Unicaja avisa a Griñán: “La nueva ley de cajas andaluza no debe asfixiar nuestra autonomía”
  1. Economía
MEDEL A ‘EL CONFIDENCIAL’: “LA JUBILACIÓN NO ME PREOCUPA”

Unicaja avisa a Griñán: “La nueva ley de cajas andaluza no debe asfixiar nuestra autonomía”

El presidente de Unicaja, Braulio Medel, lanzó ayer un aviso al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán. “La nueva ley de cajas andaluza

Foto: Unicaja avisa a Griñán: “La nueva ley de cajas andaluza no debe asfixiar nuestra autonomía”
Unicaja avisa a Griñán: “La nueva ley de cajas andaluza no debe asfixiar nuestra autonomía”

El presidente de Unicaja, Braulio Medel, lanzó ayer un aviso al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán. “La nueva ley de cajas andaluza no debe asfixiar nuestra autonomía empresarial”, advirtió Medel, muy celoso de mantener el control de la entidad malagueña, la primera de Andalucía. “La ley no puede sustituir a los estatutos, al manual de funciones de una empresa, porque entonces esa empresa se vería constreñida en su funcionamiento”, dijo.

 

También está intranquilo ante posibles trabas de la ley que impidan futuras fusiones. Y así lo expresó: “Unicaja no podría entrar en una fusión que estuviera sometida a unos parámetros que dificultaran fusiones ulteriores u operaciones corporativas ulteriores”. Pero sobre todo está tranquilo porque el proyecto de Decreto Ley modificativo de la actual legislación andaluza sobre Cajas de Ahorro que debe hacer posible la fusión entre Unicaja y CajaSur, ha entrado, al menos de momento, en vía muerta. “Dificultades salvables”, según las fuentes, que aluden al deseo del presidente andaluz, José Antonio Griñán, de pactar el nuevo texto con el PP andaluz que dirige Javier Arenas.

Lo más probable es que la nueva ley se apruebe en el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía del próximo martes 20, aunque estaba previsto que se diera luz verde el pasado 13 de octubre.

Como se afirmaba el pasado miércoles, 7 de octubre, en este diario, las negociaciones son un auténtico “reparto de los montes” con el que la Junta andaluza pretende hacer encajar en la horma de la Ley de Cajas de Ahorro autonómica la acordada fusión entre ambas cajas, dando satisfacción a las reclamaciones de Medel y del sacerdote Santiago Gómez Sierra, responsable de CajaSur, para llevar a buen puerta la operación.

A salvo de cambios de última hora motivados por ese intento de pacto con el PP, la modificación en cuestión concedía a Medel tres años más como presidente de la entidad fusionada, mientras creaba para Gómez Sierra una segunda vicepresidencia ejecutiva. En concreto, el proyecto elaborado por la dirección general de Política Financiera de la Junta establece que el periodo de transición en caso de fusión entre dos o más entidades quedará establecido en tres años, uno más de los dos que la Ley fijaba hasta ahora.

Edad de jubilación

De este modo Braulio Medel, que el pasado mes de agostó cumplió 62 años, podría retirarse con 65 años y como presidente de la fusionada. Preguntado ayer por este punto, Medel se mostró cauto ante El Confidencial. “Cualquier cosa que diga sobre este punto se puede interpretar como que estoy hablando en función de mis intereses, pero créame que ese asunto no me preocupa, nunca ha estado en la agenda de mis mayores preocupaciones”, dijo este diario.

La otra medida estrella consistiría en la creación de una segunda vicepresidencia ejecutiva de la Caja fusionada –ahora ya existe una por Ley-, puesto a ser ocupado por Gómez Sierra. La nueva entidad contaría, pues, con dos vicepresidentes ejecutivos, ambos cargos remunerados. 

Las “dificultades” antes aludidas tienen que ver, de acuerdo con las fuentes, con determinados privilegios de que han venido gozando los miembros del consejo de administración de CajaSur nombrados por el Cabildo catedralicio cordobés y que la redacción del aludido Decreto Ley seguía manteniendo vigentes, hecho que ha sido considerado “escandaloso” por algunas fuerzas políticas, incluso por el propio Braulio Medel.

En efecto, de acuerdo con la negociación efectuada en 2004 entre Griñán, entonces consejero de Economía andaluz, y monseñor Asenjo, obispo de Córdoba, los consejeros de CajaSur no tienen limitación de mandatos (frente a los 2 que como máximo rigen para el resto de consejeros de Cajas de la región), y además pueden prolongar su mandato hasta los 75 años, en lugar de hasta los 70 vigentes para el resto.

El mantenimiento de esta “singularidad” ha sido considerado por parte de Unicaja como una discriminación injustificable en las  nuevas circunstancias. La entidad malagueña reclama para los representantes del Cabildo cordobés en el nuevo consejo de Unicajasur las mismas reglas del juego que para el resto de consejeros. Como trasfondo, el deseo de Braulio Medel a disponer de un mandato adicional de 5 años, a sumar a los 3 años de prórroga antes citados, lo que le permitiría jubilarse como presidente con 70 años cumplidos.

Eso es lo que está en juego en la negociación. El PSOE andaluz no parece muy proclive a prorrogar el mandato de Medel más allá de los 3 años iniciales, pero estaría dispuesto a reconsiderar su postura si otra formación política lo planteara, cuestión esta que va unida a la “singularidad” de Cajasur. Para Griñán, nadie mejor para hacerlo que el partido que lidera Javier Arenas. Falta por saber si el católico Arenas estará dispuesto a reclamar el final de los beneficios de Cajasur. Tal es la incógnita que debe despejarse estos días.

Noticias de Unicaja Braulio Medel