Es noticia
Menú
Nadal se olvida de ver los partidos de Alcaraz en Roland Garros... jugando al parchís
  1. Deportes
  2. Tenis
SOLO PIENSA EN SEGUIR MEJORANDO

Nadal se olvida de ver los partidos de Alcaraz en Roland Garros... jugando al parchís

El tenista balear se encuentra bien física y mentalmente, pero empieza a mostrarse cansado de las comparativas con otros jugadores y de las preguntas sobre la lesión de su pie

Foto: Nadal está muy enchufado en Roland Garros. (EFE/EPA/Martin Divisek)
Nadal está muy enchufado en Roland Garros. (EFE/EPA/Martin Divisek)

Rafa Nadal ha comenzado muy enchufado en Roland Garros. El tenista español, después de caer eliminado en Madrid y de manera aún más dolorosa en Roma, llegaba a la arcilla parisina con alguna duda sobre su estado físico, pero la ha despejado a las primeras de cambio. Ante Jordan Thompson y Corentin Moutet, el balear mostró un nivel físico realmente increíble, confirmando que su mejor tenis ha vuelto y que está dispuesto a todo. Y que no le importa quién sea su rival.

El español está dando una lección de lo que hay que hacer para poder ser historia en el tenis mundial. No solo se trata de convertirse en un muro dentro de la pista, tener una fortaleza mental a pruebas de bombas, ni tener un físico privilegiado, sino que es mucho más que eso. Y es que Nadal empieza a notar, en los últimos meses, una tendencia que no le gusta demasiado: preguntas constantes sobre sus problemas físicos y comparativas con otros jugadores que quiere frenar de raíz.

Foto: Nadal, durante un Conde de Godó. (EFE/Toni Albir)

Desde que se retirara de Roma por los problemas en su pie izquierdo, en la rueda de prensa posterior a cada partido que juega aparecen varias preguntas referentes a cómo se encuentra. De sobra es conocido que Nadal es un jugador muy físico, que basa buena parte de su éxito en sus piernas y que necesita encontrarse al cien por cien para ser competitivo y poder luchar por todo. Pero una vez metido en competición, cree que no es buen síntoma hablar solo de sus problemas.

"Gracias por la pregunta, pero ya hablé lo suficiente sobre mi salud después de Roma y antes del torneo aquí. Estoy en la competición y siempre, creo, respondí todas las preguntas con todo respeto, pero como os podéis imaginar, ahora quiero hablar sobre tenis y luego, después de que terminemos ya veremos cómo van las cosas y cómo voy con mi cuerpo, pero ahora es el momento de pensar en el tenis", afirmaba el español, convencido de poder hacer un buen torneo en París.

De hecho, mandó un aviso a navegantes, tratando de pedir, de manera sutil, que no se le pregunte más por su pie. Nadal no es sospechoso de evitar preguntas peliagudas, pero no es menos cierto que entiende que lo que está haciendo en pista es más importante: "No puedo intentar avanzar mucho en el torneo si estoy preocupado por mis problemas físicos todos los días, ¿no? Así que si pasa algo, pasa y lo voy a aceptar, pero de momento estoy centrado en el tenis", afirmó.

Y no es la única pregunta recurrente que empieza a molestar al balear. Y es que España tiene la fortuna de que tiene a dos tenistas entre los seis mejores del mundo. La irrupción de Carlos Alcaraz ha llegado como un soplo de aire fresco para el tenis mundial y el nacional en particular. Su forma de jugar, de pelear en pista e, incluso, su privilegiada mente para no rendirse nunca, hace que las comparativas entre ambas sean evidentes. Pero Nadal ya se ha cansado de ello.

Preguntado por si vio el partido de Alcaraz, Nadal fue claro: "Antes de los partidos siempre estoy con el equipo jugando a parchís. No he visto el partido de manera seguida, solo algún punto. Pero todo el mundo sufre. Zverev también ha sufrido. Todos los partidos y todos los rivales son complicados. Hay que respetar a los rivales, cada día que sales a competir puedes ganar o perder", afirmaba. Y no es la primera vez que muestra su descontento por la comparativa.

"No sé si Alcaraz es mejor que yo cuando tenía su edad, olvidé cómo era yo, pero no puedo estar hablando todos los días sobre quién va a ser mejor o quién es más fuerte. Lo único que podemos hacer es disfrutar de su carrera, pero dejad de compararlo conmigo por muy interesante que os resulte", explicaba hace algunas semanas. Los dos tenistas son una bendición para el tenis español, pero las comparativas son odiosas. Y Nadal sabe que ha venido a París a ganar.

Rafa Nadal ha comenzado muy enchufado en Roland Garros. El tenista español, después de caer eliminado en Madrid y de manera aún más dolorosa en Roma, llegaba a la arcilla parisina con alguna duda sobre su estado físico, pero la ha despejado a las primeras de cambio. Ante Jordan Thompson y Corentin Moutet, el balear mostró un nivel físico realmente increíble, confirmando que su mejor tenis ha vuelto y que está dispuesto a todo. Y que no le importa quién sea su rival.

Tenis - Roland Garros Tenis Rafa Nadal Carlos Alcaraz
El redactor recomienda