Es noticia
Menú
Carlos Alcaraz, ante su gran sueño de niño: ganar Wimbledon... si su maltrecho codo le deja
  1. Deportes
  2. Tenis
DUDAS POR SU ESTADO DE FORMA

Carlos Alcaraz, ante su gran sueño de niño: ganar Wimbledon... si su maltrecho codo le deja

El español siempre ha sentido gran atracción por el All England Club y en la temporada de su despegue busca hacer historia también en la hierba, aunque sus problemas físicos le limitan

Foto: Alcaraz, ante su último gran sueño. (Susan Mullane/USA TODAY)
Alcaraz, ante su último gran sueño. (Susan Mullane/USA TODAY)

"Me gustaría ganar Roland Garros y Wimbledon". Con estas palabras, se presentaba en público un Carlos Alcaraz de 12 años, en una de las primeras declaraciones que hacía como deportista. Ahora, siete años más tarde, el murciano sabe que tiene ante sí un nuevo reto, donde sueña con hacer historia en All England Club… si su codo lo permite. Y es que el murciano, que comenzó la temporada como un tiro, ha visto ligeramente frenada su progresión por culpa de un inesperado problema.

Alcaraz -con el permiso de Nadal- es una de las grandes sensaciones de la temporada. En el presente curso, ya ha sido capaz de levantar cuatro títulos pero, sobre todo, lo que más llama la atención es que a sus 19 años ofrece una seguridad y una madurez en pista impropias de su edad. Da la sensación de ser mucho más veterano, con más rodaje y que, por momentos, llega a ser un muro al otro lado de la pista, muy similar a lo que consigue el propio Nadal. Pero Wimbledon son palabras mayores.

Foto: Nadal está muy enchufado en Roland Garros. (EFE/EPA/Martin Divisek)

El tercer Grand Slam de la temporada puede presumir de ser uno de los más exigentes del circuito. Al hecho de que es un ‘grande’, que se enfrentan los mejores tenistas del circuito y que se juega durante dos semanas, hay que sumarle la complicación derivada de jugar en hierba. Y es que se trata de la superficie en la que cuesta más recuperarse entre partidos y donde todo puede cambiar en cuestión de minutos: "Wimbledon siempre es una incógnita. Se te puede complicar un partido que ves asequible o todo lo contrario", explicaba Juan Carlos Ferrero, su entrenador, hace escasos días.

Pero a esa lógica complicación se le suman los problemas físicos que arrastra Alcaraz. Ya durante la disputa de Roland Garros, el murciano notó ciertas molestias en su codo derecho, con las que pudo ir capeando a lo largo del torneo. Pero el problema llegó antes de Queen's, donde el dolor ya era tan evidente que decidió no participar en el prestigioso torneo para evitar perderse Wimbledon. Por fortuna, su decisión ha sido acertada, pero cómo llega al campeonato es una incógnita.

Fue hace escasos días cuando Alcaraz reapareció en competición, enfrentándose a Casper Ruud en el Hurlingham Tennis Classics. Allí, se le pudo ver un aparatoso vendaje en su codo, el mismo con el que ha aparecido en los días previos a Wimbledon, donde entrenó con Stan Wawrinka. De momento, el dolor ha remitido y esa protección está funcionando a la perfección, pero siempre existe la duda de una hipotética recaída y, sobre todo, de cuál es su estado físico real.

Alcaraz reapareció ante Casper Ruud.

"El vendaje es solo por precaución, no sentí ningún dolor durante el partido. Me divertí mucho en pista y lo importante es que tengo más días para poder entrenar. En las últimas semanas, no he podido entrenar al nivel que me hubiera gustado y he venido un poco a la expectativa por ver cómo iba a estar. Me sentí bien en mi regreso, la verdad, así que espero seguir mejorando poco a poco", explicaba Alcaraz, con el codo derecho visiblemente vendado.

A sus 19 años, Alcaraz ya ha confirmado que es un portento físico y tenístico, pero que aún necesita saber gestionar algunos momentos de los partidos. En su segunda participación en Wimbledon, debutará ante el alemán Jan-Lennard Struff y se podría medir a Novak Djokovic en cuartos de final. El murciano sabe que es un reto mayúsculo y, de hecho, ya ha asegurado que no se siente ni mucho menos favorito. De hecho, sigue trabajando duro para mejorar facetas de su juego.

"Algunos me sitúan como favorito, pero sinceramente, no lo creo porque hay jugadores mucho mejores que yo sobre hierba, como Berrettini, Djokovic o Nadal. Lo que voy a intentar es disfrutar al máximo de esta superficie. Es clave aprender a moverme y estamos trabajando mucho en ello, en mejorar los desplazamientos. También pulimos otros detalles, como la volea", explicaba. Pero soñar es gratis y el español, como es habitual, se vaciará en pista. ¿Podrá cumplir su sueño de niño?

"Me gustaría ganar Roland Garros y Wimbledon". Con estas palabras, se presentaba en público un Carlos Alcaraz de 12 años, en una de las primeras declaraciones que hacía como deportista. Ahora, siete años más tarde, el murciano sabe que tiene ante sí un nuevo reto, donde sueña con hacer historia en All England Club… si su codo lo permite. Y es que el murciano, que comenzó la temporada como un tiro, ha visto ligeramente frenada su progresión por culpa de un inesperado problema.

Alcaraz -con el permiso de Nadal- es una de las grandes sensaciones de la temporada. En el presente curso, ya ha sido capaz de levantar cuatro títulos pero, sobre todo, lo que más llama la atención es que a sus 19 años ofrece una seguridad y una madurez en pista impropias de su edad. Da la sensación de ser mucho más veterano, con más rodaje y que, por momentos, llega a ser un muro al otro lado de la pista, muy similar a lo que consigue el propio Nadal. Pero Wimbledon son palabras mayores.

Tenis Carlos Alcaraz Juan Carlos Ferrero
El redactor recomienda