias a la entrada en funcionamiento de tres parques eólicos en España y de otro en Francia, en los que ha invertido 163 millones de euros.

 

Al cierre del pasado ejercicio, Eolia disponía de una capacidad instalada operativa de 475 MW eólicos y solares, el 10% más que un año antes, distribuidos en España, Alemania y Francia. Esta cifra es superior a la de Renovalia -300 MW operativos-, que sí ha decidido dar el salto a la bolsa pese al desplome de los mercados y la incertidumbre regulatoria.

 

Eolia está participada por cerca de 150 accionistas, algunos de los cuales han pedido salir del capital. Los más importantes son Pireneal, con el 15,33% -un grupo de inversores de Castilla y León-; Inverduero Eólica, con el 6,15%; Sabadell, con el 5,74%, Gesfesa Energía, con el 5%; Bankinter, con el 3,7%; BBK, con el 3,58%; N+1, con el 3,26%; Fonditel, con el 3,40%, Kutxa, con el 2,95% y Miguel Salís, consejero delegado, con el 2,39%. El restante 48,26% está en manos de numerosos pequeños empresarios que aportaron sus activos o clientes de N+1.

 

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios