Tenis - Open de Australia: Juan Carlos Ferrero y animales, como Nadal, que ahora destruyen al rival. Noticias de Tenis
CHARLA CON EL ENTRENADOR DE ZVEREV

Juan Carlos Ferrero y "animales", como Nadal, que ahora "destruyen" al rival

Juan Carlos Ferrero, exnúmero 1, es actualmente el entrenador del cuarto del mundo, el alemán Alexander Zverev. En una charla con El Confidencial desmenuza a su pupilo y la actualidad del tenis

Foto: Juan Carlos Ferrero y Alexander Zverev en este Open de Australia. (EFE)
Juan Carlos Ferrero y Alexander Zverev en este Open de Australia. (EFE)

“¡Va para rato, eh!”. Avisa Juan Carlos Ferrero. Lleva entrenando una hora y media con Alexander Zverev en las pistas ‘indoor’ del Centro Nacional de Tenis de Melbourne, y todavía le queda una más. Está fino, hace de ‘sparring’ y de entrenador. Le corrige de vez en cuando, le anima en español y también le tira bolas a la línea. Alexander Zverev y Jez Green, el preparador físico, se ríen. Está para volver a jugar. “Bueno, con entrenar un poquito más”, dice sonriendo Ferrero justo antes de empezar una charla de tenis con El Confidencial este lunes, poco después de que su pupilo cayera en el Open de Australia con el también verdugo de Djokovic, el surcoreano Hyeon Chung.

Después de cinco años, el valenciano ha vuelto a los viajes, aunque no sean tantos pero “siempre cuestan. Era un proyecto bastante chulo, ilusionante y me subí al carro”. Ahora es el entrenador, junto al padre del jugador alemán, del número cuatro del mundo, ‘Sascha’ Zverev, quien tiene tan solo 20 años: “Le intento transmitir las vivencias que yo tuve para afrontar los momentos complicados que él va a tener a partir de ahora. El haberme llamado es para tener una persona en el equipo que haya pasado por todos esos momentos que él también quiere pasar”. Con toda esa experiencia habla de la evolución en el tenis, de Federer y Nadal, y la importancia de la mentalidad del tenista.

“Ni Federer es siempre suficientemente bueno”

Durante 2017, los aficionados al tenis pudieron disfrutar de los ‘nuevos’ Roger Federer y Rafa Nadal. Quienes se repartieron los títulos de los cuatro ‘Grand Slam’. ¿Qué cambió? “Federer ha cambiado la forma de jugar de hace dos años a aquí. Rafa, también. Uno siempre va aprendiendo y puede mejorar y puede cambiar”. Pero claro, no es tan fácil para el resto del pelotón: “El resto de jugadores tiene que mejorar y crecer día a día. Nunca se es suficientemente bueno, ni siquiera Federer, hay que tener la ambición de seguir creciendo cada día”.

Pero la manera de jugar no fue lo único que los dos tenistas modificaron: “Rafa y Roger tuvieron el año malo (en 2016), hicieron un parón grande y volvieron a recargar pilas, a ponerse bien físicamente y ahora están yendo muy fuerte y con muchas ganas. Se les ve muy bien y con posibilidades a todo”, explica Ferrero, justo la mañana anterior al abandono por lesión del tenista manacorense. Entre las claves, el cambio en el calendario, empezar a cuidarse y a protegerse más: “Eso con la edad es necesario. Ya no pueden jugar tantos torneos, estar bien, bien a tope en veinticinco semanas… Federer está jugando doce o trece semanas y Rafa también va a jugar menos. Eso simplifica las cosas y quieren estar bien para los torneos que tengan”.

Precisamente el año pasado Novak Djokovic dio un paso hacia atrás, cambió mentalmente y sufrió problemas en el codo que le obligaron a parar varios meses. ¿Es necesario tener un bajón para volver a estar arriba? “Digamos que es normal, no sé si es necesario. Pero si un tío está cinco o seis años seguidos casi sin perder un partido, que tenga un año regular pues lo veo normal”.

