POSIBLE ESTAFA DE MÁS DE 200 MILLONES

Cooperativistas en tierra de nadie: "No tengo ni piso, ni dinero, ni voto"

El sueño de tener una vivienda propia y el dinero ahorrado para conseguirlo de miles de socios de varias cooperativas gestionadas por Ofigevi se han esfumado

Foto: Cooperativistas en tierra de nadie: No tengo ni piso, ni dinero, ni voto
Cooperativistas en tierra de nadie: "No tengo ni piso, ni dinero, ni voto"

El sueño de tener una vivienda propia y el dinero ahorrado para conseguirlo de miles de socios de varias cooperativas gestionadas por Ofigevi se han esfumado y han dejado paso a la frustración y la desesperanza ante el largo camino que les queda por recorrer si quieren recuperar parte de ese dinero.

 

En este drama, hay quien ha salido doblemente perjudicado: los socios que solicitaron la baja antes de que su cooperativa se declarase en concurso de acreedores y a los que todavía no se les ha devuelto su aportación, porque se han quedado sin voto en las asambleas en las que se decide el futuro de la cooperativa, unas decisiones que afectan directamente a sus bolsillos.

 

“En febrero de 2009 solicité la baja al Consejo Rector de mi cooperativa, que la calificó de justificada al mes siguiente. Según los estatutos, hay un plazo de 18 meses para la devolución de las aportaciones desde que se estipula justificada la baja. A mí no se me ha cumplido este plazo, pero da igual, porque entre medias, saltó la liebre y la cooperativa se declaró en quiebra técnica, con lo que he perdido cualquier preferencia ante cualquier otro socio en el cobro de mis aportaciones. El concurso nos iguala a todos y seremos los últimos en el orden de cobro, según el procedimiento legal del proceso concursal”, explica a Cotizalia.com Laura García, una de a las afectadas.

 

Laura estuvo ahorrando durante varios años para tener la entrada para comprarse una casa y, llegado el momento, cuando se le terminaba el plazo de la cuenta vivienda que había abierto, en 2002, decidió meterse en una cooperativa, El Balcón de la Sierra, gestionada por Ofigevi.

 

Era la época del ‘boom’ inmobiliario y los precios de los pisos llevaban ya dos años creciendo a un ritmo de dos dígitos. En 2002 aumentaron por encima del 17%, así que participar en una cooperativa parecía una buena idea, al fin y al cabo, se supone que éstas se crean precisamente con el objetivo de facilitar el acceso a una vivienda a precio de coste.

 

Desde entonces y hasta 2006, fecha estimada en la que se entregarían los pisos, Laura fue haciendo cada mes la aportación correspondiente de 500 euros, pagos extraordinarios aparte. Pero la construcción de las viviendas se fue retrasando “por diversos motivos” –la gestora fue explicando a los socios distintos problemas burocráticos- y con el estallido de la crisis, se paralizó.

 

Según los afectados, la gestora se ha quedado sin capital para iniciar la construcción de las casas y para afrontar las deudas pendientes con la Junta de Compensación de los Berrocales (2,5 millones de euros), con Hacienda (260.000 euros) y con la entidad financiera con la que contrajeron el préstamo hipotecario (5,6 millones de euros). 
 

Además, con la crisis, el número de socios que solicitaba la baja para poder recuperar su dinero aumentó considerablemente –“algunos necesitaban sus ahorros porque se habían quedado en el paro o para pagarse otra vivienda”, explica Laura, dado el retraso que llevaba la cooperativa- y la gestora no pudo hacer frente a las devoluciones de las aportaciones de los socios que querían retirarse y que oscilaban entre 30.000 y 45.000 euros. Actualmente, las deudas de la cooperativa con los socios que solicitaron su baja son de más de 7,5 millones de euros. A esto se suma, además, que los particulares, aún siendo socios cooperativistas, no han tenido acceso a las cuentas de la cooperativa ni por parte de la gestora ni por parte del consejo rector. El Balcón de la Sierra, como Sociedad Limitada inscrita en el Registro Mercantil está obligada a presentar sus cuentas anuales. En dicho registro no constan las de ningún ejercicio.

 

En el registro sólo aparecen las cuentas de una de las doce cooperativas de viviendas bajo la gestión de Ofigevi. Se tata de Puerta del Corredor, cuyo presidente era, hasta hace unas semanas, Rafael Torralbo Pozuelo -hijo del presidente de Ofigevi, Miguel Torralbo Vioque-, aunque datan del 98. Por su parte, las últimas cifras de la gestora,de Ofigevi, corresponden al ejercicio 2006 y carecen de la opinión de una auditoría. Éstas reflejaban un importe neto de la cifra de negocio de 5,2 millones de euros y un resultado neto de 47.670 euros.

 

Laura es una más de los casi 500 afectados por la quiebra de la cooperativa “El Balcón de la Sierra” y su caso se suma al de los hasta 1.200 socios afectados por el presunto fraude de Ofigevi, cuya mala gestión ha dejado en el aire la construcción de más de 3.000 viviendas, dejando a los cooperativistas sin piso y sin unos ahorros que suman más de 15 millones de euros. En total, las gestoras Ofigevi, Gespozuelo y PSG podrían haber estafado más de 200 millones de euros. Ofigevi ha mantenido, en su página web, la inscripción para nuevos socios. 

 

Presunta estafa de la aseguradora HCC Europe

 

“Ahí quien ha fallado ha sido el seguro”, dice Laura. “Cada socio firmaba un contrato de seguro de aportaciones –aval- que, aparentemente, tenía toda la solvencia necesaria, pero que, a día de hoy, no está devolviendo las aportaciones a los socios como yo, que hemos solicitado la baja”. Los que lo hicieron hace tres años sí consiguieron recuperar su dinero, porque se cubría con la aparición de nuevos socios, “el seguro no llegó a operar”, comenta.

 

De hecho, la aseguradora HCC Europe es, precisamente, el nexo de unión entre distintos casos de gestoras de cooperativas que no han respondido por el capital de los socios de sus respectivas cooperativas, como Gespozuelo, PSG o Millenium.

 

Ayer se dio a conocer la noticia de que los afectados por la presunta estafa de Ofigevi presentaron el pasado 2 de marzo un auto en el que los juzgados de Madrid aprecian “indicios” de delito en la conducta del responsable de la gestora, Miguel Torralbo. También hay un proceso en curso contra Gespozuelo, administrada por los hijos de Torralbo. Según los afectados, “se trata de la misma trama”.

 

Además, tienen previsto pedir la imputación de los responsables de HCC, porque al parecer no suscribió la póliza obligatoria establecida en la ley 57/1968 para la construcción de viviendas, que permite a los compradores recuperar su dinero en caso de que los inmuebles no sean entregados. “HCC Europe ha cobrado más de diez millones de euros a las cooperativas gestionadas por Ofigevi y Gespozuelo por otorgar un seguro que parece no cubrir ningún tipo de riesgo y cuyas cláusulas han permanecido ocultas durante estos años a los cooperativistas”, según denuncian los socios.

 

Los máximos directivos de HCC Seguros en España ya han tenido que declarar como imputados ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Getafe, que investiga la presunta estafa cometida por otra gestora, PSG, en las cooperativas Cuna de la Aviación y Capital del Sur.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios