Muguruza ejerce de maestra, barre a Badosa (6-3 y 6-3) y se cita con la historia en la final
  1. Deportes
  2. Tenis
Podría dar el primer WTA Finals a España

Muguruza ejerce de maestra, barre a Badosa (6-3 y 6-3) y se cita con la historia en la final

La experiencia de Garbiñe superó al talento de Badosa, más sólida durante un partido que dominó de principio a fin en Guadalajara. Iguala a Arantxa Sánchez Vicario en 1993

Foto: Muguruza celebra su pase a la final. (Reuters/Henry Romero)
Muguruza celebra su pase a la final. (Reuters/Henry Romero)

“Garbiñe, hermana, ya eres mexicana”, rezaba un cartel de la grada de Guadalajara. Para ser justos, tanto Garbiñe Muguruza como Paula Badosa han recibido un enorme calor por parte del público local de la WTA Finals durante toda la semana, encandilado por las dos tenistas de habla hispana. Era una semifinal histórica para los intereses del tenis femenino en España. Badosa llegaba intratable y Muguruza encontrándose a sí misma después de un inicio de torneo dubitativo. Pero la hispano venezolana dio un golpe sobre la mesa: dominó de principio a fin el partido, llevándose el encuentro en apenas hora y media con un contundente 6-3 y 6-3. La de Caracas se cita con la historia, jamás una española consiguió ganar la Copa de Maestras. Arantxa Sánchez Vicario fue la que más cerca estuvo, en 1993.

placeholder Muguruza tiró de experiencia y solidez. (Reuters/Carlos Perez Gallardo)
Muguruza tiró de experiencia y solidez. (Reuters/Carlos Perez Gallardo)

Llegaba al encuentro Muguruza con sensaciones encontradas. Había comenzado su andadura en México con derrota, obligándose a ganar dos partidos consecutivos en la fase de grupos bajo presión. Logró hacerlo y se citó con Badosa en la semifinal. Duelo de compañeras españolas, cita histórica para nuestro tenis. La nacida en Nueva York había conseguido el pase de una manera más cómoda, permitiéndose el lujo de perder su último partido de la primera fase, aunque con un día menos de descanso. El inicio del encuentro fue trepidante, con las dos protagonistas buscan golpear primero… Pero fue Garbiñe la que impuso su ritmo. Sus derechas comenzaron a hacer daño y el primer 'break' llegó muy pronto, en el segundo servicio de Badosa: 1-2 para la número cinco del mundo.

Se vino abajo demasiado pronto Badosa, volviendo a incidir en su lado más débil, cuando se convierte en su peor enemiga al fallarle la concentración. El año 2021, una temporada complicada en el inicio y espectacular en su final, ha supuesto un antes y un después para Paula. No estaba cómoda, aunque consiguió no perderle el ritmo al encuentro, aunque Muguruza estaba siendo claramente superior. Tampoco ayudaron tres faltas dobles de la nacida en Manhattan. Los puntos más estéticos los dejaba Badosa, pero las bombas eran de Garbiñe, arremetiendo y castigando con derechas profundas hasta hacerse con la primera manga por 3-6.

placeholder Badosa fue derrotada con contundencia. (Reuters/Carlos Perez Gallardo)
Badosa fue derrotada con contundencia. (Reuters/Carlos Perez Gallardo)

Muguruza se veía superior. Respiró profundo en el banquillo y salió al segundo set a cerrar el partido cuanto antes. Empezó sirviendo y ganando. Toda la presión para Badosa, que miraba a su palco pidiendo soluciones a los suyos. La dinámica de Garbiñe, más enchufada por la presión de tener que ganar dos partidos consecutivos en la anterior ronda, estaba poniéndoselo muy difícil a Paula. Su primer servicio fue juego larguísimo, de más 10 minutos, que acabaría por ser decisivo. Badosa respondió a las acometidas de su compatriota con su mejor tenis, pero la fiabilidad de Muguruza en su saque estaba siendo decisiva. Salvó tres bolas de 'break'… Y a la cuarta fue la vencida.

2-0 a favor de la nacida en Caracas. Servicio para ella. Hasta el momento, su partido era tan completo que su rival ni siquiera había tenido una bola de 'break' en su poder. Llegaría, y con tres intentos, en este juego. Badosa sabía que si quería engancharse, debía interrumpir la racha de Garbiñe. Pero para hacerle un punto a su compatriota había que sudar de lo lindo. Grito de pura impotencia. Completísimo partido de Muguruza, recordando a esa tenista que llegó a ser número uno del mundo y que, si consigue entonarse y tener continuidad, tiene mimbres para volver a serlo. Le dio la vuelta a la tortilla en el juego, supo medir sus esfuerzos, supo aprovecharse de los puntos débiles de Paula… Y puso el 3-0 en el marcador.

Tomó aire Badosa con un juego en blanco cuando le tocaba sacar. 3-1 en la segunda manga. Tampoco lo peleó demasiado Garbiñe, sabía que solo tenía que proteger su servicio para llevarse el partido y acceder a la gran final de la WTA Finals. Lo hizo como debía: dominando al revés, a la red y con la derecha. La tensión apenas se le notaba a la hispano venezolana cuando tenía que rectificar al elevar la bola en exceso durante su saque. Muguruza tuvo cuatro bolas de 'break' para poner el 5-1 en el marcador, pero Badosa sacó orgullo para pelearlo, mandar pelotas a la línea y forzar los primeros errores en el sólido juego de la número cinco del mundo. Paula se aferraba al milagro y al 4-2.

placeholder Badosa y Muguruza se dieron un caluroso abrazo tras el partido. (Reuters/Carlos Perez Gallardo)
Badosa y Muguruza se dieron un caluroso abrazo tras el partido. (Reuters/Carlos Perez Gallardo)

No dejó mucha esperanza en la pista de Guadalajara Muguruza, decidida a no ceder un solo servicio de los que le quedaban. Impecable la hispano venezolana en su saque durante todo el partido. En el aspecto físico, Garbiñe también dio muestras de estar un punto por delante de Badosa. Esta resolvió también su servicio en una tregua de esfuerzos. 5-3 en el luminoso y pelota para Muguruza… Y llegaron los nervios para ella. Genial resto de Badosa, doble falta para ella. Respiró hondo, se concentró y remontó el juego. Solamente le hizo falta una bola de partido. Juego, set y semifinal para ella. Las dos españolas se saludaron con un cariñoso abrazo, antes de que Badosa abandonara la pista aprisa, consciente de que su partido no había sido bueno. Estará Muguruza en la gran final del torneo, emulando a Arantxa Sánchez Vicario. En 1993, Arantxa se tuvo que conformar con el subcampeonato. Turno de Garbiñe, oportunidad de oro.

Paula Badosa
El redactor recomienda