Soderling obligado a retirarse con 27 años

El drama del primer verdugo de Rafa Nadal en Roland Garros: la caída de Soderling

Robin Soderling ha relatado la enfermedad que provocó, de forma tan prematura, su caída a los infiernos. Se tuvo que retirar con tan solo 27 años

Foto: El tenista sueco, Robin Soderling, tuvo que retirarse a los 27 años. (EFE)
El tenista sueco, Robin Soderling, tuvo que retirarse a los 27 años. (EFE)

Solo dos tenistas pueden decir que han ganado a Rafa Nadal en Roland Garros. Uno fue Novak Djokovic en 2015, el otro fue Robin Soderling (2009) y ha relatado la enfermedad que provocó, de forma tan prematura, su caída a los infiernos. “Jugué mi último partido cuando solo tenía 27 años”. Esta es su dramática historia.

El tenista sueco vivió sus mejores años en 2009 y 2010 donde llegó dos veces a la final del famoso torneo de tierra batida. El primer año venció al de Manacor en cuatro sets en los octavos de final. Terminó perdiendo la final contra Roger Federer. En 2010 también llegaría al encuentro definitivo, y ahí Nadal consumó su venganza. Gracias a ello llegó a posicionarse como el cuarto del mundo, pero una enfermedad cortó sus sueños. Soderling fue desapareciendo del circuito por culpa de una mononucleosis. Así lo cuenta él mismo en ‘Behind the racquet’, proyecto del tenista estadounidense Noah Rubin para acercar a los jugadores y jugadoras a los aficionados.

“Fue extremadamente difícil tomar la decisión de retirarse tan pronto. En mi cabeza me quedaban muchos años más en el tenis. Estaba en la cima de mi carrera cuando enfermé de mononucleosis, que fue alrededor de dos años antes de retirarme. Durante mucho tiempo antes de que me lo diagnosticaran, estaba estresado, cansado y realmente descuidado. Pese a todo esto seguí jugando”, confesó. Pero la enfermedad no le dejaba rendir al máximo y sentía muchísima debilidad a la hora de enfrentarse a sus rivales. “Enfermaba todo el tiempo porque mi sistema inmunológico estaba débil, pero seguí jugando. Sabía que algo iba mal, pero todas las pruebas que me hicieron los médicos salián bien. Finalmente me diagnosticaron la mononucleosis.

El tenista sueco achacó a la combinación de un sistema inmunológico malo y el exceso de entrenamiento como las verdaderas causas de su caída. “Una mononucleosis era lo último que podía soportar mi cuerpo. Los médicos dijeron que lo obtuve por primera vez en Indian Wells de 2011. Al principio no fue tan malo, pero empeoró después de mi último torneo en Bastad. No salí de mi casa en seis meses”, comentó. Afortunadamente para Soderling esa enfermedad parecía que empezaba a desaparecer después de ese parón, pero nada más lejos de la realidad. “Después de aproximadamente un año, comencé a sentirme mejor. Entrenaba un poco, pero cuando aumentaba la intensidad volvían los síntomas. Me cansaba mucho y la fiebre volvía. Siguió así durante años y fue realmente frustrante. Traté de regresar durante tres años separados, pero era imposible. Acepté que tal vez nunca podría volver”.

Robin Soderling ahora trabaja como entrenador y fue capitán de Suecia en la Copa Davis. (Reuters)
Robin Soderling ahora trabaja como entrenador y fue capitán de Suecia en la Copa Davis. (Reuters)

Su vida cambió a los 27 años

Tras intentos de volver a las pistas sintió que era incapaz de poder dar su mejor nivel porque en cuanto pisaba el acelerador volvía la fiebre y los malos síntomas. Finalmente tomó la decisión de retirarse de forma oficial a los 31 años. “Fue difícil tomar la decisión, pero también sentí un poco de alivio. No tuve que luchar para volver y vivir en esta incertidumbre. Después de tomar la decisión, finalmente pude aceptarlo y descubrir cómo vivir mi vida nuevamente. Fue un sentimiento extraño. Durante los primeros seis meses no me importaba el tenis, fue un buen descanso. Cuando enfermas de verdad empiezas a darte cuenta de que tu salud es lo más importante”.

“Es una locura porque durante mi carrera el tenis era lo único que me importaba. En este punto solo me importaba mejorar, era simple. Fue mentalmente duro. Estaba viendo tenis en la televisión, viendo jugadores contra los que jugaba. Deseaba estar nuevamente en la cancha, compitiendo.”, confesó Soderling. “Mi primer año fuera no hice ninguna actividad física porque no quería agravar nada. Tras varios años de descanso volvió a poder entrenar a su mejor nivel, pero como él dice ya era tarde para volver. “Me llevó unos cinco años volver a un punto en el que podía entrenar como quisiera. En este momento sentí que había sido un período demasiado largo para volver al tenis”.

Ver esta publicación en Instagram

#LegendaryBTR- “I tried to make a comeback, from mono, three separate years, which all failed. This all grew on me and took a major toll on my mind. I accepted that maybe I could never come back. When I made the decision to finally stop it was hard but also a bit of a relief. I didn’t have to fight to come back and live in this uncertainty. After making the decision I could finally accept it and figure out how to live my life again. It was a weird feeling during my first six months after my career because I didn’t care about tennis, it was a nice break. I almost didn’t care if I were to come back. When you get really sick you start to realize your health is most important. It’s crazy because during my career tennis was the only thing I cared about. At this point I only cared about getting better, it was simple. After some time I was watching tennis on TV seeing players I was playing against. I was wishing to just be on the court again, competing. It was mentally tough. My first year out I didn’t do any physical activity because I didn’t want to aggravate anything. It has taken about five years for me to get back to a point where I could train however I wanted. At this time I felt like it has been too long a period for me to return to tennis. I didn’t have the energy to do so either. I don’t blame it specifically on anything I did. Being a top athlete in any sport is not easy. There are times where I blame myself. There were moments in my career where I wish I would have been able to take a step back or not take it as seriously. I was living in this bubble where everything was tennis. As the years went on, and as I became better, I took away more and more of the things I enjoyed to do. I thought this is what I needed to do to be the best I could be. It was all worth it if I won my matches and ranking improved, but if I didn’t it felt as if everything was f**ked. I see it now as just a sport. My biggest issue was not having that on and off switch. Tennis doesn’t make it easy to ‘turn it off’ and you have to find ways during the season to take care of yourself and just rest.” @rsoderling Go to behindtheracquet.com for extended stories, podcasts and merch.

Una publicación compartida por Behind The Racquet (@behindtheracquet) el

"Vivía en una burbuja"

"No culpo específicamente a nada de lo que hice. Es cierto que hay momentos en que me culpo a mí mismo. Hubo momentos en mi carrera en los que desearía haber podido dar un paso atrás o no tomarlo tan en serio. La realidad es que vivía en esta burbuja donde todo era tenis", relató. “Pensé que esto era lo que tenía que hacer para ser el mejor. Valía la pena si ganaba mis partidos y el ranking mejoraba, pero si no lo hacía, sentía que todo estaba jodido”.

Soderling se ha considerado siempre un enfermo del tenis y esta enfermedad que frenó en seco sus aspiraciones le ha servido de aprendizaje en la vida para ver al tenis como lo que es, solo un deporte.“Ahora lo veo solo como un deporte. Mi mayor problema fue no tener ese interruptor de encendido y apagado. No podía cambiar mi mentalidad entre mi vida profesional y las situaciones fuera de la cancha. Es verdad que el tenis no hace que sea fácil apagarlo y tienes que encontrar formas durante la temporada para cuidarte realmente y descansar”.

Al tenista sueco le ha quedado la espina de estar más años luchando con los mejores de este deporte. “Miro hacia atrás y deseo tener algo más que tenis. Ojalá pudiera haber estudiado al menos algo alrededor de los 20 o 21 años. La carrera de tenis de cualquiera no es muy larga, siempre habrá un después y llega más rápido de lo que piensas. Tener algo más para dejar de pensar en el tenis a veces te puede permitir sentir menos presión. Pensé que solo debía pensar en el tenis”.

"Nadie volverá ganar 12 veces"

Soderling finalizó la charla hablando del sambenito que se le quedó marcado por su victoria a Rafa Nadal. "La gente siempre habla de mí cuando vencí a Rafael Nadal en 2009. Por supuesto que fue un gran sentimiento. No creo que nadie en el mundo esperaba que ganase ese partido. Fue difícil porque justo después de estrecharle la mano me di cuenta de que no eran las finales. Pensé para mí mismo: ‘Está bien, no seas tan feliz, no te relajes demasiado’. No quería ser el tipo que venció a Rafa, pero luego perdía en la final. Sólo quería mantener la concentración porque si te relajas, pierdes un partido fácilmente.

11 años después se ha dado cuenta del logro conseguido. Sobre todo porque solo dos tenistas han vencido a Nadal en Roland Garros y el español suma ya 12 títulos en el torneo galo. “En ese momento no me di cuenta de cuán grande fue el logro. Recuerdo volver al vestuario y recibir unos 350 mensajes de texto. Aprecio todo el apoyo que recibí ese día y sigo obteniendo por ganar ese partido, pero la historia más grande es Nadal. Nunca veremos a nadie ganar 12 Roland Garros de nuevo”.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios