SE SITUARÁ EN EL ENTORNO DEL 20%

Ayuntamientos y CCAA preparan un recorte del gasto de 13.000 millones

Los días de vino y rosas se han acabado en las administraciones territoriales. En particular en las comunidades autónomas, bastante más afectadas que los ayuntamientos por

Foto: Ayuntamientos y CCAA preparan un recorte del gasto de 13.000 millones
Ayuntamientos y CCAA preparan un recorte del gasto de 13.000 millones

Los días de vino y rosas se han acabado en las administraciones territoriales. En particular en las comunidades autónomas, bastante más afectadas que los ayuntamientos por el desplome de ingresos que se ha producido a consecuencia del pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Según fuentes solventes, ello obligará a un ajuste presupuestario sin precedentes en sus casi 30 años de historia.

 

El recorte del gasto se situará en el entorno del 20% respecto de la cantidad que anualmente les transfiere el Estado para cubrir sus necesidades. Eso significa que dispondrán de unos 13.000 millones de euros menos respecto de lo presupuestado en 2009, año en el que las transferencias corrientes y de capital ascendieron a 63.899 millones de euros en términos consolidados. De ellos, casi 50.000 millones fueron a parar a las comunidades autónomas, y el resto a los municipios.

 

Tanto las regiones como los ayuntamientos han podido sortear hasta ahora la recesión gracias a que el todavía vigente modelo de financiación autonómica impide que pueda conocerse de forma definitiva la liquidación hasta pasados dos años, lo que ha provocado que desde 2008 haya sido el Estado quien haya ‘apechugado’ con el desplome de los ingresos. Pero en 2010 las cosas cambiarán. Para hacerse una idea de lo que significa el desplome de la recaudación hay que tener en cuenta que en 2007 -al comienzo de la crisis- el Estado tuvo unos ingresos totales (en términos de caja) equivalentes a 159.839 millones de euros, pero para el año próximo ha presupuestado una recaudación total de 121.360 millones de euros, lo que significa que hoy dispone de casi 39.000 millones de euros menos que hace tres años.  La diferencia ha sido financiada apelando año tras año a la deuda pública.

 

La idea de que las crisis ha pasado hasta ahora de largo para los presupuestos de las CCAA se puede observar nítidamente si se tiene en cuenta que en un año como el 2009 -en el que los recursos del Estado han caído en picado- las transferencias a los entes territoriales ha subido un 1,8%. La ‘fiesta’, sin embargo, no la pagará en solitario el Estado. La vicepresidenta segunda, Elena Salgado, ya adelantó en el Congreso en agosto que las comunidades autónomas tendrán que devolver al Estado unos 6.000 millones de euros cobrados de más en los últimos años, prácticamente la mitad que los recursos que aporta el nuevo modelo de financiación autonómica. Existe un pacto, sin embargo, para que las regiones reintegren lo cobrado de más entre 2011 y 2012, periodificándose durante cuatro años.

 

En 2010 todo será distinto. La disminución en el volumen de transferencias del Estado hacia el resto de administraciones territoriales tendrá un fuerte efecto sobre las cuentas de las comunidades autónomas, toda vez que prácticamente la tercera parte de los ingresos de las comunidades autónomas están anclados en la capacidad recaudatoria de la Administración central.

 

Fondo de Suficiencia

 

Los Presupuestos Generales del Estado recogen como gasto la dotación de las transferencias a los Entes Territoriales, tanto las que resultan de la aplicación de los sistemas de financiación vigentes (fondo de suficiencia, fondos de compensación interterritorial, participación en ingresos del Estado de las Corporaciones Locales, etc.) como aquellas otras que se derivan de convenios, contratos-programa, o acuerdos para financiar determinados bienes o servicios públicos prestados por comunidades autónomas y ayuntamientos. Gracias a ello, las ccaa dispondrán en 2009 de 48.388 millones de euros y de 15.150 millones en el caso de los ayuntamientos.

 

Otra tercera parte de los ingresos autonómicos tiene que ver con los tributos cedidos por el Estado (IVA, IRPF o Especiales), cuya recaudación, igualmente, está cayendo en picado. Un 13,3% en el caso del Impuesto sobre la Renta y un 23,7% el IVA. Esto quiere decir que por esta vía también las comunidades autónomas tendrán que enfrentarse a menos recursos que sólo podrán ser compensados tirando de endeudamiento público.

 

El presupuesto de ingresos de las 17 comunidades autónomas -más Ceuta y Melilla- asciende este año a 181.844 millones de euros, y para 2010 el Estado les ha permitido aumentar su déficit hasta el 2,50% del PIB.  

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios