Es noticia
Menú
"Aún tengo la piel de gallina": así fue la remontada de Alcaraz para meterse en semifinales de Miami
  1. Deportes
  2. Tenis
INCREÍBLE VICTORIA DEL ESPAÑOL

"Aún tengo la piel de gallina": así fue la remontada de Alcaraz para meterse en semifinales de Miami

El español volvió a dar una lección de juego en Miami, está vez sacando lo mejor de sí mismo para voltear un partido que tenía muy difícil ante Kezmanovic [6-7(5), 6-3 y 7-6(5)]

Foto: Alcaraz celebra su victoria ante Kezmanovic. (EFE/EPA/Erik S. Lesser)
Alcaraz celebra su victoria ante Kezmanovic. (EFE/EPA/Erik S. Lesser)

El tenista Carlos Alcaraz ya está en las semifinales del Miami Open y lo ha hecho tras derrotar en un durísimo partido al serbio Miomir Kecmanovic, en el que el español tuvo que sacar toda su artillería para remontar un encuentro que se puso cuesta arriba [6-7(5), 6-3 y 7-6(5)]. Alcaraz continúa quemando etapas a una velocidad asombrosa para un joven de 18 años y volvió a confirmar que está imparable. El español está dispuesto a todo y está a un partido de meterse en una nueva final, esta vez, tras firmar una increíble remontada que demuestra que ha llegado al tenis para quedarse y que España puede estar tranquila: el día que Nadal diga adiós, hay relevo de sobra.

Es difícil poner en contexto lo que Alcaraz está consiguiendo. Desde que comenzara 2022, ha ganado 15 de los 17 partidos que ha disputado, es su tercera semifinal consecutiva -dos de ellas en Masters 1000- y ya suma el título de Río de Janeiro. Ahora, se jugará el pase a la final ante Hubert Hurkacz, que dio la sorpresa al eliminar a Daniil Medvedev, y lo hace cargado de moral. Pensemos que el objetivo que se planteaba en español a principio de curso era acabar el año en el Top 15 del mundo… pero visto su desempeño, Alcaraz parece no tener límites. El español está jugando de manera brillante y su hambre de victoria se refleja en la pista.

Foto: Alcaraz y Nadal, al terminar el partido. (Jayne Kamin-Oncea-USA TODAY Sports)

Ante Kecmanovic, el español volvió a dar toda una lección de resistencia y de cómo dar la vuelta a los partidos, por muy complicados que se pongan. Y es que el serbio no solo comenzó arrasando, sino que incluso estuvo a solo dos bolas de llevarse la victoria, pero Alcaraz volvió a confirmar por qué es la gran sensación del tenis mundial en 2022. Aún en los momentos más complicados del choque, el murciano supo ser consciente de que llegaría su oportunidad y que solo debía de aprovecharla para frenar el poderío de su rival, que se mostró especialmente sólido y que solo fue derrotado porque Alcaraz alcanzó un tenis brillante.

"Ha sido una gran batalla ante un jugador que también se merecía ganar, así que me alegro de que haya caído de mi parte. Estoy muy contento por mi seriedad en los momentos importantes y me quedo con las dejadas, que se han convertido en un arma muy importante para mí. No solo le puedo pegar fuerte a la bola y es algo que estoy utilizando muy bien a mi favor. Parecía que estuviera jugando en España, el ambiente ha sido increíble. Aún tengo la piel de gallina, creo que ha sido un partido súper cerrado, muy ajustado", afirmaba el español nada más acabar el partido.

De hecho, Kecmanovic​ comenzó el partido como un tiro: en poco menos de 8 minutos, ya ganaba 0-3. Poco a poco, Alcaraz fue encontrando su ritmo, aprovechando los pequeños resquicios que le daba el serbio, que tanto al servicio como desde el fondo de la pista estaba especialmente inspirado. No en vano, solo cometió 16 errores no forzados en todo el partido, muy por debajo de los 40 del tenista español. A pesar de ello, Alcaraz empezó a mejorar en pista y logró igualar la manga hasta llevarla al 'tie break', pero caería del lado de su rival, que estuvo más acertado en los momentos claves del juego definitivo de la primera manga [6-7(5)].

Como viene demostrando todo este año, lejos de venirse abajo tras un importante golpe, Alcaraz sacó su mejor tenis al momento decisivo del partido. Y es que, en la segunda manga, el español no dio ninguna opción a un Kecmanovic que estuvo a merced del murciano en todo momento. Alcaraz subió revoluciones, imprimió un ritmo más potente y comenzó a mostrarse muy sólido con su derecha, que le dio muchas alegrías en el parcial. Solo necesito 36 minutos para igualar el partido, llevándose por 6-3 el segundo set y confirmando que no se iba a rendir tan fácilmente.

placeholder Alcaraz dio una lección tenis en Miami. (EFE/EPA/Erik S. Lesser)
Alcaraz dio una lección tenis en Miami. (EFE/EPA/Erik S. Lesser)

El tercer set se convirtió en una batalla, con dos jugadores que sabían que para llevarse el triunfo final debían de dar lo mejor de sí mismos y aprovechar las escasas oportunidades que les diera su rival. Por ello, el encuentro fue realmente igualado hasta que, con 4-5 para el serbio, Alcaraz vio las orejas al lobo: servía el español y el serbio fue capaz de ponerse 15 a 30, quedándose a dos bolas de llevarse el pase a semifinales. Alcaraz, muy tranquilo y mostrando mucha solvencia a pesar de la tensión del momento, logró superar la situación comprometida para igualar el partido y llevarlo de nuevo al definitivo 'tie break'.

Y, de nuevo, Alcaraz tuvo que sacar su mejor versión, después de Kecmanovic comenzará con un 'mini break' que metía el miedo en el cuerpo al español. Pero su cabeza fría y su enorme tenis consiguieron revertir la situación para lograr la clasificación a semifinales de Miami. Ahora, el español se medirá al polaco Hubert Hurkacz, que derrotó a Medvedev y que, de hecho, tiene un idilio especial con el torneo, al ser el vigente campeón. El actual número 16 del mundo tiene tenis para rato y está confirmando por qué es la gran revelación de 2022: Carlos Alcaraz es el tenista de moda y no se quiere ir de Miami sin un nuevo título.

El tenista Carlos Alcaraz ya está en las semifinales del Miami Open y lo ha hecho tras derrotar en un durísimo partido al serbio Miomir Kecmanovic, en el que el español tuvo que sacar toda su artillería para remontar un encuentro que se puso cuesta arriba [6-7(5), 6-3 y 7-6(5)]. Alcaraz continúa quemando etapas a una velocidad asombrosa para un joven de 18 años y volvió a confirmar que está imparable. El español está dispuesto a todo y está a un partido de meterse en una nueva final, esta vez, tras firmar una increíble remontada que demuestra que ha llegado al tenis para quedarse y que España puede estar tranquila: el día que Nadal diga adiós, hay relevo de sobra.

Tenis Carlos Alcaraz Miami
El redactor recomienda