S&P rebaja el rating de España de AA+ a AA con perspectiva negativa

Standard & Poor's ha vuelto a rebajar el rating de España esta tarde un grado, desde AA+ hasta AA. Además, mantiene la perspectiva negativa para la

Foto: S&P rebaja el rating de España de AA+ a AA con perspectiva negativa
S&P rebaja el rating de España de AA+ a AA con perspectiva negativa

Standard & Poor's ha vuelto a rebajar el rating de España esta tarde un grado, desde AA+ hasta AA. Además, mantiene la perspectiva negativa para la deuda pública de nuestro país, lo que indica que podría haber nuevas rebajas en el futuro. Este movimiento sigue a la rebaja de Grecia y Portugal adoptada el martes, hasta nivel de bono basura en el primer caso.

El Ibex apenas ha tenido tiempo de reaccionar a la noticia, que se ha conocido pocos minutos antes del cierre de la sesión. En todo caso, el índice español se ha vuelto a desplomar un 2,99% y pierde en torno al 7% en las dos últimas jornadas. El EuroStoxx 50, por comparación, sólo ha cedido el 1,74%.

Se trata de la primera rebaja de rating de España que adopta S&P desde enero de 2009, cuando España perdió la máxima calificación posible, AAA. El principal argumento esgrimido por la agencia de calificación es el contagio de la crisis de la deuda griega al resto de la zona euro, pero también influye la situación concreta de nuestro país: la debilidad de nuestra economía y las malas perspectivas de las finanzas públicas españolas.

Así, el informe en que justifica la señala que "la rebaja refleja en primer lugar, la revisión a la baja de nuestras proyecciones macroeconómicas a medio plazo. Ahora creemos que el fin del modelo español de una economía basada en el crédito probablemente se va a traducir en un período más prolongado de actividad deprimida del que habíamos asumido hasta ahora".

Así, S&P prevé que el crecimiento del PIB español se quede en un pírrico 0,7% anual como media entre 2010 y 2016 frente a sus estimaciones anteriores de un crecimiento superior al 1% en ese período. Como factor añadido a este escenario tan deprimido señala la subida de los costes de financiación tanto del sector público como del privado, lo que ralentizará todavía más la salida de la actual recesión.

Y este entorno tan difícil, a su vez, "presionará todavía más las finanzas públicas españolas y serán necesarias más medidas para poder cumplir la estrategia de consolidación fiscal del Gobierno y su programa de reformas estructurales", señala la agencia. "La perspectiva negativa refleja la posibilidad de nuevas rebajas si la posición presupuestaria empeora todavía más de lo que esperamos actualmente", añade.

Su previsión es que 2010 acabe con un déficit del 9,8% del PIB, en línea con el objetivo gubernamental, pero a medio plazo es mucho más negativo porque estima unos ingresos menores y unos gastos mayores que los contemplados por el Ejecutivo. Así, prevé que el déficit público superará el 5% en 2013, el año en que expira el plazo de la Comisión Europea para volver por debajo del 3%. Para financiarlo, la deuda pública superará el 85% del PIB en ese ejercicio.

S&P hace un repaso por las principales debilidades de nuestra economía, que amenazan con echar por tierra las perspectivas de crecimiento: el fuerte endeudamiento del sector privado, un mercado laboral rígido, una reducida capacidad exportadora, la mala calidad de los activos del sector financiero (principalmente, el crédito) y el fin de los estímulos fiscales adoptados por el Gobiernopara reducir el déficit público, que tiene un impacto negativo en el crecimiento.

A pesar de esta rebaja de rating, España mantiene la máxima calificación por las otras dos grandes agencias de calificación, Moody's y Fitch.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios