Es noticia
Menú
"Peleé hasta el final": la remontada de locos de Alcaraz que confirma su alma de luchador
  1. Deportes
  2. Tenis
GANÓ A TSITSIPAS POR 7-5 Y 6-3

"Peleé hasta el final": la remontada de locos de Alcaraz que confirma su alma de luchador

El tenista español sacó su mejor versión para dar la vuelta a un primer parcial que perdía por 2 a 5 ante el número 5 del mundo, en una lección de coraje y resiliencia digna de elogio

Foto: Carlos Alcaraz celebra su victoria ante Tsitsipas. (EFE/EPA/Erik S. Lesser)
Carlos Alcaraz celebra su victoria ante Tsitsipas. (EFE/EPA/Erik S. Lesser)

Carlos Alcaraz ha dejado de ser una sorpresa. A pesar de contar solo con 18 años, el español ya lleva dos temporadas demostrando de lo que es capaz y confirmando que está llamado a ser el jugador del futuro. Una vez más, demostró de lo que es capaz: luchador hasta el final, no dando una bola por perdida y con una capacidad pegadora desde el fondo de la pista pocas veces vista en los últimos años. Alcaraz volvió a dar una lección, está vez ante Stefanos Tsitsipas (7-5 y 6-3) en Miami.

El jugador español sabía que tenía enfrente a uno de los huesos duros del circuito, pero ni por esas bajó los brazos ni una sola vez. Y eso que el griego comenzó el partido muy enchufado. Tanto, que cuando Alcaraz quiso darse cuenta, marchaba 2 a 5 abajo en el primer parcial. Fue entonces cuando decidió sacar toda su magia en busca de una remontada prodigiosa. Yendo punto a punto, de pequeña conquista en pequeña conquista, logró cambiar el gesto de un Tsitsipas que no se lo podía creer.

Foto: Paula Badosa, con problemas en pista. (EFE/EPA/Erik S. Lesser)

Alcaraz había empezado a jugar a un nivel superlativo, agarrándose a cada bola como si fuera la última y convirtiéndose en un muro al otro lado de la pista, a pesar de que el griego estaba haciendo uno de los mejores partidos de la temporada. Tsitsipas estaba jugando profundo, pegando bien con su derecha y protegiéndose constantemente su revés, lo que llevó al español a buscar cambios de lado de manera habitual y pegar con mucho peso estando muy dentro de la pista.

"Stefanos es un jugador que busca en cada punto colocarse para golpear con su derecha, así que traté de golpear dos o tres reveses cruzados para, a continuación, cambiar y buscar el revés a la línea, para forzar su derecha en carrera. Él vive continuamente en esa zona de revés, cubriéndose ese golpe todo el tiempo, moviéndose para golpear de derecha, así que esta estrategia fue bastante importante. El revés a la línea me dio bastantes situaciones de ventaja", explicaba posteriormente.

Poco a poco, la estrategia fue dando sus frutos y, punto a punto, comenzó la remontada de un set que parecía perdido. Tanto, que a partir de ese momento Alcaraz fue capaz de sumar cinco juegos consecutivos para dar la vuelta al parcial y lograr adelantarse en el marcador: pasó de 2 a 5 que tenía Tsitsipas a favor al 7 a 5 definitivo que le dio la victoria en la primera manga. Esta increíble remontada cargó de moral al español e hizo bajar los brazos al griego, que lo estaba haciendo perfecto.

"Me hizo falta mucha energía para remontar el primer set, pero remontar a Tsitsipas lo hizo todavía más espectacular. Todo lo que puedo decir es que luché hasta la última bola para darle la vuelta al primer parcial", aseguraba. Lo cierto es que su desempeño cambió el partido, y provocó que el Alcaraz se llenara de confianza para seguir pegando con profundidad desde el fondo de la pista, ante un Tsitsipas que no era capaz de encontrar los puntos débiles del español.

El segundo set tuvo algo menos de historia, pues el español impuso su ritmo ante un griego al que le pesó demasiado haber perdido la gran oportunidad con la que contaba en el primer parcial. Tsitsipas, a pesar de no rendirse, no fue capaz de hacer daño a un Alcaraz pletórico, que cerró el partido con un nuevo 6-3... y con una dejada de muchísimo nivel, solo al alcance de los mejores tenistas del mundo. Su insultante juventud no está reñida con el gran talento que posee.

Ahora, el español se medirá en cuartos de final de Miami a Miomir Kecmanovic, que fue capaz de eliminar a Taylor Fritz -flamante ganador de Indian Wells tras derrotar en la final a Rafa Nadal- y llega con la moral por las nubes: no todos los días se remonta al número 5 del ránking ATP. El español puede estar contento del gran nivel de tenis que está mostrando: hasta dónde puede llegar solo lo dirá el tiempo, pero está demostrando que lo tiene todo para ser uno de los mejores del tenis mundial.

Carlos Alcaraz ha dejado de ser una sorpresa. A pesar de contar solo con 18 años, el español ya lleva dos temporadas demostrando de lo que es capaz y confirmando que está llamado a ser el jugador del futuro. Una vez más, demostró de lo que es capaz: luchador hasta el final, no dando una bola por perdida y con una capacidad pegadora desde el fondo de la pista pocas veces vista en los últimos años. Alcaraz volvió a dar una lección, está vez ante Stefanos Tsitsipas (7-5 y 6-3) en Miami.

Tenis Carlos Alcaraz Miami
El redactor recomienda