La crisis financiera se cobró varias víctimas entre los legisladores de EEUU
  1. Economía

La crisis financiera se cobró varias víctimas entre los legisladores de EEUU

El derrumbe financiero que comenzó con la crisis inmobiliaria el año pasado se cobró varias víctimas entre los legisladores de EE.UU., según revelan documentos presentados ante

El derrumbe financiero que comenzó con la crisis inmobiliaria el año pasado se cobró varias víctimas entre los legisladores de EE.UU., según revelan documentos presentados ante el Congreso.

Uno de los principales golpeados por la crisis fue el esposo de la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, quien tenía acciones de la aseguradora American International Group (AIG) el año pasado. Las acciones de la empresa, la cual tuvo que ser rescatada por el Gobierno al desatarse la crisis financiera, se cotizaban en la bolsa a 56,30 dólares a comienzos de 2008 pero cayeron a 1,57 dólares al terminar el año.

En una conversación con periodistas, la legisladora demócrata señaló que la pérdida para su esposo, Paul, un hombre de negocios e inversor, fue de entre 100.000 y un millón de dólares. "¿Quién hubiese pensado que AIG, un gigante de la industria, llegaría a la situación en la que tuviera que ser rescatada por el Gobierno?", se preguntó Pelosi.

El matrimonio Pelosi cuenta con un capital tasado entre 5 millones y 25 millones de dólares, principalmente en acciones en una empresa vitivinícola de California y una residencia en ese estado.

Pero Paul Pelosi no fue el único golpeado, según los informes difundidos por el portal en Internet Legistorm.com y que serán hechos públicos mañana por ambas ramas del Congreso.

Según fuentes legislativas, el esposo de la representante republicana Shelley Moore perdió gran parte del capital que tenía en Citigroup, también objeto del rescate financiero del Gobierno. Moore manifestó que las acciones que tenía su esposo Charles, que valían hace un año entre un millón y 5 millones de dólares, cayeron a entre 100.000 y 250.000 dólares.

A comienzos de 2008, las acciones de Citigroup llegaron a cotizarse a 28,92 dólares por unidad pero al finalizar el año habían descendido a 6,71 dólares.

El representante demócrata James McDermott también perdió 55.389 dólares cuando vendió sus acciones de AIG en diciembre, según confirmó su portavoz. Para el demócrata John Dingell, representante por Michigan, la pérdida fue por partida doble, pues tenía inversiones tanto en AIG como en Citigroup. Los documentos no informaron con precisión el monto de sus pérdidas financieras. "El legislador Dingell no es el único inversor que decidió poner fin a sus pérdidas" en ambas empresas, dijo su portavoz al confirmar el informe de Legistorm.com.

Corporación Financiera Alba