Granollers también estuvo magnífico

Rafa Nadal y por qué Argentina cree que no jugó contra un país, sino contra un tenista

Tras la derrota de Carreño, el balear salió con un plus extra de motivación para acabar en menos de una hora con Schwartzman y luego finiquitar en el dobles. España, en semifinales de la Copa Davis

Foto: Nadal y Granollers se abrazan tras ganar a Argentina el tercer partido de cuartos. (Reuters)
Nadal y Granollers se abrazan tras ganar a Argentina el tercer partido de cuartos. (Reuters)

Costó, pero se consiguió. España disputará esta tarde (17:30h) las semifinales de la Copa Davis ante la Gran Bretaña de Andy Murray. Rafa Nadal y Marcel Granollers echaron el resto en plena madrugada del sábado para acabar con la rebelión de Argentina. Una eliminatoria exigente, sacrificada y agónica en la que la balanza cayó de lado español porque el efecto Nadal siempre da un plus extra. Como con Croacia en el útimo encuentro de la fase de grupos, Rafa volvió a anteponer su deseo de ayudar a sus compañeros al físico que tanto le conviene cuidar. Saltó de nuevo al ruedo tras el duelo individual contra Schwartzman, al que arrolló en apenas una hora, y sonrió. Siempre solidario, el español lució un crespón negro (también su pareja en el dobles) en recuerdo del padre de Roberto Bautista, que desgraciadamente falleció el pasado jueves. La Selección le dedicó el triunfo al castellonense, que tuvo que bajarse del carro, como es lógico.

España tuvo que levantar una eliminatoria que se le había puesto muy cuesta arriba por el tropiezo de Pablo Carreño. El asturiano sustituyó a Bautista en el primer envite contra Guido Pella e hincó la rodilla. Desfondado tras más de dos horas de partido, no pudo hacer frente al de Bahía Blanca en un tercer set para olvidar. Carreño notó la falta de ritmo, pues era su partido de debut en esta Davis. "Está recagado", se le escuchó decir a Gastón Gaudio, capitán sudamericano. Exhausto y sin ideas, los nervios también jugaron en su contra. Lástima, el de Gijón, antaño top 10 mundial, no pudo competir como deseaba y el roto lo tuvo que arreglar el de siempre. Contar con Rafa es un lujo. Algunos aficionados argentinos salieron de la Caja Mágica compartiendo opinión: no jugaban contra un país, sino contra un tenista. Ese no es otro que el número uno del mundo, que no hace prisioneros.

Rafa Nada se dispone a ejecutar un saque durante su partido contra Schwartzman. (EFE)
Rafa Nada se dispone a ejecutar un saque durante su partido contra Schwartzman. (EFE)

Schwartzman no compareció

El de Manacor, experto en lidiar con la presión en todas las superficies y competiciones del circuito, no le tembló el pulso y pasó por encima de Diego Schwartzman, raqueta número 14 de la ATP, como si nada. A buen seguro que el porteño tendrá pesadillas con su ídolo de la infancia, con el que actualmente mantiene una gran relación e incluso entrena en ocasiones en la academia que el español tiene en su localidad natal. El argentino, que había recibido grandes muestras de apoyo durante las últimas horas por parte de sus compatriotas en redes sociales, estuvo lejos de su mejor versión. Simplemente, ni compareció (6-1 y 6-2). Su imagen, muy decepcionante. Nueve ocasiones ha tenido para vencer a Rafa, no ha podido en ninguna. Ya es el tercer tenista que más veces ha retado al balear sin haberle ganado, solo por detrás de Richard Gasquet (16 intentos) y Paul-Henry Mathieu (10). De espíritu guerrero, Schwartzman fue una sombra del deportista que normalmente suele compromer a cualquier rival.

Es Madrid, es la Davis, es territorio Nadal: 27 victorias suma ya de forma consecutiva aquí. Está claro que representar a España le sienta de maravilla. Abrió con un 'ace', cerró con otro. Como en el anterior encuentro contra el balcánico Borno Gojo, volvió a aplicar un primer servicio espectacular para llevar la iniciativa en los puntos (24/24). 'El Peque' no pudo ni acercarse a la bestia. Su saque ha mejorado tanto que ahora es una de sus armas de destrucción masiva.

La Caja Mágica (más mágica que nunca) se llenó de esperanza. Ya solo quedaba rematar. Aún no se había anunciado oficialmente, pero nadie lo dudaba: Rafa sería de la partida en el dobles y así fue. Sergi Bruguera ni se lo pensó, Feliciano tampoco. Nadal estaba desatado y con el colmillo afilado, había que aprovecharlo. Entre gritos de "¡A por ellos!" el manacorí volvió de vestuarios con Granollers, su particular Marc López, dispuesto a despedir a la dupla formada por Leonardo Mayer y Máximo González.

Nadal celebra eufórico el pase de España a las semifinales de la Davis. (EFE)
Nadal celebra eufórico el pase de España a las semifinales de la Davis. (EFE)

La tensión creció en la Manolo Santana, pues el marcador estuvo igualado en sus dos primeros sets. Un constante toma y daca entre ambas parejas. Nadie daba su brazo a torcer hasta que al final los sudamericanos izaron la bandera blanca tras dar la suficiente guerra. En este tercer encuentro cabe destacar muy especialmente la gran labor de Granollers, notable doblista (18 títulos), que guió y templó a un Rafa acelerado en algunas fases del partido. Es normal, no deja de ser oro olímpico en dobles (Rio de Janeiro 2016), pero rara vez suele prestarse a competir en esta especialidad. De los 'passing-shots' y voleas del barcelonés 'La Armada' sembró parte del camino. A la Davis de Piqué le falta público, pero le sobra épica. Cuando el reloj marcaba la 1:10 de la noche, España sacó el preciado y costoso billete a semifinales.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios