Es noticia
Menú
Carreño cae contra el demoledor Berrettini en el Open de Australia (5-7, 6-7 y 4-6)
  1. Deportes
  2. Tenis
Luchó hasta el final

Carreño cae contra el demoledor Berrettini en el Open de Australia (5-7, 6-7 y 4-6)

El tenista asturiano no pudo contrarrestar el devastador servicio del italiano y se despide del torneo en los octavos de final. Nadal es el único representante español en cuartos

Foto: Pablo Carreño no pudo derrotar al italiano. (Reuters/Asanka Brendon)
Pablo Carreño no pudo derrotar al italiano. (Reuters/Asanka Brendon)

Pablo Carreño no pudo derrotar al italiano Matteo Berrettini (5-7, 6-7 y 4-6) y se despide del Open de Australia en los octavos de final. El asturiano se enfrentó al número 7 del mundo, un rival con un saque temible (28 aces) y una derecha muy potente que ya apeó del Grand Slam a Carlos Alcaraz en la tercera ronda. El español empezó con buen pie, con solidez y determinación, sabedor de que el margen de error cuando te enfrentas a un tenista del nivel del italiano debe ser mínimo. La clave pasaba por resistir la tormenta de su servicio, forzar su revés y firmar un partido extraordinario, pero la abrumadora potencia de Berrettini en los momentos más críticos decantó el encuentro hacia el lado del tenista transalpino en dos horas y 22 minutos. Así, solo queda Rafa Nadal como representante español en Australia.

placeholder El asturiano no pudo con el número 7 del ránking. (EFE/Dean Lewins)
El asturiano no pudo con el número 7 del ránking. (EFE/Dean Lewins)

La igualdad del primer set ya dejó entrever que sería una lucha durísima en la pista de Melbourne. El asturiano inició sin fallos y sacó ventaja de su servicio hasta que Berrettini, siempre respondiendo con su obús de derechas, colocó las tablas juego a juego. Síntoma del partido completísimo que firmaría en las próximas horas. Entonces llegaría la primera bola de rotura para ganar el primer parcial y salvaría las dos bolas de break. El italiano ganó el set a base de machacar a su rival con su demoledor servicio. El grito de victoria al final, exultante y orgulloso, marcó un punto de inflexión.

En el segundo set, Carreño evitó tres bolas de break y sacó adelante el primer juego. No tardaría Berrettini en reaccionar y aprovecharse de los fallos no forzados del español, que no se atrevía a ser más agresivo. Sin embargo, Carreño sacaría fuerzas de flaqueza para resistir y acariciar un set que se le escapó al final cuando ya parecía estar en sus manos. El italiano, en pleno estado de gracia, forzó el tiebreak y abrumó a Carreño apoyado en su gran servicio y su poderosa derecha. Era muy superior. Al final del segundo set, Berrettini sumaba 23 aces, su récord personal... que llegaría hasta los 28 al fin del encuentro. "Estuve muy preciso con mi servicio y eso es muy importante porque tengo más energía para restar", comentó tras cerrar el choque en dos horas y 22 minutos.

Foto: El tenista español celebra el primer set. (EFE/Dave Hunt)

Con dos sets en contra, el partido se puso cuesta arriba para el español. A Berrettini le entraba todo y Carreño no podía girar la inercia del encuentro... pero no dejaría de intentarlo a pesar de estar contra las cuerdas. En los momentos más difíciles salió ese jugador español peleón y resistente. Nunca jugó tan bien Carreño como en el tercer set. Después de estar ciertamente cohibido y mostrarse conservador, el asturiano sacó a relucir una paleta de golpeos mucho más agresiva.

Derechazos, paralelas, servicios, reveses, restos, dejadas e invertidas. El italiano no estaba dispuesto a dar opciones a su adversario, pero Carreño eligió morir de pie y no se desinfló hasta el final, cuando Carreño ya tiró la toalla en el último juego y Berrettini se llevó la bola de partido. Así, el español dice adiós al primer Grand Slam del año tras tumbar a Sebastian Korda y superar sus molestias lumbares en la anterior ronda.

Pablo Carreño no pudo derrotar al italiano Matteo Berrettini (5-7, 6-7 y 4-6) y se despide del Open de Australia en los octavos de final. El asturiano se enfrentó al número 7 del mundo, un rival con un saque temible (28 aces) y una derecha muy potente que ya apeó del Grand Slam a Carlos Alcaraz en la tercera ronda. El español empezó con buen pie, con solidez y determinación, sabedor de que el margen de error cuando te enfrentas a un tenista del nivel del italiano debe ser mínimo. La clave pasaba por resistir la tormenta de su servicio, forzar su revés y firmar un partido extraordinario, pero la abrumadora potencia de Berrettini en los momentos más críticos decantó el encuentro hacia el lado del tenista transalpino en dos horas y 22 minutos. Así, solo queda Rafa Nadal como representante español en Australia.

Australia