Es noticia
Menú
Apollo y Carval compran las primeras carteras de créditos morosos en España
  1. Economía
BANESTO Y BANKINTER VENDEN HIPOTECAS DE NO RESIDENTES

Apollo y Carval compran las primeras carteras de créditos morosos en España

Prometía ser un mercado de repleto de oportunidades, pero en los últimos doce meses solo se han cerrado un par de operaciones. Dos de los fondos

Foto: Apollo y Carval compran las primeras carteras de créditos morosos en España
Apollo y Carval compran las primeras carteras de créditos morosos en España

Prometía ser un mercado de repleto de oportunidades, pero en los últimos doce meses solo se han cerrado un par de operaciones. Dos de los fondos oportunistas internacionales más conocidos, Apollo Investment y Carval (Gargill), han protagonizado la compra de algunas de las pocas carteras de créditos hipotecarios morosos que han accedido a vender bancos y cajas españoles en lo que va de 2009.

 

La última operación acaba de ser protagonizada por Bankinter. El banco naranja presidido por Pedro Guerrero se ha desprendido de una cartera de créditos hipotecarios por importe de 60 millones de euros (valor nominal), aunque el precio de venta final no ha alcanzado el 40%, según han reconocido a este periódico fuentes oficiales del banco, que no han querido revelar la identidad del comprador.

 

Antes que Bankinter, otros bancos y cajas ya pasaron por la experiencia de vender carteras de créditos hipotecarios morosos, normalmente correspondientes a clientes no residentes en territorio español. Ha sido el caso de Banesto, según distintas fuentes financieras, que durante los últimos 18 meses ha vendido hasta dos bloques de activos crediticios a los fondos Apollo y Carval.

 

Algo parecido hizo también con la sucursal financiera de General Motors (Gmac), a la que Banesto vendió un lote de activos hipotecarios que luego recompró con un importante descuento ante la imposibilidad de la filial de GM para titulizar esos créditos, clasificables como deuda subprime. En esta ocasión, la entidad presidida por Ana Patricia Botín no ha respondido a las preguntas de El Confidencial.

 

Otra entidad que ha probado suerte, aunque de manera poco representativa, ha sido Caja Duero. A lo largo del año pasado, la entidad salmantina, en actual proceso de fusión con Caja España y Caja Burgos, vendió una cartera de fallidos “con más de seis años de antigüedad”, como reconoce un portavoz oficial. “Se hizo por probar ese mercado. Eran activos fuera de balance, algunos heredados de fusiones”.

 

Durante el último año y medio, otras entidades han probado suerte. Ocurrió con Caixa Galicia, que sacó al mercado un lote de créditos hipotecario bautizado en el sector como “la cartera de los fontaneros ingleses”, fruto de la financiación concedida a extranjeros para comprar inmuebles en la Costa de Levante como segunda residencia. Finalmente, como explican desde la caja gallega, no hubo ninguna venta.

 

Poca venta, mucha gestión

 

A pesar de la presencia en España de la mayoría de firmas dedicadas al negocio del cobro de impagos, como Intrum Justitia, Aktiv Capital, Link Finanzas, Contentia o GSBK-Multigestión, no se ha generado volumen relevante. En parte, según explica el responsable de una de estas casas, por “la falta de liquidez existente y por la volatilidad de las carteras, muchas de ellas con créditos sin garantía”.

 

Por lo general, las carteras que han salido al mercado estaban compuestas de activos hipotecarios con difícil salida comercial y con titulares del crédito de un perfil de alto riesgo, sobre todo población inmigrante, según explican desde un fondo de inversión internacional. Por eso, bancos y cajas han optado por ceder la gestión del cobro a cambio de un porcentaje en lugar de la venta.

 

Curiosamente, la mayoría de las transacciones cerradas corresponden a préstamos con clientes no residentes. Según los interlocutores consultados, las entidades explicaban ante el Banco de España que la venta de estos activos eran específicas y que no representaban el valor real de la cartera, ya que tendrían que haber provisionado todo en proporción equivalente al descuento con que eran vendidas.

Banesto Noticias de Bankinter Apollo Capital