“Los niveles van a ir subiendo porque es así”

A la sombra de Federer y Nadal, varios jugadores jóvenes fueron escalando posiciones en el ranking, Grigor Dimitrov, Dominic Thiem, Zverev, a la vez que otros veteranos fueron cayendo, como Stan Wawrinka, Djokovic, Andy Murray o Tomas Berdych. Y algo más atrás, otro grupo está emergiendo. Jóvenes, altos y grandes, pero rápidos ¿El nivel de hace quince años era mejor que el de hace treinta? “Las comparaciones no me gustan nada. Hace quince años las raquetas eran diferentes, las bolas, las pistas eran más rápidas. También físicamente ahora se es más grande. La vida va evolucionando, y el físico de casi todo el mundo, excepto de Schwartzman (1’70 metros), son todos animales. Ahora se juega más a destruir al rival que a construir como era antes jugadas, jugadas… Rafa antes era más defensivo, intentando construir más jugadas. Ahora es más ofensivo. Se ha dado cuenta de que todo el mundo juega más rápido porque físicamente cada vez son más fuertes. Digamos que se juega diferente. Me molesta en sí decir, el nivel de hace quince años era inferior al de hace cinco. No es justo. La vida va evolucionando, los niveles van a ir subiendo porque es así”.

En la presente edición del Open de Australia, este tipo de jugador está apareciendo con más protagonismo. Como Kyle Edmund (49), 23 años y 1’88 metros y que disputará las semifinales frente a otro ‘gigante’, Marin Cilic (6). También, el verdugo de Ferrer en primera ronda, Andrey Rublev, de 20 años y 1’88 metros o el propio pupilo de Ferrero, ‘Sascha’ Zverev, que ya tiene cinco Masters 1000 y no es precisamente pequeño (1’98 metros).

Pero a estos chicos les falta algo para estar a la altura (no literalmente) de un ‘top 3’ y quedarse para ganar ‘Grand Slams’: “Este juego es muy muy mental, físicamente todo el mundo ahora está muy bien. Está claro que físicamente hay que estar al 100%, pero mentalmente si uno quiere ser el mejor tiene que ser diferente a los demás, tiene que estar al 200% y si no lo estás se ven esas carencias”.

“Joe macho, ha jugado el partido de su vida”

“Es un cómputo de cosas. La generación con 20 años se despista muy fácilmente, tienen que ir creciendo y saber que hay ciertas cosas que no pueden hacer en un día de partido. A la que te despistas veinticinco minutos pierdes un set, (Zverev) se despistó 45 y perdió dos”, señala Ferrero poniendo como ejemplo el partido entre su pupilo y Hyeon Chung, que posteriormente venció a Djokovic, donde el surcoreano remontó tras ir dos sets abajo.

Y hay que saber manejar toda la presión, afrontar nuevas situaciones, momentos tensos, finales de partidos, partidos más largos a cinco sets… “Ahora, cada jugador que juega contra él tiene un extra de motivación por estar él donde está”, explica Ferrero hablando de Zverev. “Eso también tiene que aprenderlo. A veces me dice, ‘Joe macho, es que este ha jugado el partido de su vida’. Claro, porque todo el mundo da un extra contra los mejores. Eso es así”. No tienen nada que perder… “Claro, el año pasado estaba el veinticinco (del mundo), bien, cómodo, y de repente se mete cuatro, gana master 1.000, no sé qué… la bola de expectativas es demasiado grande y es un cambio muy grande al que se tiene que adaptar”.

¿Cómo se trabaja eso? “Intentar que juegue al tenis y siga creciendo, si realmente se fija este año como objetivo ganar un ‘Grand Slam’, al final jugará tan tenso que no lo podrá ganar. Federer ganó su primer ‘Grand Slam’ con 22 años. No tiene que tener prisa. Tiene que jugar, disfrutar dentro de la pista y ser muy intenso. Y a partir de que sea muy intenso, el nivel de tenis lo tiene”, explica el valenciano haciendo hincapié en la intensidad, ya que cree que es uno de los aspectos donde más tiene que mejorar el joven alemán. “Si él mantiene la intensidad que normalmente mantiene, sobre todo al principio, será un jugador muy difícil de batir”, asegura.

Tenis
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios