Es noticia
Menú
El golpe imposible de Carlos Alcaraz con el que cambió el partido e hizo enloquecer a Wimbledon
  1. Deportes
  2. Tenis
STRUFF LO TENÍA CASI HECHO

El golpe imposible de Carlos Alcaraz con el que cambió el partido e hizo enloquecer a Wimbledon

Cuando más complicado estaba el choque ante Struff, Alcaraz se inventó un increíble golpe con el que consiguió salvar la comprometida situación que tenía encima de un plumazo

Foto: Carlos Alcaraz celebra el increíble punto. (Reuters/Matthew Childs)
Carlos Alcaraz celebra el increíble punto. (Reuters/Matthew Childs)

Carlos Alcaraz ya está en segunda ronda de Wimbledon, después de tener que sudar la gota gorda ante Jan-Lenard Struff para conseguir clasificarse. El español, que llegaba al torneo con no demasiado ritmo en hierba por culpa de la lesión en su codo derecho, tuvo que sacar su mejor versión para desarmar al tenista al alemán, que jugó a un altísimo nivel y que le complicó realmente el partido. Hasta el punto de que solo un golpe mágico cambió la tendencia.

Struff comenzó dominando el partido con mano de hierro, llevándose el primer set con mucha autoridad. Alcaraz consiguió responder en el segundo para igualar la contienda, pero el germano, de nuevo, volvió a ponerse por delante. Así, el español entendió que, si quería seguir con vida, era fundamental agarrarse a su servicio, por lo que en la cuarta manga mantuvo los seis de los que dispuso, pero al no lograr romper el de su rival, el 'tie-break' decidiría el set.

Foto: Alcaraz, durante su partido con Struff. (Reuters/Matthew Childs)

El germano logró un 'mini break' a las primeras de cambio y, ya con su servicio, se puso 2 a 0 en el desempate. Y, precisamente ahí, llegó el momento clave del partido: Struff sacaba para el 3-0, consciente de la importancia del punto: sabía que, si era capaz de llevárselo, la ventaja que tomaría era fundamental y que estaba a un paso de certificar su clasificación a segunda ronda, eliminando a todo un favorito como Alcaraz. Pero, entonces, el español sacó su magia.

Struff realizó un gran saque, que Alcaraz devolvió con un gran resto. El alemán cruzó una nueva bola que hizo sufrir al español y tras dos nuevos golpes del germano de lado a lado, el murciano los devolvió agarrándose al punto... pero dejando mucha pista libre. Struff la cortó hacia el lado vacío y Alcaraz, esprintando a toda velocidad, conectó un derechazo cruzado en carrera a la línea con el que pasaba al alemán. Su dedo índice en alto celebrando mostraba lo que acababa de hacer.

El público enloqueció y estuvo cerca de un minuto aplaudiendo la increíble acción del español, un golpe mágico de esos que no se ven todos los días. Y lo más importante no fue solo la plasticidad, belleza y precisión del golpeo, sino en el momento que lo hizo. De haber perdido ese punto, la cuesta arriba que se le planteaba a Alcaraz para seguir vivo en Wimbledon era, cuando menos, importante. Sin embargo, ese monumental golpe ganador cambió la tendencia del partido.

El español se llenó de moral y Struff, que veía la victoria realmente cerca, se dio cuenta de que aún tenía que trabajar mucho y muy duro si quería cerrar el partido. De hecho, el derechazo de Alcaraz hizo mucho daño al germano, al que se le escapó el set que daba la igualada al choque y con el que pudo haber sentenciado. Tanto, que desde ese golpe hasta el final del set el parcial fue de 6 puntos a 1 para el murciano. Acababa de cambiar el partido.

Ya en el quinto set, ambos jugadores olvidaron lo ocurrido en el 'tie break', pero la dinámica había cambiado. En los momentos claves, el alemán estuvo más dubitativo, mientras que Alcaraz se lanzó a por todas para, con un 'break' final, llevarse la victoria y clasificarse a segunda ronda de Wimbledon. Y buena parte del éxito llegó gracias a ese increíble golpe de locos, a la carrera y desde el fondo de la pista, con el que desarmó a un Struff que ya se veía ganador.

Pero no es el único golpe con el que Alcaraz se fue contento del partido: "El saque ha sido un gran arma, me ha salvado de muchos apuros. Una de las claves por la que he ganado ha sido el saque. Espero coger lo bueno de este lunes en el saque para los siguientes partidos", afirmaba tras el choque. Ahora, le espera el neerlandés Tallon Griekspoor en segunda ronda, y ya sabe lo que se le viene encima: un jugador capaz de sacarse golpe ganadores mágicos de la manga.

Carlos Alcaraz ya está en segunda ronda de Wimbledon, después de tener que sudar la gota gorda ante Jan-Lenard Struff para conseguir clasificarse. El español, que llegaba al torneo con no demasiado ritmo en hierba por culpa de la lesión en su codo derecho, tuvo que sacar su mejor versión para desarmar al tenista al alemán, que jugó a un altísimo nivel y que le complicó realmente el partido. Hasta el punto de que solo un golpe mágico cambió la tendencia.

Tenis Carlos Alcaraz
El redactor recomienda