La última oportunidad de Venus Williams para cerrar ciclo ante Muguruza
  1. Deportes
  2. Tenis
su última victoria en wimbledon fue en 2008

La última oportunidad de Venus Williams para cerrar ciclo ante Muguruza

Hace un mes, la mayor de las Williams lloraba por la muerte de Jerome Barson, el anciano que murió en el accidente de tráfico en el que se vio involucrada. Ahora, a la final con Garbiñe

Foto: Venus Williams celebra su pase a la final de Wimbledon. (EFE)
Venus Williams celebra su pase a la final de Wimbledon. (EFE)

Venus Williams sale llorando de su primera rueda de prensa en Wimbledon. Hace apenas una semanas murió Jerome Barson. Un anciano de 78 años que no sobrevivió al accidente de tráfico en el que se vio involucrada la tenista. Denunciada y en el punto de mira por, supuestamente, saltarse una señalización de tráfico. Pero, una vez puesta en libertad tras dar negativo en la prueba de alcohol y drogas, puso rumbo a Londres. La pista central de Wimbledon le devolvió la sonrisa. Ahora, absuelta de todos los cargos según el informe policial, se planta en la final que jugará contra Garbiñe Mugurza.

La hermana mayor ganó su última final en Wimbledon en 2008. Supone casi diez años de esquía en 'la catedral' inglesa que puso en duda la hegemonía que vaticinó la mayor del apellido Williams. En aquella final se enfrentó ante su hermana. “¡Serena usa la fuerza!”, se oyó desde la pista central en un partido con más silencio de lo normal. Su padre, Richard Williams, se había marchado de nuevo a Estados Unidos. No quería ver cómo sus hijas luchaban por la bandeja dorada: “Es como verlas pelear en el salón de casa”. Aquel día, al menos, la menor venció en 'aces'. La mejor habilidad de Venus, pero que no pudo desarrollar con comodidad como consecuencia del factor meteorológico. Las fuertes rachas de viento que azotaron la moqueta verde le impidieron destacar por su servicio.

Ganar esta edición de Wimbledon sería cerrar el círculo. La actual pentacampeona de Wimbledon ganó su primera 'Venus Rosewater Dish' en 2000 tras derrotar a Lundsay Davenport. Fue en el 2000 cuando Muguruza, su rival este sábado, aún tenía siete años y acababa de salir de Caracas para asentarse en Barcelona junto a su familia. “Estoy llamando a la puerta para ganar el título”, dijo la tenista que con 37 años se consolida como la segunda tenista más veterana de la historia en plantarse en la lucha por coronar en territorio inglés. Lo hizo Martina Navratilova en 1994 cuando perdió aquella final legendaria para el deporte español. Una joven e bisoña Conchita Martínez derrocó a la americana de adopción para comenzar a escribir su leyenda como la única jugadora española en conseguir tal hazaña. 237 días son los que diferencian a Venus de Martina en el récord de longevidad.

A un paso de su sexto Wimbledon

6-4 y 6-2 son sus números en el partido que le dio el pase a la final. Derrotó a Johanna Konta, finalista del torneo en 2015, en algo menos de una hora y cuarto. Partido cómodo para la estadounidense, que hizo los deberes tras ver cómo Garbiñe se quitaba de encima a Rybarikova en una hora con un 6-1 y 6-1. Diez años después, ahora sí, Venus dominó su pase a la final del torneo gracias a la potencia de sus tiros. La afro-americana ha sacado varias veces a más de 180 kilómetros por hora, lo que la ha catapultado hasta la última ronda de la competición. Su perfil deportivo destaca por su profundidad y velocidad. Le gusta jugar en la línea de fondo y, sobre todo, liderar el ataque. La diestra es su preferida, pero es capaz de lanzar de revés con contundencia.

Venus Williams ostenta 7 Grand Slam sumados a lo largo de su carrera como tenista individual y 49 torneos de la WTA, por los que se ha embolsado 36.000.000 dólares en premios oficiales. En dobles, forma pareja con su hermana Serena, ahora embarazada a la espera de su primer hijo, que nacerá en agosto. Con ella, la que fuera mejor tenista del mundo en 2002, ha conseguido 14 Grand Slam y cuatro medallas de oro olímpicas. Precisamente, el tándem Williams es el vigente campeón de Wimbledon en parejas. Entre las hermanas se han hecho con los últimos 12 de los 17 trofeos. Los apellidos Mauresmo, Sharapova, Bartoli y Kvitova, por partida doble, han sido los únicos capaces de nublar la hegemonía familiar. Sin embargo, la rivalidad entre ellas nunca ha pasado desapercibida. Venus William no llegaba a dos finales de los 'grandes' desde 2003. En aquella ocasión fue su hermana la que le ganó el Open de Australia y Wimbledon. Actualmente es la número once del ranking de la WTA.

Venus Williams y su historia de superación

Pero la vida de Venus Williams no ha tenido un camino fácil. En 2011 tuvo que darse un respiro en su vida profesional tras ser diagnosticada con el síndrome Sjögren durante el transcurso del US Open. Se trata de una enfermedad que altera las funciones inmunitarias de nuestro organismo. El sistema inmunitario falla y ataca a las partes sanas de nuestro propio cuerpo. Así, debilitó a la tenista, que sentía sus ojos y boca permanentemente secos. Y es que uno de los síntomas es que las glándulas que producen las lágrimas y la saliva funcionan de forma equivocada. Pero su calvario no quedó ahí, hace tan sólo unos meses de vio involucrada en un accidente de tráfico en el que murió Jerome Barson. El anciano no superó un traumatismo craneoencefácilo, producido por el choque, tras dos semanas hospitalizado. “Estoy destrozada”, declaró en su primera rueda de prensa en esta edición de Wimbledon. La misma que tuvo que abandonar entre lágrimas. El accidente, que se produjo en Palm Beach Garden, residencia habitual de la tenista, mermó su moral, que ahora revitalizó con su pase a la final.

Será un partido más que sumará a sus más de cien disputados sobre la hierba inglesa. Enfrente tendrá a Garbiñe Muguruza, con la que ya se vio las caras en 2015. En aquella ocasión, la copa Suzanne Lenglen cayó del lado español. Muguruza, con 22 años, ganó su primer Roland Garros. 5-7 y 4-6 fue el resultado de aquella final con París como testigo de su incredulidad: entre lágrimas, miró al juez de silla, Pascal María, para que le confirmase su hazaña. Quién sabe si este sábado volverá a hacer historia con Conchita Martínez, que también se ha enfrentado a la americana, como entrenadora. De momento, Venus avisa: “Intentaré dejar el apellido Williams lo más alto posible”.

Wimbledon Garbiñe Muguruza Venus Williams Tenis WTA Conchita Martínez
El redactor recomienda