Estará en la Caja Mágica

El nuevo infortunio de Rafa Nadal en la Copa de Maestros (y su cita con la Davis de Madrid)

El número 1 del mundo venció a Tsitsipas, pero no dependía de sí mismo y cayó eliminado del torneo londinense. A pesar de todo, el balear se siente feliz y ya piensa en su próximo objetivo

Foto: Nadal lamenta un punto fallado ante Tsitsipas en su partido de este pasado viernes. (EFE)
Nadal lamenta un punto fallado ante Tsitsipas en su partido de este pasado viernes. (EFE)

No pudo ser, Rafa Nadal intentó aferrarse a la Copa de Maestros, pero este no es su torneo. Por unas cosas o por otras, la suerte le es esquiva en Londres. Este viernes cumplió con su papel: venció a Tsitsipas (6-7, 6-4 y 7-5), pero Medvedev no pudo hacer lo propio más tarde con Zverev. Así las cosas, el balear se quedó fuera de unas semis que le hubieran enfrentado al suizo Roger Federer. El duelo número 41 entre ambos tendrá que esperar. Finalmente, Rafa pagó caro el peaje por su falta de ritmo en el primer duelo ante Zverev, al que llegó muy justo de entrenamientos tras los problemas en los abdominales que le obligaron a retirarse de París-Bercy. Ese tropiezo le condena ahora, pues no dependía de sí mismo. El título aquí se le sigue resistiendo.

Rafa se centrará desde ya en la Copa Davis, pues confirmó su asistencia en la rueda de prensa posterior al enfrentamiento contra el heleno: "Si no clasifico a semifinales iré a Madrid con confianza porque he ido jugando mejor y mejor". La Caja Mágica ya le espera...y con los brazos abiertos. España, que arranca el martes contra Rusia, no tiene un grupo fácil y la presencia del manacorí se hace necesaria. Allí estará, de nuevo en superficie dura y bajo techo, características que no le van bien a su juego, para entregarse al máximo. Puede que sea menos fiero y más vulnerable que en tierra batida, pero contra Nadal siempre cuesta y esto es algo que se contará en los libros de historia del tenis. Que se lo digan a Medvedev, que no estará finalmente en la capital española según informan medios rusos, y ese 5-1 con el que todavía tiene auténticas pesadillas nocturnas.

A Nadal se le nota falto de chispa, pero nunca pierde la confianza y fe en sus posibilidades. Contra Tsitsipas realizó su mejor encuentro de largo en Londres. Le exigió el revés con ahínco, golpeó profundo, estuvo sólido al servicio y fue paciente en la búsqueda de fisuras a su rival. Aunque dejó escapar varias bolas de 'break', mantuvo la concentración en todo momento y aumentó su agresividad con precisión de cirujano para decantar la balanza a su favor. El esfuerzo de Rafa no resultó para avanzar de ronda, pero sus sensaciones son buenas y las molestias parecen haber desaparecido por completo: "Soy capaz de aguantar aunque mi preparación no haya sido la ideal. Cuanto más tiempo paso sobre la pista, mejor me siento", explicó.

Rafael Nadal, tras vencer al griego Tsitsipas en Londres. (Reuters)
Rafael Nadal, tras vencer al griego Tsitsipas en Londres. (Reuters)

Trofeo al número uno

Este viernes a Rafa no se le notó el cansancio de su duelo el miércoles contra Daniil Medvedev, a todas luces épico. Contra el griego, que ya estaba clasificado, se fue hasta casi las tres horas. Partido igualadísimo, de tú a tú. Los detalles a nivel mental volvieron a sonreír al español, que sabe que esta es su principal arma. No está en modo rodillo, pero es el que mejor compite del circuito. Se espera que Rafa viaje de inmediato a Madrid para concentrarse con sus compañeros en la Selección capitaneada por Sergi Bruguera. La buena noticia tras su eliminación es que dispondrá de más días de descanso. El balear podrá preparar de forma exhaustiva el inicio de la nueva Davis, formato modificado por la empresa Kosmos perteneciente a Gerard Piqué, futbolista del Barça, donde será una de las principales atracciones.

Es posible que Rafa no viera el encuentro que le podía haber dado el pase a las semis de Londres. "Quizá vaya a cenar con la familia", comentó. No quería angustiarse. A pesar de todo, Nadal se marcha de Inglaterra con un sabor dulce, más teniendo en cuenta que no aterrizó en las mejores condiciones posibles. "Yo ya hice mi trabajo [...] Llegué aquí sin preparación por la lesión y el primer día fue duro. Solo había entrenado un set antes del partido contra Zverev y es el peor torneo para llegar sin margen en lo físico, ya que en otros quizá puedas tener suerte con el cuadro, pero aquí me enfrentaba a uno de los mejores del mundo en esta superficie", indicó.

Tras su victoria ante Tsitsipas, el manacorí recibió a pie de pista el trofeo que le acredita como número uno del ranking ATP a final del curso. Esta será la quinta vez en su carrera deportiva que termine el año al frente de la clasificación de jugadores, hecho que no se esperaba hace tan solo unos meses, cuando una inoportuna lesión en Indian Wells puso en duda el resto de su calendario. "El equipo y la familia jugó un rol importante este año, quizá más que otras veces porque ha habido momentos muy difíciles al inicio de la temporada en cuanto a lesiones que me desmoralizaron un poco. No les puedo agradecer suficiente todo el apoyo. Estoy súper feliz, la verdad". Que mantenga el ánimo, fundamental para los intereses de 'La Armada' en la búsqueda de su sexta 'ensaladera'.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios