Es noticia
Menú
Carlos Alcaraz, el animal competitivo que superó a Rafa Nadal y que ha vuelto a triunfar en Río
  1. Deportes
  2. Tenis
NUEVO TÍTULO ATP PARA SUS VITRINAS

Carlos Alcaraz, el animal competitivo que superó a Rafa Nadal y que ha vuelto a triunfar en Río

Este domingo, el tenista español levantó su segundo título tras ganar en la final del ATP 500 de Río ante Diego Schwartzman (6-4 y 6-2), en un partido donde mostró de lo que es capaz

Foto: Alcaraz, campeón del Abierto de Río. (EFE/Antonio Lacerda)
Alcaraz, campeón del Abierto de Río. (EFE/Antonio Lacerda)

Mucho se habla de que Carlos Alcaraz es un jugador de futuro, pero lo cierto es que el español es mucho más que eso: el presente es suyo. Con solo 18 años, está demostrando que será cuestión de años -quién sabe si de meses- que consiga meterse entre los diez mejores tenistas del planeta y, por qué no, pelear por ser el número uno del ránking de la ATP. Este domingo, levantó su segundo título tras ganar en la final del ATP 500 de Río ante Diego Schwartzman (6-4 y 6-2).

El español jugó un partido completo, en el que desarmó al argentino y donde mostró de lo que es capaz. Con un espectacular juego desde el fondo, gran lectura de las situaciones en pista y una solidez impropia de un joven 18 años, no dio ninguna opción a un Schwartzman que lo intentó todo, pero se encontró con una pared en todo momento. Y es el que Alcaraz cada vez más empieza a dar síntomas de que lo tiene todo para triunfar en la elite del tenis mundial.

Foto: Reilly Opelka y la gorra de la discordia. (Reuters/James Gourley)

Desde que irrumpiera en el circuito profesional, el español no ha hecho más que crecer deportivamente. Es cierto que en su juego, sus habilidades en la pista y su capacidad para pegar a la bola, recuerda mucho a Rafa Nadal, al tenista al que superó el pasado curso en precocidad. Quizá no goza de ese nivel tan elevado de pelea en pista, pero sí demuestra una inteligencia y madurez difíciles de explicar con solo 18 años. Y el camino que tiene por delante es realmente esperanzador.

Su gran momento de gloria llegó en las Next Generation ATP Finals del pasado curso, el torneo que reúne a los ocho mejores tenistas del mundo con menos de 21 años, donde Alcaraz escribió su nombre con letras de oro tras convertirse en campeón en la final de Milán con tan solo 18 años. Un triunfo que suponía su 32ª victoria del curso. O, lo que es lo mismo, lograba ser el jugador más joven de la historia en lograrlo... superando ni más ni menos que al propio Nadal.

Hasta ese momento, el récord de precocidad lo poseía Rafa Nadal. El balear, con 18 años, había sido capaz de alcanzar los treinta partidos ganados, un registro ahora roto por el murciano, lo que demuestra las cualidades de un Alcaraz que está llamado a conseguir grandes cotas. El murciano trata de evitar comparaciones con el que es su gran ídolo, pero por su forma de jugar, su insultante juventud y su desparpajo en pista es inevitable no hacerlo.

La temporada pasada fue increíble para el español, que firmó un año para el recuerdo. Comenzó a bien en el Open de Australia, convirtiéndose en el tercer español más joven de todos los tiempos en meterse en el cuadro final de un 'grande' para, solo unos meses después, hacer historia en el ATP 250 Great Ocean Race: su victoria frente a David Goffin le convertía en el tenista más joven capaz de derrotar a un top-15, rompiendo el récord que tenía Richard Gasquet.

placeholder Alcaraza ha comenzado muy fuerte el curso. (Reuters/Sergio Moraes)
Alcaraza ha comenzado muy fuerte el curso. (Reuters/Sergio Moraes)

Precisamente ante el francés vivió el mejor momento del curso, pues tras derrotarle por 6-2 y 6-2, se convertía en campeón del torneo de Umag o, lo que es lo mismo, lograba el primer título ATP de su carrera. Si a eso le sumamos que consiguió meterse en el cuadro final de los cuatro 'grandes' -con los cuartos de final del US Open, donde se retiró por lesión, como mejor resultado- y que ha avanzado más de cien posiciones en el ránking ATP, estamos hablando del año de consagración de Alcaraz.

Solo un curso más tarde, el español ha demostrado que está dispuesto a dar más guerra en el mundo del tenis. En el primer Grand Slam del curso, cayó en un épico partido ante Matteo Berrettini, a la postre semifinalista de Australia. En su segundo torneo del curso en Río de Janeiro, ha conseguido levantar el título con solvencia tras derrotar a Diego Schwartzman que se vio superado en todo momento. El futuro del tenis español tiene nombre propio: no lo olviden, Carlos Alcaraz.

Mucho se habla de que Carlos Alcaraz es un jugador de futuro, pero lo cierto es que el español es mucho más que eso: el presente es suyo. Con solo 18 años, está demostrando que será cuestión de años -quién sabe si de meses- que consiga meterse entre los diez mejores tenistas del planeta y, por qué no, pelear por ser el número uno del ránking de la ATP. Este domingo, levantó su segundo título tras ganar en la final del ATP 500 de Río ante Diego Schwartzman (6-4 y 6-2).

Carlos Alcaraz Tenis
El redactor recomienda