Por 6-2 y 7-6

Novak Djokovic le cierra la puerta a Rafa Nadal y la ATP Cup se decidirá en el dobles

El serbio se impuso al español en dos sets y empata la eliminatoria para Serbia. Nadal no estuvo fino y, aunque se entonó en la segunda manga, no precisó en los momentos finales

Foto: Novak Djokovic celebra su victoria ante Nadal en la final de la ATP Cup. (Reuters)
Novak Djokovic celebra su victoria ante Nadal en la final de la ATP Cup. (Reuters)

Novak Djokovic le cerró la puerta de la gloria a Rafa Nadal. El serbio, solidísimo durante todo el torneo, le ganó la madre de todas las batallas (por número de enfrentamientos) al balear y empató la eliminatoria de la ATP Cup para Serbia (6-2 y 7-6). Bautista ganó el primer duelo a Lajovic, pero Rafa no pudo hacer lo propio después y todo se decidirá ahora en un dobles donde Nole volverá a saltar, pero no un Nadal sin fuerzas en el depósito, como él mismo se ha encargado de asegurar en rueda de prensa. Djokovic es el mejor sobre esta superficie, de la que ya es monarca absoluto si a eso le añade techo (como ocurre en Sídney). Rafa estuvo poco preciso en el primer set y, pese a que mejoró las prestaciones tanto al servicio como al resto en la segunda manga, no pudo estirar el choque hasta el tercer set.

España tendrá que seguir peleando si quiere sumar el doblete mundialista con esta primera ATP Cup. Rafa Nadal no tuvo demasiadas opciones. Djokovic fue superior en todo momento, demostrando que en este tipo de pistas tiene armas de sobra para salir con éxito de cualquier compromiso, ya puede ser el número uno o no. El duelo, eso sí, estuvo repleto de puntos imposibles que hicieron las delicias de todos los espectadores, sobre todo de los serbios, el público mayoritario dado la gran colonia balcánica que existe en Australia. En un partido que se esperaba igualado, Djokovic desmontó todas las teorías demasiado pronto. El de Belgrado estuvo solidísimo ante un Nadal que continúa dubitativo y errático. En cuartos ya empezó a flaquear y este domingo ante Nole continuó en esa senda negativa, sobre todo al servicio.

Rafa Nadal lamenta haber desperdiciado una de las bolas de 'break' que tuvo contra Djokovic. (EFE)
Rafa Nadal lamenta haber desperdiciado una de las bolas de 'break' que tuvo contra Djokovic. (EFE)

Con la lengua fuera

El serbio arrancó disparado, con el firme deseo y el convencimiento necesarios para salir triunfador. Su saque, espectacular; su juego de red, preciso. El 6-2 al término del primer parcial no era para nada engañoso. Hasta dos veces le quebró a Nadal, incapaz de llevar la iniciativa en los intercambios tras sus segundos. El español, malhumorado, llegó a quejarse varias veces al juez de silla por los ruidos que escuchaba en las gradas cada vez que se disponía a sacar. En este sentido, los serbios también ganaron. A Nadal empezó a inquietarle todo, desde los ligeros recados del público hasta los que le endosaba su rival en cada punto. A Rafa tampoco parecía convencerle mucho las charlas con Francis Roig en cada descanso. Ningún plan le garantizaba el éxito ante un Novak impoluto y dominador. Desde 2013 (US Open) el manacorí no le gana en este tipo de superficie y se nota en la confianza. Además, Djokovic en Australia parece que siempre tiene un extra en la recámara.

Por suerte, la segunda manga deparó mayor igualdad entre ambos, aunque las sensaciones eran prácticamente las mismas. Un Djokovic muy serio ante un Nadal nervioso que, pese a sus intentos, no conseguía rascarle ningún 'break' a su rival. Tuvo tres bolas para ello en el quinto juego, pero las desaprovechó. Novak no bajó el ritmo y el encuentro entró en la fase decisiva. Tanto uno como otro intercambiaban a estas alturas grandes golpes y 'passing shots', como no podía ser de otra forma. Igual le faltaron horas, pero no espectáculo al cruce entre los dos grandes cabezas de cartel de la competición. Ninguno estaba dispuesto a ceder, pero al balear se le notaba a contracorriente todo el rato. Con la lengua fuera, Nadal consiguió forzar el 'tie break'. El serbio no tuvo problemas para imponerse y volvió a dar un paso adelante para salir vivo y darle una bala más a su Selección. En líneas generales, poco que discutirle. Novak estuvo fino en todos los aspectos del juego. Salió indemne de las pocas situaciones de peligro que tuvo en contra y tumbó por 29º vez al español. El dobles, donde sí jugará él pero no Nadal, decidirá la final.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios