Con estrictas medidas de seguridad

El tenis español regresa bajo el granizo: "Ahora el aire y las piernas nos pesan más"

Roberto Bautista, Pablo Carreño, Álex de Miñaur y Pablo Andújar disputaron este fin de semana un torneo de exhibición en Alicante. Han sido los primeros en volver a competir tras el estado de alarma

Foto: Roberto Bautista, a su llegada a la urbanización de Benitatxell, en Alicante, para disputar el torneo. (EFE)
Roberto Bautista, a su llegada a la urbanización de Benitatxell, en Alicante, para disputar el torneo. (EFE)

El municipio alicantino de Benitatxell acogió el pasado fin de semana el primer torneo de tenis en España desde el decreto del estado de alarma por el coronavirus. A falta de calendario internacional (este miércoles se espera un anuncio de la ATP con vistas a reanudar la competición), los tenistas nacionales empiezan a carburar, a salir de su letargo. Roberto Bautista, Pablo Carreño, Pablo Andújar y Álex de Miñaur (australiano, pero de ascendencia española) han sido los agraciados, los primeros en saltar al ruedo para algo más que un simple entrenamiento. El 'challenger', que ha contado con el beneplácito de la Generalitat, reunió a las principales raquetas del territorio valenciano desde el viernes hasta el domingo. Una exhibición sin público, pero con televisión (GOL) y, sobre todo, bajo unas estrictas medidas de seguridad.

"Ha sido muy importante dar un paso adelante", asegura a El Confidencial Roberto Bautista, número 12 del ranking mundial y uno de los principales héroes en la conquista de la última Copa Davis en Madrid. No han sido meses fáciles para los jugadores desde que el 9 de marzo se suspendiera Indian Wells. Muchos de ellos no han podido juntarse para realizar entrenamientos de cierta calidad hasta estas últimas semanas. Ahora, poco a poco, empiezan a sonreír y a recuperar sensaciones. "Hemos estado de maravilla estos días en la Urbanización de Cumbres del Sol intentando simular las condiciones de una competición normal. Ha sido un pulso mucho más real, más pegado a los que nos vamos a encontrar cuando volvamos al circuito, que esperamos sea pronto. Al haber estado durante tanto tiempo parados todavía nos falta una forma física idónea, pero el fin de semana ha sido muy positivo en líneas generales. La pena, que no pudimos acabar la faena", lamenta el castellonense.

La lluvia no permitió el enfrentamiento en la final de Bautista y Miñaur. (EFE)
La lluvia no permitió el enfrentamiento en la final de Bautista y Miñaur. (EFE)

"Las piernas y el aire pesan más"

Efectivamente, una tremenda granizada el domingo obligó a la organización a cancelar la final, pues la superficie de juego (tierra batida) estaba totalmente anegada. "Parece que la mala suerte nos persigue", bromea Bautista. El torneo, en formato de todos contra todos al mejor de tres sets, midió en el último partido al pupilo de Pepe Vendrell (los entrenadores estuvieron presentes y pudieron hacer uso del 'coaching'), con Álex De Miñaur, número 26 de la ATP. Un duelo que perfectamente se podría dar en octavos de un Grand Slam. No se había llegado al segundo juego de la primera manga cuando ambos contendientes tuvieron que ponerse a cubierto. "No pudimos distrutar del enfrentamiento que nos hubiera gustado, pero me quedo con las caras de satisfacción de todos los compañeros. Parece que empezamos a ver luz al final del túnel. Personalmente, no había estado tanto tiempo sin tenis desde que me operé del codo hace 14 años, así que imagínate", indica.

"Jugar delante de las cámaras, con árbitros y recogepelotas hizo que todo pareciera más real, aunque ahora mismo no podría disputar un torneo ATP porque acabaría lesionado. Las condiciones aún no son las óptimas, pero se trata de ir dando pasos. Para atreverse a ciertas cosas aún hay que esperar (hubo algunas 'cañas'). Era importante empezar a jugar durante varios días seguidos, aunque las pistas no fueran la leche, para ver cómo respondía el cuerpo", señala Pablo Carreño. El resultado, algunas molestias poco importantes consecuencia de la inactividad, sobre todo a nivel abdominal. "Si hubiera jugado el domingo contra Andújar por el tercer puesto probablemente hoy (por el lunes) me notaría machacado, pero como empezó a llover no pudimos", sostiene el asturiano, que desde hace años entrena en la academia de Juan Carlos Ferrero en Villena, a hora y media de Benitatxell. "Las piernas y el aire pesan más, es cuestión de ir engrasando la maquinaria", añade.

Los recogepelotas, con guantes para no tocar directamente las bolas. (EFE)
Los recogepelotas, con guantes para no tocar directamente las bolas. (EFE)

Toallas y bebidas propias

Mascarillas, toma de temperatura a la entrada y geles hidroalcohólicos antes del calentamiento, principales medidas de protección. Los tenistas llevaron sus propias toallas, también las bebidas. Ninguno tocó las bolas de su rival y los recogepelotas emplearon guantes para su manipulación. La ausencia de público se notó, pero menos que en otros deportes como el fútbol. "Aunque el calor de la gente es importante, al tenis se juega en silencio, por lo que no cuesta tanto acostumbrarse a la nueva realidad", revela Carreño. "Se hace raro volver a las pistas y que no haya nadie, pero estas son las circunstancias y hemos de adaptarnos. Lo más importante es volver a jugar porque si no lo hacemos no generamos ingresos (son autónomos y siguen pagando a su equipo de trabajo). Para nosotros no hay ayudas", puntualiza Bautista.

Sin premios en Benitatxell, el mes de julio se presenta interesante para los jugadores con la celebración de la Liga Mapfre, una gira nacional ideada por la federación (países como Alemania también han llevado a cabo iniciativas similares) que reunirá en cuatro citas -Cataluña, Madrid, Valencia y Asturias- a los mejores tenistas del país, con la incógnita de Rafa Nadal. Cosa seria. Ya no se trata de una exhibición, sino de una competición de nivel apropiada para un teórico regreso al circuito internacional. Además, habrá retribuciones económicas, un plus. "Va a ser una gran fiesta del tenis. TVE dará los partidos e igual ya puede haber gente en las gradas si el Gobierno lo permite. Algunos de nosotros vamos a pisar de nuevo clubes a los que hacía tiempo que no íbamos, así que la ilusión es notoria. Ojalá terminemos y retomemos de seguido el calendario normal porque llegaríamos bien preparados", comparten.

Este miércoles, fecha marcada en rojo. Los planes inmediatos de los rectores del tenis mundial, al descubierto. Si el circuito vuelve, agosto será el mes clave y dará el pistoletazo de salida. El US Open y Roland Garros, los 'majors' pendientes. La ATP baraja diferentes escenarios. Los tenistas, molestos porque la asociación apenas les ha informado de los planes sobre los que se estaba trabajando. "Apenas he tenido contacto con ellos", denuncia Bautista.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios