Muguruza es la nueva campeona del torneo WTA Finals: venció en dos sets a Kontaveit
  1. Deportes
  2. Tenis
Ganó a Badosa en semifinales

Muguruza es la nueva campeona del torneo WTA Finals: venció en dos sets a Kontaveit

La española se convierte en la primera en ganar este trofeo. Una marca que estuvo cerca de obtener Arantxa Sánchez Vicario en 1993, cuando jugó la final frente a Steffi Graf

Foto: Muguruza, tras ganar el trofeo. (EFE/Francisco Guasco)
Muguruza, tras ganar el trofeo. (EFE/Francisco Guasco)

Muguruza, quinta de la clasificación mundial, ganó el torneo de maestras WTA Finals esta madrugada tras vencer por 6-4 y 7-5 a la estonia Anett Kontaveit, que llegaba con 14 victorias y una derrota. La tenista, de 28 años, se convirtió en la primera española que gana este trofeo tras eliminar a Paula Badosa en semifinales. Una marca que estuvo cerca de conseguir Arantxa Sánchez Vicario cuando fue derrotada en el Madison Square Garden por Steffi Graf en 1993.

Kontaveit salió adelante en su primer juego de saque, pese a dos dobles faltas que desvelaron su nerviosismo en el partido más importante de su carrera, causa de 22 errores no forzados. Estos fallos, unidos a la poca confianza de la estonia, fueron aprovechados por la hispana. Veloz, con desplazamientos por toda la cancha y un 63 por ciento de puntos ganados con el primer servicio, Garbiñe presionó y en el tercer 'game' quebró. Sin embargo, no pudo confirmar y el duelo se igualó 2-2.

Foto: Garbiñe Muguruza posa con el trofeo tras alzarse en las WTA Finals. (Reuters/Romero)

Muguruza marcó el rumbo del set en el séptimo juego. Con la pizarra 30-40, Kontaveit estrelló una pelota en la red y la española hizo el quiebre que le dio la victoria en el primer parcial. Para el segundo, otra vez Garbiñe se vio mejor, pero Anett jugó más paciente, apostó a mantener su saque, salvó un 'break' en el sexto juego y quebró en el séptimo para tomar una ventaja de 4-2 que aumentó a 5-3 con su servicio.

placeholder Muguruza, durante la final. (EFE/Francisco Guasco)
Muguruza, durante la final. (EFE/Francisco Guasco)

Se recuperó con todo en contra

La española se recuperó con todo en contra, mantuvo su juego de saque y quebró en el décimo juego. Eso ejerció presión sobre la rival, que desapareció en el duodécimo 'game', en el que Muguruza barrió para imponerse por 7-5. El triunfo es el más importante de la carrera de Garbiñe en los últimos cuatro años, después de ganar el Roland Garros en el 2016 y Wimbledon en el 2017. Esta victoria no estuvo exenta de sustos, ya que en el primer juego del segundo set sufrió una caída fortuita, aunque solo influyó en lo calmada que estuvo en los saques.

Este miércoles, las checas Barbora Krejcikova y Katerine Siniakova ganaron el título en dobles al derrotar por 6-3, 6-4 a la taiwanesa Su-Wei y la alemana Elise Mertens. La Akron WTA Finals de Guadalajara, que movió una bolsa de premios de cinco millones de dólares, se jugó en cancha dura en Guadalajara, occidente de México, a 1.566 metros sobre el nivel del mar. Eso aumentó el reto de las jugadoras, con dificultades para controlar las pelotas que volaron más de lo usual.

Garbiñe realizó sus primeras declaraciones cuando concluyó el partido y reconoció su alivio tras la victoria: "Es una gran sensación porque había pasado tiempo sin levantar un trofeo tan importante. Son estos momentos de los que nos alimentamos. Esa sensación de finales y trofeos es tan difícil que, cuando lo haces, es un alivio".

placeholder La española Garbiñe Muguruza celebra un punto ante la estonia Anett Kontaveit en la final del torneo de la Akron WTA Finals, en Guadalajara (México). (EFE/Francisco Guasco)
La española Garbiñe Muguruza celebra un punto ante la estonia Anett Kontaveit en la final del torneo de la Akron WTA Finals, en Guadalajara (México). (EFE/Francisco Guasco)

Un título equivalente a un Grand Slam

La marca que finalmente ha logrado no ha llenado de nervios a Garbiñe: "No he pensado lo de la historia porque no quería ponerme más nerviosa. Sabía que tenía bastante presión. Es genial ser la primera española en dejar mi nombre en la historia", confesó Muguruza.

La tercera posición del 'ranking' es el lugar en el que finalizará el año Muguruza tras su victoria en el torneo de maestras. Mientras sostenía el trofeo, lo dejó claro: "Me he demostrado de nuevo que puedo ser la mejor". En 2017, fue número uno en la WTA. Esta temporada la empezó en la decimoquinta posición y llegó a Guadalajara en la quinta. Antes de disputar la final, habló de su lugar en la clasificación: "¿Volver al número uno? Todavía no he pensado en ello".

Por último, analizó el resto de temporada y lo que supone este título: "Quedan unos grandes que me faltan. Son los torneos que más motivan. El 'ranking' ya fue en su día, pero esa sensación de ganar es lo que empuja a ser ambiciosa. Quizá desde fuera se aprecia menos, pero para nosotros el trofeo de maestra equivale a un Grand Slam".

El redactor recomienda