EN EL 'ARGUMENTARIO' REMITIDO TRAS LA RUPTURA DEL DIÁLOGO SOCIAL

Ferraz adoctrina a los suyos: "CEOE sólo piensa en su cuenta de resultados y en ganar dinero"

Son cinco páginas panfletarias, con una maquetación sencilla, casi infantil. El argumentario remitido a los suyos por Ferraz a las pocas horas de que el Gobierno

Foto: Ferraz adoctrina a los suyos: CEOE sólo piensa en su cuenta de resultados y en ganar dinero
Ferraz adoctrina a los suyos: "CEOE sólo piensa en su cuenta de resultados y en ganar dinero"

Son cinco páginas panfletarias, con una maquetación sencilla, casi infantil. El argumentario remitido a los suyos por Ferraz a las pocas horas de que el Gobierno diera por cerrado el pasado jueves el diálogo social con patronal y sindicatos no sólo criminaliza a los empresarios, también concentra las críticas en su presidente, Gerardo Díaz Ferrán. “Se convierte en el primer presidente de esta organización que rompe el diálogo social”, se apunta, añadiendo que todas las propuestas de CEOE “están únicamente pensadas para que los empresarios ganen dinero, sin ofrecer garantía alguna de creación de puestos de trabajo ni de velar y respetar los derechos de los trabajadores, logrados después de 30 años de democracia”.

Dos son los mensajes que el Partido Socialista coloca en el frontispicio del documento, recibido en los diferentes ministerios y condensado por el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros celebrado en Palma de Mallorca un día después del fiasco. El primero es que “el Gobierno ha hecho todo lo posible a favor del acuerdo”. El segundo, que “los sindicatos han estado exigentes, pero responsables”. En honor a ese ejercicio de responsabilidad, “el Gobierno asumirá el compromiso de ampliar seis meses las prestaciones a los que se queden sin subsidio”.

Los empresarios, por el contrario, no tendrán premio. Han sido “irresponsables hacia la mayoría de los ciudadanos que no pueden permitirse tener un fondo privado” al poner en peligro la supervivencia del sistema de pensiones y exigir una rebaja en las cuotas a la Seguridad Social que “abocaría a la bancarrota” del modelo. Ferraz expone que CEOE pidió, inicialmente, una rebaja de las cotizaciones empresariales de cinco puntos; luego, se mostró dispuesta a dejarla en tres, para finalmente no concretar un porcentaje. Lo que no impide que los ideólogos del PSOE hagan sus sumas, y hasta hagan suyas las cuentas de los sindicatos.

“Los cálculos estimados por el Gobierno indican que piden una rebaja de cotizaciones de cinco puntos, en tanto que los sindicatos consideran que son seis puntos”, se indica. Desde el partido se deja claro que el Gobierno estima que el conjunto de medidas planteadas por CEOE costarían unos 20.000 millones anuales “para su exclusivo beneficio y sin aportar garantías de que crearán nuevos puestos de trabajo”. Una cuantía que se desglosa del siguiente modo: 18.000 millones en la rebaja de cinco puntos de las cotizaciones; 1.000 millones por la reducción del Impuesto de Sociedades; 400 millones por la bonificación del 100% las cuotas a la Seguridad Social el tiempo que los trabajadores estén sometidos a EREs de suspensión, y 1.400 porque el Gobierno pague íntegramente del cuarto al decimoquinto día de baja laboral.

Beneficio de su cuenta de resultados

“En un contexto de grave crisis económica en la que el Gobierno está dispuesto a hacer esfuerzos excepcionales para luchar contra el paro, la organización empresarial hace una propuesta que sólo busca el beneficio de su cuenta de resultados, sin mostrar disposición a hacer esfuerzo alguno”, sentencia con toda crudeza Ferraz. No hay autocrítica del Ejecutivo, que ha tenido “una máxima implicación” y ha tratado de favorecer el acuerdo “hasta el máximo de lo que le permiten los condicionantes derivados de la actual situación económica”.

CEOE, en la Junta Directiva celebrada el martes, se quejó de haber jugado un partido en que el árbitro era “forofo de uno de los dos equipos”. En su argumentario, el PSOE expone que el Ejecutivo va adoptar todas las medidas que crea necesarias, y que aprobará por decreto ley “en el Consejo de Ministros del 13 de agosto la principal reivindicación de los sindicatos en el proceso de diálogo: una nueva prestación por desempleo, en principio por seis meses, para aquellas personas que hayan dejado de percibir la prestación asistencial por desempleo”. Para los empresarios, se admite que la última propuesta fue la rebaja de medio punto de las cotizaciones con carácter permanente, más un punto adicional transitorio durante 2010.

Un día después de que el presidente de la patronal compareciera para denunciar la connivencia de Gobierno y sindicatos en el proceso negociador a la hora de fijar las líneas rojas en la discusión, los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, echaron más leña al fuego al asegurar que el diálogo social no se reanudará si la patronal no rectifica su propuesta y modifica su actitud. Ambos explicaron que una muestra de esa voluntad de diálogo se pondría de manifiesto “desbloqueando los Acuerdos de Negociación Colectiva” que los sindicatos quieren suscribir tras el verano.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios