La bolsa emergente, cada vez más estable, ya cotiza a la misma altura que la desarrollada
  1. Economía

La bolsa emergente, cada vez más estable, ya cotiza a la misma altura que la desarrollada

Llueve sobre mojado en los mercados europeos y estadounidenses. En los últimos meses, los principales índices de referencia, lejos de conseguir levantar el vuelo, están atravesando

Llueve sobre mojado en los mercados europeos y estadounidenses. En los últimos meses, los principales índices de referencia, lejos de conseguir levantar el vuelo, están atravesando un mal momento, y es esta incertidumbre la que está haciendo mella en la confianza de los inversores, que buscan una vía de escape para su capital. Es por ello precisamente, por lo que los mercados emergentes se han convertido, de un tiempo a esta parte, en un importante salvoconducto para sus ahorros.

Los analistas apuestan por que este tipo de mercados pueden ofrecer la misma estabilidad que Estados Unidos, Europa y Japón. Pero, con una diferencia que les aporta un valor añadido importante: que las economías de estos países se encuentran en un periodo de fuerte crecimiento, que llega en ocasiones hasta ser el triple de lo esperado.

De hecho, las acciones de estos países en pleno desarrollo se negociaron este mes a 15,2 veces/beneficio (PER) frente a las 14,9 de los países industrializados, según publica este lunes Bloomberg. Unos datos muy igualados y a tener en cuenta si se comparan con los ratios de 2005, que fueron de 8,45 de los emergentes frente al PER de 17,3 de los industrializados.

Según explica a Bloomberg, Robert Weissenstein, director de inversiones de banca privada en América para Credit Suisse Group, “nos encontramos en un momento distinto” ya que las acciones en los emergentes “pueden y deben ser consideradas como un ‘extra’ en dichos mercados en desarrollo. Es el precio del crecimiento”.

Tal es así, que los países en proceso de expansión han representado este año más de la mitad del crecimiento económico mundial y han aportado 5,68 billones a las reservas de divisa extranjera, según el Fondo Monetario Internacional. En este sentido, por ejemplo, la inflación de Brasil ha caído por debajo del 4% y Corea del Sur se ha convertido en un importante acreedor, lo que viene a demostrar que las cosas están cambiado de forma global.

Sin embargo, como en todo, existen entre los analistas voces discordantes hacia este especial interés por los emergentes. Para esta corriente de opinión, los cambios que se están registrando no son suficientes para garantizar el control de los precios de este tipo de mercados. Si es verdad que, como todo el mundo sabe, China está creciendo entre un 9 y un 11% y la India se encuentra en un rápido proceso expansionista, pero para este grupo de inversores, estas valoraciones no son de momento del todo fiables.

En cualquier caso, el boom de los emergentes pone de manifiesto que los inversores confían en que hay un menor riesgo para sus ganancias si apuestan por alternativas a los mercados ya consolidados, asegura Allan Conwa, de Schroders, en Bloomberg. Además, “los diferentes gobiernos han acumulado reservas de divisa y han reducido su deuda, protegiendo así a las compañías de estos mercados de los posibles ‘golpes’ que han provocado las depresiones en el pasado”, lo que hace pensar que los emergentes van a ser el parche a la época ‘convulsa’ que atraviesan las principales bolsas de occidente.

Cartera de inversión Activos Países emergentes Salidas a bolsa