La Caixa supera las resistencias de la Generalitat para vender Agbar a Suez
  1. Economía
A CAMBIO TOMA LA MAYORÍA DE ADESLAS

La Caixa supera las resistencias de la Generalitat para vender Agbar a Suez

La Caixa sigue con su política de rotación de la cartera de participaciones. Ahora le ha tocado el turno a su histórica participada Aguas de Barcelona

Foto: La Caixa supera las resistencias de la Generalitat para vender Agbar a Suez
La Caixa supera las resistencias de la Generalitat para vender Agbar a Suez

La Caixa sigue con su política de rotación de la cartera de participaciones. Ahora le ha tocado el turno a su histórica participada Aguas de Barcelona (Agbar), donde comparte accionariado con el francés Suez Enviroment. Precisamente, como trascendió antes del verano, la caja catalana ha terminado concretando un acuerdo con su socio para venderle un porcentaje significativo, sobre el 30%, que permitirá al grupo galo alcanzar en torno al 75% y con ello la mayoría de control de la compañía de gestión integral de aguas.

 

La operación ha tenido que superar las resistencias de la Generalitat. El núcleo duro del gobierno socialista de José Montilla no veía con buenos ojos la cesión del control a Suez, cambio que podía suponer la pérdida de ascendente que las instituciones públicas -Ayuntamiento de Barcelona y Diputación- ejercen a través de su presidente, Jordi Mercader, y de su director general, Ángel Simón, vinculados a distintos niveles con el aparato del PSC.

 

Sin embargo, el presidente de La Caixa ha impuesto su criterio, que llegó a estar en el aire tras la filtración de sus planes antes del verano. La operación diseñada por Isidro Fainé tiene una contraparte. A cambio de la venta de parte del 44% en Agbar, el grupo francés venderá a Criteria el 55% de la aseguradora médica Adeslas, donde comparte accionariado con la francesa Malakoff Mederic, que también venderá su 45% restante, una desinversión en la que ha contado con el asesoramiento de Lazard.

 

Para llevar a cabo el trueque, Suez, asesorada por UBS, y Criteria, asistida por AZ Capital, lanzarán una oferta de exclusión por Agbar, con un 10% del capital cotizado, cuyas acciones cerraban ayer en la franja de los 18 euros. La oferta será de 20 euros por acción, precio que permitirá a La Caixa embolsarse en torno a 800 millones de euros. Este dinero será empleado para financiar la adquisición de Adeslas, por la que Criteria pagará 1.200 millones para integrarla en su negocio financiero de seguros.

 

Las partes implicadas se habían dado de fecha límite hasta el mes de noviembre, según fuentes oficiales. En principio, Fainé ha ofrecido garantías suficientes a la Generalitat sobre la ‘catalanidad’ de Aguas de Barcelona, una condición que de no haberse logrado hubiera provocado una solución alternativa, con la posible entrada de alguna sociedad pública en el capital de Agbar, como ha llegado a plantearse en círculos del PSC durante esteos meses de definición del proceso.   

 

No es casualidad que esta operación se lleve a cabo después de que Ricardo Fornesa, ex presidente de Agbar, no forme parte ya de Criteria, cuya presidencia ocupó tras abandonar el poder en La Caixa. Su sucesor, Isidro Fainé, ha implementado un plan de rotación de la cartera del holding, con una apuesta por el negocio financiero, donde Adeslas juega un papel más relevante como primera compañía de seguros de salud en España. Además, el presidente de la caja no había destinado a ninguna persona de su confianza al frente de la filial de aguas.

 

Tras el anuncio de la oferta, Agbar y Criteria fueron suspendidas de cotización antes del apertura de los mercados y regresaron al parqué a las 10.00 horas. Después de un periodo de ajuste de diez minutos, comenzaron a cotizar con subidas, que situaron el precio de las acciones de Criteria en 3,50, frente a los 3,49 euros de ayer, y las de Agbar en 19,80 euros, frente a los 18,23 euros a los que cerró la sesión del miércoles.

Noticias de La Caixa Agbar GDF Suez