Para optimizar costes y mejorar los ingresos

La oferta unisex de Roger Federer que aplauden Garbiñe Muguruza y Rafa Nadal

El tenista suizo reabre el debate por la unión de la ATP y la WTA. Como él, otros tenistas también abogan por la creación de un único organismo que vigile ambos circuitos internacionales

Foto: Rafa Nadal y Garbiñe Muguruza, los dos mejores tenistas españoles.
Rafa Nadal y Garbiñe Muguruza, los dos mejores tenistas españoles.

Roger Federer tiene un sueño. Aprovechando la coyuntura actual creada por el coronavirus, el suizo quiere que los dos circuitos que gobiernan el tenis mundial: la ATP (masculino) y la WTA (femenino), se fusionen. La idea, que compartió este pasado miércoles a través de sus redes sociales y muy pronto encontró el amparo de grandes nombres como Rafa Nadal, Kyrgios, Muguruza o Halep, es que exista solo un único organismo encargado de supervisar las giras de los profesionales. Federer es uno de los deportistas más influyentes del mundo y forma parte del Consejo de Jugadores. Su imagen es un activo dada su gran legión de seguidores y su voz, súper respetada entre sus compañeros. Se trata del tenista con mayor número de Grand Slam (20), por lo que todo lo que dice tiene un eco muy importante en su deporte.

"¿Soy el único que cree que es momento para que los tenistas, hombres y mujeres, se unan y salgan de eso juntos?", dijo el suizo. "No hablo de unir las competiciones en la pista, sino fusionar los dos organismos que los gobiernan y que rigen los circuitos masculino y femenino". Sus deseos llegan después de que ATP, WTA, la ITF, los Grand Slam y los jugadores hayan colaborado para crear un fondo de más de cinco millones y medio de euros con el que ayudar a los jugadores de ránking bajo. Las reacciones entre aficionados y amigos de la raqueta no se hicieron esperar. A Garbiñe le pareció "una buena idea" y a Nadal también: "Roger, como sabes por nuestras conversaciones, estoy completamente de acuerdo. Sería genial salir de esta crisis con la unión del tenis masculino y femenino en una organización".

La oferta es buena, seductora y no parece espontánea, pero confluir a dos entidades así no es un proceso sencillo, habría que ver en qué consistiría exactamente ese imaginativo acuerdo, que parece responder únicamente a términos organizativos y económicos, no tanto deportivos, según se desprenden de las palabras del de Basilea. Esto es, un solo organismo rector que velara de manera conjunta por los intereses de los tenistas, sin importar el sexo, pero manteniendo ambos circuitos por separado como hasta ahora, eso no cambiaría. Y es que, desde que se gestaran en los años setenta, ATP y WTA caminan en paralelo por el tenis, pero con torneos y categorías diferentes.

La gestión conjunta del negocio podría redundar en un crecimiento mayor de los ingresos y una optimización de costes, aparte de dar una respuesta más rápida y contundente a posibles contratiempos como los actuales. "Es demasiado confuso para los aficionados cuando hay diferentes sistemas de clasificación, diferentes logotipos, páginas webs, categorías...", explicó Roger. Los aficionados al tenis aplauden la iniciativa del tenista, que tampoco es nueva. El debate es un continuo 'boomerang', de vez en cuando vuelve, pero es ahora, dada la situación por la pandemia, cuando al fin podría concretarse para beneficio de todas las partes involucradas, que llevan años reclamándolo.

El circuito único

Otra cosa muy diferente sería la creación de un circuito único donde todos los actores estuvieran concentrados. Mismas torneos, categorías, fechas, dinero (ellas ganan menos) y exposición. El sueño de todo aficionado, que por el momento se congratula de esto en 17 de los 128 torneos internacionales del tenis mundial (sin contar Juegos): los cuatro Grand Slams, organizados por la Federación Internacional, y otros 13 de menor impacto mediático. La implantación del circuito único es una ilusión difícilmente alcanzable. Los requisitos de entrada a la ATP y a la WTA son, para empezar, distintos, también las categorías y el sistema de puntuacion de sus competiciones.

Por ejemplo, el Torneo de Roma no tiene la misma categoría para ellos que para ellas, pese a que la sensación del aficionado es la de estar disfrutando del mismo evento. Para los hombres, un Masters 1.000, la segunda categoría de la ATP; para las mujeres, un Premier 5, el tercer escalón de la WTA. A Rafa Nadal, el último ganador, se le repartieron 1.000 puntos para su ranking individual en 2019, por los 900 que se llevó Karolina Pliskova. 100 puntos menos para la checa pese a jugar en las mismas pistas y condiciones que el español. Su torneo, a la postre, vale menos. Para la creación de un circuito único se tendrían que limar estas particularidades y tampoco todos los clubes de tenis que actualmente apuestan por uno u otro calendario podrían replantearse acoger ambos por falta de recursos e instalaciones. Pero la fusión para cuestiones organizativas, lo mejor para el tenis en años.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios