LA INFLACIÓN SUBYACENTE CRECE UN 0,1%, EL MENOR REGISTRO HISTÓRICO

La economía coquetea con la deflación en pleno desplome del consumo

La deflación -la caída generalizada de los precios- está más cerca. Por supuesto que hoy por hoy no es ninguna realidad ni tampoco es el escenario

La deflación -la caída generalizada de los precios- está más cerca. Por supuesto que hoy por hoy no es ninguna realidad ni tampoco es el escenario más previsible, pero los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) han dibujado serias sospechas sobre la posibilidad de que la economía española se encamine hacia un periodo depresivo.

 

El último dato que ha llamado la atención tiene que ver con el que ayer dio Estadística, que señala que la tasa de inflación subyacente (es decir la que excluye los productos más volátiles como la energía y los alimentos no elaborados) se situó en el 0,1% en septiembre, con diferencia la tasa más baja desde que existen series históricas. Para hacerse una idea de cómo ha evolucionado esta tasa hay que tener en cuenta que al comenzar el año la inflación estructural (la más relevante) se situaba en el 2%, lo que significa que a medida que ha ido avanzado el año el comportamiento de los precios se ha ido desacelerando.

 

Detrás de esta evolución se encuentra el comportamiento de la alimentación y de los vestidos y del calzado, que reflejan caídas del -2,4% y el -2,2%, respectivamente, en términos interanuales. Igualmente, rúbricas como el ocio y la cultura muestran una caída del 1,2%, mientras que hoteles, cafés y restaurantes, sectores históricamente de alta inflación, reflejan un aumento del 1,3%, muy lejos del 3,5% con que comenzó el año. Y eso que las cifras recogen ya la información del verano, periodo en el que los precios suelen subir por el aumento de la demanda.

 

 

Detrás de este comportamiento de los precios se encuentra el desplome del consumo de las familias, lo que obliga a los agentes económicos a bajar precios para no perder clientes. Y para muestra basta señalar que el Índice de Comercio al por Menor ha caído en agosto en términos anuales un 3% (por encima del -2,8% de julio), mientras que las ventas de las grandes empresas han descendido un 9,9% (frente al -15,7% del mes previo), lo que significa que la atonía del consumo de las familias sigue pesando como una losa sobre la recuperación de la actividad económica.

 

De hecho, hasta el Indicador de Confianza del Consumidor, un indicador adelantado sobre la evolución de la economía, ha caído en septiembre 22,4 puntos porcentuales, tres puntos más que en agosto.

 

Los datos del Índice de Precios del Consumo (IPC) correspondientes al mes de septiembre dados ayer a conocer por Estadística han sorprendido a los analistas, que esperaban que a medida que fuera pasando el año los precios fueran creciendo, y no sólo por el ‘efecto escalón’ derivado de la evolución del petróleo (que a mediados del año pasado llegó a costar 140 dólares el barril), sino como consecuencia de una lenta mejoría del consumo. No ha sido así y la inflación subyacente –que en realidad es la más relevante al excluir los componentes más erráticos- sigue cayendo. Incluso la que mide también la evolución de los alimentos no elaborados y la energía ha retrocedido hasta el -1%, cuando se esperaba un cambio de tendencia a partir de septiembre.

 

Funcas, en cualquier caso, descarta la deflación. Sin embargo, según sus previsiones la inflación subyacente seguirá cayendo algo en los dos próximos meses, hasta situarse en el 0,0%, lo que da idea del grado de contención del consumo. A partir de ahí debería iniciar una suave recuperación hasta situarse en el 1% en junio del año que viene, espoleada fundamentalmente por el comportamiento del sector servicios (el menos expuesto a la competencia), que crecerá hasta situarse en el entorno del 2,5% a mediados de año.

 

Según sus estimaciones,  en un escenario de subida del precio del petróleo, la tasa interanual de diciembre de 2009 será del 0,6%, y la media anual de 2010 un 2,1%, mientras que en un escenario de descenso del precio del petróleo, la tasa interanual de diciembre se situaría en un 0,2%, y la media anual para 2010 en un 0,7%.

 

La atonía del consumo explica, en cualquier caso, el hecho de que la inflación española siga siendo muy inferior a la que se manifiesta en la eurozona, donde los precios cayeron en agosto (último mes publicado) un 0,2%, por debajo del -0,8% en el caso español.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios