conquista su noveno abierto italiano

El 'Ferrari' de Rafa Nadal en Roma y el desquiciado Novak Djokovic

Rafa Nadal conquistó su noveno Masters 1.000 de Roma y lo hizo ante Novak Djokovic, quien le ve como favorito para levantar nuevamente la copa de los Mosqueteros de Roland Garros

Foto: Rafa Nadal, celebrando su victoria este domingo. (EFE)
Rafa Nadal, celebrando su victoria este domingo. (EFE)

En Madrid, a sus conocidos ya les advertía de que si su tenis poco a poco iba mejorando, en lo que notaba un gran progreso era en su cabeza, la madre del cordero en el deporte de élite. Se estaba autoconvenciendo de que su fortaleza mental se estaba pareciendo a la que ha intimidado al tenis mundial desde que se hiciera profesional en 2002. Este domingo, en el Masters 1.000 de Roma y ante Novak Djokovic, Rafa Nadal hizo buenas sus expectativas de la Caja Mágica ganando al número uno del mundo en el Foro Itálico (6-0, 4-6 y 6-1), poniendo al serbio contra las cuerdas… y desquiciándole.

Era el inicio del tercer set cuando Djokovic comenzó a dar raquetazos contra el polvo de ladrillo del suelo romano. Fue el primer síntoma de que después de sobreponerse en el segundo set a un mortífero inicio de partido, lo iba a tener crudo. El 6-0 del balear inicial, además de único (ninguno de estos tenistas se había quedado a cero en un set en sus 54 enfrentamientos) cogió por sorpresa a todos, incluyendo el balcánico. En algún momento de ese primer set, Nole sonreía ante el huracán que estaba pasando por la pista romana. Nadal había cogido la aceleración de un Ferrari para dejar seco en la salida a su rival.

Resoplidos, una patada futbolera a una bola, los mencionados raquetazos o las comentadas sonrisas irónicas de Djokovic. Gestos que hablan de cómo sufrió el serbio ante el español en un choque que sitúa a este último con un Masters 1.000 más que aquel (34 a 33). Rafa solo se ha presentado una vez en Roland Garros sin haber conquistado un título antes… y este 2019 no será la 'segunda excepción'. Parece que Rafa ha vuelto a tiempo para 'su' torneo de París.

“Rafa ha sido demasiado fuerte”

“Es un honor. Siempre me acuerdo de la primera vez que vine aquí en 2005, y muchos años después volver a ganar esta copa significa mucho. Ganar un título es importante, pero lo más importante es sentirme competitivo. Luego, si tengo este nivel, sé que tengo mis opciones. Fue un gran partido, jugué bien y ahora disfruto”, comentó al acabar el partido Rafa. Quien lo sufrió, Nole, admitió su músculo: “Rafa ha sido demasiado fuerte hoy, felicidades a él y a su equipo. Su nivel fue muy alto, pero yo no estaba fresco de piernas. Jugué los últimos tres partidos por la noche y las condiciones son completamente distintas”, también indicó el tenista, que el día 22 cumple 32 años.

El mordisco de Nadal. (EFE)
El mordisco de Nadal. (EFE)

Rafa ha encontrado su tenis, las lesiones le han respetado y su cabeza, como vaticinó a un conocido en Madrid, se ha fortalecido para pasar de caer en tres semifinales a ganar una final ante el número uno del mundo, el que le derrotó este año en la final del Open de Australia. Quizás este no sea el mejor Rafa Nadal de siempre, pero se parece mucho, y ha vuelto a demostrar que un torneo en tierra batida depende de él mismo. Si se muestra tan fiero e intratable como este domingo, ningún rival podrá frenar la conquista del duodécimo Roland Garros.

El asunto es mantener este nivel y, viendo lo ocurrido en Roma, Djokovic sitúa a “Nadal como favorito número uno, sin duda. Luego vienen todos los demás”. En unos días, se saldrá de dudas.

Tenis
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios